Estalla el escándalo del espionaje político en Cataluña que será investigado

'Método 3' hizo casi 300 informes "sensibles" sobre PP, PSOE, CIU, jueces y deportistas

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña ha organizado ya un grupo especial

Sáenz de Santamaría: si se demuestra se actuará con contundencia

Pere Navarro: el PSC no espía a nadie y pide una investigación policial "a fondo"

Homs no cree que haya un proceso de espionaje "a gran escala" en Cataluña

nacional

| 15.02.2013 - 14:52 h
REDACCIÓN

El escándalo del espionaje político abarca ya a toda la clase política catalana. La red de escuchas y grabaciones secretas en Cataluña realizó entre 200 y 300 informes sobre políticos, al parecer, de diferentes partidos, pero también empresarios, jueces y hasta deportistas. La Jefatura Superior de Policía de Cataluña ha organizado ya un grupo especial para investigar estos casos de espionaje político, sin precedentes, para el que han pedido refuerzos a la Unidad Central de Madrid.

La empresa de detectives privados 'Método 3' realizó entre 200 y 300 informes de "contenido sensible", según han informado fuentes de la investigación, que añaden que en los trabajos de esta agencia se incluyen partidos políticos como PP, PSC y CIU así como otros sectores como el judicial y el deportivo, concretamente del mundo del fútbol. Los investigadores consultados cifran en más de 20.000 las fichas realizadas por Método 3 si bien no han precisado la cantidad de información con la que cuenta la Policía Nacional para realizar sus averiguaciones.

Este jueves el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró en los pasillos del Congreso de los Diputados que hay "mucha información" sobre las presuntas escuchas ilegales en Cataluña, y que el asunto se va a investigar "muy a fondo".

Los investigadores además tienen conocimiento de la existencia de trabajos realizados por 'Método 3' en el mercado y que se están vendiendo y advierten de que no sólo informan sobre actividades políticas sino que también hay trabajos sobre aspectos personales.

Otras fuentes consultadas, han añadido que entre las pesquisas de los investigadores se encuentra la de determinar el fin con el que 'Método 3' realizaba sus grabaciones; si eran aleatorios y luego buscaban posibles interesados en comprar esa información, si era por encargo, o si se mezclaban ambas cosas.

PSC: DESDE EL 3% DE MARAGALL HASTA LAS DENUNCIAS DE ALICIA CAMACHO

Hoy se sabe también que el PSC encargó investigar -desde la época de Maragall- las supuestas comisiones del 3% de CIU aunque los socialistas lo niegan.

Todo empezó a desvelarse en noviembre, cuando una mujer, María Victoria Álvarez, antigua novia del hijo de Jordi Pujol denunció ante la Policía el presunto blanqueo de dinero que realizó el hijo mayo del expresidente de la Generalitat que viajaba periódicamente a Andorra y que en uno de esos viajes vio que llevaba fajos de billetes de 500 euros.

Pero resultó que no era la primera vez que lo contaba: en 2010 se lo había contado en una comida en un restaurante en Barcelona a la líder del PP catalán, Alicia Camacho. La conversación fue grabada por una empresa de detectives, Método 3, pero ¿a petición de quién?

El diputado del PSC en el Congreso y exsecretario de Organización del partido, José Zaragoza, sobre quien recayeron las sospechas, negó que su partido hubiera contratado a Método 3 y también anunció que se querellaría para defender su "derecho al honor" por las informaciones que le acusaban de espiar al PP.

Según El Mundo, Zaragoza buscaba nexos entre el caso Palau y la fortuna de los Pujol.

Pero no es el único caso. Y es que según El País, un exempleado de la agencia, Policía jubilado, habría entregado en la Jefatura superior de polícia de Cataluña decenas de informes sensibles, incluido el audio del encuentro en el restaurante "La Camarga", que incluyen investigaciones a políticos, empresarios, jueces y fiscales. Hasta el expresidente del Barcelona, Joan Laporta figuraba entre los clientes.

La propietaria del resturante ahora admite que contrató a Método 3. Una sola vez, dice, y para espiar a un trabajador. Y que no tenía ni idea de que hubiera micros.

Pero otras fuentes apuntan la relación de amistad entre el dueño de la Agencia de detectives y la propietaria del restaurante "La Camarga".

Otro nexo relevante: Elisenda Villena, reconoció que hizo por parte de Método 3, los trabajos de seguridad contratados en la sede socialista. Villena sostiene que "querían mirar su seguridad y yo les estuve haciendo un barrido" para comprobar si tenían instalados micrófonos ocultos.

Ella afirma no saber nada sobre la supuesta grabación de una conversación entre la presidenta del PP, Alicía Sánchez-Camacho, y la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, en el restaurante de Barcelona.

Elisenda Villena es hermana de una asesora del Partido Socialista de Cataluña.

Hoy, el primer secretario del PSC, Pere Navarro ha salido al paso. Se ha declarado "consternado y preocupado" por las noticias sobre el espionaje que se están sucediendo en los últimos días, y ha asegurado que la empresas de seguridad que contrató el PSC siempre fueron para llevar a cabo tareas ordinarias en su sede.

"Yo se lo he preguntado varias veces al anterior secretario de Organización, José Zaragoza y me ha dicho que no tiene nada que ver. Yo tengo que creerlo --a Zaragoza-- y tengo que creer también la documentación que he encontrado en los servicios correspondientes del partido socialista", ha zanjado.

En declaraciones a TVE, el líder de los socialistas catalanes ha insistido en que el PSC nunca ordenó hacer escuchas ilegales a sus rivales políticos y pide que haya una investigación policial "a fondo y rápida" que aclare este asunto.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha limitado a señalar que "a mí el espionaje político me parece repugnante. Me parece repugnante si se hace en Barcelona y si se hace en Madrid. Siempre".

SE EXTIENDEN LAS SOSPECHAS

La Policía Nacional sospecha de que en Cataluña hay más casos de espionaje ilegal a políticos que están investigando más allá de esa conversación grabada en un restaurante entre la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y la exnovia del Jordi Pujol Ferrusola, Maria Victoria Alvarez Martín, según explican fuentes conocedoras de la investigación.

Según 'La Vanguardia', la Policía lleva cabo averiguaciones para comprobar si existe una red de espionaje que podrían afectar a varios partidos políticos con "horas y horas de grabaciones ilegales", y para ver si la agencia de detectives Método 3 hizo varias operaciones de este tipo en dos restaurantes de Barcelona.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, confirmó este jueves que la Policía está investigando "a fondo" el presunto espionaje y aseguró que tiene "mucha información" al respecto.

Camacho anunció este miércoles que demandará a esta agencia de detectives por estas supuestas escuchas ilegales y "lamentó la falta de ética, de principios y de convicciones del resto de fuerzas políticas catalanas". "Critican ahora el espionaje "y no lo han hecho desde el lunes, cuando se supo que el PPC había sido víctima de escuchas ilegales".

CiU Y LA GENERALITAT SE DESMARCAN

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern de Cataluña, Francesc Homs, no se lo cree. Este viernes expresó su convencimiento de que, a pesar de lo que ha traslucido públicamente, no existe "espionaje a gran escala" en Cataluña.

Asegura que no le constan contratos de CiU con la empresa de detectives Método 3 que presuntamente realizó "escuchas ilegales" a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y a la exnovia de Jordi Pujol i Ferrusola, y no ha descartado que, incluso, estas acciones tengan que ver con el proceso soberanista en Cataluña.

Homs ha insistido que él nunca ha dado crédito a los asuntos de espionaje que siempre le han parecido "cosa de las películas de James Bond" y ha insistido en que se investigue con celeridad y se aclare lo que está pasando, máxime cuando existe un marco de "desconfianza mutua, de todos entre todos".

Asimismo el líder de UDC, Josep Antoni Duran, asegura que "UDC jamás ha contratado un detective para investigar nada, y menos a terceras personas". Durán dice que "en los últimos tiempos, no he tenido ninguna sensación de sentirme espiado",y ha reclamado la "máxima diligencia" de la Fiscalía y la Policía para poner los hechos en manos de un juez.

EL GOBIERNO PROMETE "LLEGAR HASTA EL FINAL" EN LA INVESTIGACIÓN

Mientras, el Gobierno de la Nación prometió hoy que el Ministerio del Interior y los responsables de la Policía Nacional en Cataluña van a "llegar hasta el final" en la investigación sobre los casos de espionaje descubiertos recientemente, aunque aseguró que debe de tratarse de una práctica "muy acotada".

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "si se confirma" que una agencia de detectives espió a dirigentes políticos catalanes se trataría de "delitos muy graves" y habría que "actuar con la contundencia que corresponde".

Sáenz de Santamaría señaló que el Ejecutivo piensa colaborar "en todo lo posible con la investigación" a través del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional y confió en la acción de los tribunales porque "en este país la Fiscalía funciona y los jueces funcionan".

A su juicio, "si se demuestran (los hechos), lo que tiene que hacerse es castigarse" a los responsables, aunque adujo que el Gobierno no tiene constancia de "quién espiaba ni quién compraba los informes". "Es una conducta muy grave que, tengo que decirle que puede que allí se haya generalizado en esta trama que ustedes llaman, pero no es lo habitual. No veo a la gente dedicándose a esto", añadió la vicepresidenta para restar cierta importancia al asunto.