España, más paro y más hipoteca

La tasa de desempleo se sitúa en el 20,3%, la más alta de la eurozona

El Euríbor sube y elevará las hipotecas en unos 72 euros anuales

nacional

| 31.08.2010 - 12:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El desempleo en la zona del euro se mantuvo estable en julio en el 10%, un porcentaje que no ha registrado cambios desde marzo pasado, mientras que en toda la Unión Europea siguió estancado en el 9,6%, una cifra que permanece inalterada desde el pasado febrero.

En España, el desempleo volvió a subir en julio hasta situarse en el 20,3%, la tasa más alta de los Veintisiete y más del doble de los socios de la moneda única, según los datos corregidos estacionalmente y difundidos hoy por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

En julio de 2009, el paro afectaba al 9,6% de la población activa en los países del euro, al 9,1% en el conjunto de los Veintisiete y al 18,4% en España.

Eurostat estima que en toda la UE había unos 23,05 millones de personas desempleadas en julio, de las cuales 15,83 millones pertenecían a la zona euro; tras un descenso con respecto a junio de unos 45.000 parados en los Veintisiete y unos 8.000 desempleados en los socios de la moneda única.

Además de España, las mayores tasas de desempleo se registraron en Letonia (20,1%) y Estonia (18,6%), aunque los datos de estos dos países corresponden al primer y segundo trimestre de 2010, respectivamente.

MAS HIPOTECA

Pero no ha sido la única mala noticia económica. El Euríbor a doce meses, tipo al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, cerró agosto en el 1,421%, casi nueve centésimas por encima del nivel de agosto de 2009 (1,334%), con lo que el indicador suma su quinto mes consecutivo de subidas y eleva las hipotecas de revisión anual y semestral por primera vez desde noviembre de 2008.

El índice situó hoy su tasa diaria en el 1,414%, una milésima por debajo del nivel que marcó ayer, con lo que su media mensual se sitúa en el 1,4209% (1,421%). De las 22 sesiones de agosto, ha repuntado en ocho ocasiones, ha bajado en otras siete y se ha mantenido estable durante cinco días.

De este modo, el Euríbor ha logrado contener en agosto la agresiva escalada que registró en julio, con 19 sesiones seguidas de repuntes y con subidas diarias que llegaron a alcanzar las diez centésimas. Sin embargo, pese a los descensos registrados durante algunas sesiones, ha entrado en una espiral que no tiene vuelta atrás. Los expertos aseguran que podría cerrar el año en el entorno del 1,5% o 1,6%.

La subida del Euríbor encarecerá las hipotecas por primera vez en 21 meses, aunque los repuntes aún serán leves y los bolsillos de los consumidores apenas lo notarán. Un usuario con una hipoteca media de unos 150.000 euros, a 25 años y con un diferencial medio del 0,80%, pagará a partir de agosto una cuota de 651 euros, frente a los 645 euros que pagaba hace un año. Esto supone una subida de unos seis euros al mes y de unos 72 euros al año.

Los usuarios con hipotecas de revisión semestral registrarán un subida de 14 euros al mes, ya que en agosto pagarán 645 euros, frente a los 637 euros que pagaban en febrero, cuando el Euríbor se situaba en el nivel del 1,225%. La subida se eleva hasta los 84 euros al semestre.

LAS SUBIDAS SERAN PROGRESIVAS

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) explicó a Europa Press que lo importante del repunte no es tanto la subida de las hipotecas, que serán leves, como el cambio de tendencia que supone, ya que el recorrido que le queda al Euríbor es al alza. En este sentido, subrayan que el indicador ha abandonado ya su suelo, que se situó en el entorno del 1,21%, y a partir de ahora las subidas serán progresivas y moderadas. Asimismo, indican que no hay que alarmar al consumidor por los repuntes que registrarán las cuotas de los préstamos, pero subrayan que cada vez serán mayores, en especial, si el Banco Central Europeo (BCE) sube los tipos de interés.

Los analistas de Atlas Capital también señalan en este sentido que las subidas serán leves, ya que los dos factores que podrían provocar un fuerte crecimiento del indicador son una subida de tipos de interés o un mayor tensionamiento del mercado interbancario como consecuencia de la falta de liquidez y, a su juicio, ninguno de estos dos hechos van a producirse en el corto plazo.

Los analistas de Renta 4 también coinciden en señalar que los futuros del Euríbor apuntan hacia una subida leve y prolongada hasta que el BCE suba los tipos de interés, hecho que, a su juicio, podría producirse en al segundo o tercer trimestre de 2011.