España califica de injusto el reparto de imigrantes propuesto por Bruselas

Margallo: "España hace esfuerzos que los países del norte no hacen para proteger las fronteras de todos"

Bruselas abierta a discutir con los países los criterios para repartir demandantes de asilo

Hollande rechaza cuotas de refugiados y acuerda con Merkel estudiar un modelo

nacional

| 19.05.2015 - 15:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha pedido a la Comisión Europea que, a la hora de repartir a los demandantes de asilo entre países, no "imponga" unos criterios que corresponden "a la realidad de los países del norte frente a los del sur", porque España está haciendo "esfuerzos que ellos no están haciendo para proteger las fronteras de todos".

Margallo ha defendido los recelos del Gobierno ante la propuesta de reparto de refugiados presentada por Bruselas y, junto a los esfuerzos que hace España en control de fronteras e integración de inmigrantes, ha esgrimido la tasa de paro. A su juicio, no tiene sentido que un país como España, con un 23 por ciento de paro, tenga que acoger un porcentaje de refugiados mayor que otros "con pleno empleo y cosas que ofrecer".

En entrevistas en Onda Cero y Cadena Ser, el ministro ha argumentado que, aunque los refugiados se distingan de los inmigrantes en que huyen de la guerra o la persecución, una vez en el país de acogida tienen las mismas necesidades y hay que darles "trabajo, educación y sanidad, porque son personas humanas".

"Hay que atenderlos, porque si no son objeto de explotación por las mafias, por empresarios que quieren contratarlos para ahorrarse Seguridad Social y pagar sueldos bajos. Si no tienen trabajo y vivienda están en condiciones realmente miserables", ha proseguido.

Margallo ha hecho hincapié en que la propuesta de Bruselas es "embrionaria" y "no está suficientemente elaborada, así que le ha pedido a la Comisión "que concrete", porque habla de porcentajes cuando "las personas son personas y hay que atenderlas una por una".

Bruselas ha planteado que España acoja a 1.549 personas dentro de un programa para acoger de manera legal a demandantes de asilo y, además al 9,1 por ciento de los demandantes de asilo que tengan que ser reubicados desde los países más afectados por la presión migratoria (Italia, Grecia y Malta), y eso es lo que el Gobierno quiere ver concretado en cifras absolutas.

Sobre este asunto, ha puntualizado además que la mayoría de los que llegan a Italia no vienen de países en conflicto --ha mencionado Eritrea, Níger o Somalia--, de manera que no son asilados, sino que huyen "del hambre".

Para el Gobierno español, en la propuesta de Bruselas no están bien contemplados el paro de cada país y el esfuerzo realizado para contener la inmigración e integrar a los inmigrantes, que sólo ponderan un 10 por ciento cada uno, mientras la renta y la población ponderan un 40 por ciento. España, ha dicho, dedica "recursos ingentes" a "taponar" las vías de inmigración desde Marruecos, Mauritania y Senegal.

Margallo no ve contradicción en subrayar la recuperación económica que vive España y esgrimir el problema del paro en este asunto, porque "las dos realidades son ciertas". "Estamos dedicando muchos recursos a mantener la paz, a mediación, a control de fronteras, a la integración de inmigrantes y a crear empleo para españoles y no españoles, pero los recursos no son infinitos", ha zanjado.

En todo caso, el jefe de la diplomacia ha puntualizado que este asunto no se ha tratado aún en profundidad en el Consejo de la UE, que este lunes dio el primer paso para lanzar su misión militar para combatir a las mafias de tráfico de inmigrantes.

HOLLANDE RECHAZA CUOTAS DE REFUGIADOS Y ACUERDA CON MERKEL ESTUDIAR UN MODELO

El presidente francés, François Hollande, rechazó la aplicación de un sistema de "cuotas" para distribuir en la Unión Europea (UE) a los demandantes de asilo y acordó con la canciller alemana, Angela Merkel, estudiar un modelo que permita "repartir" el esfuerzo de acogida entre todos los países miembros.

En rueda de prensa en Berlín tras mantener un encuentro en la Cancillería alemana, Hollande y Merkel explicaron que han encargado a sus ministros de Interior que estudien un sistema para repartir los esfuerzos de acogida de refugiados en base a la propuesta de la Comisión Europea (CE).

No obstante, Hollande dejó claro su rechazo a un modelo de cuotas al considerar que "no tiene sentido" aplicarlas en una cuestión como el derecho de asilo. Quienes llegan a Europa de forma ilegal para buscar trabajo pensando que es un continente de prosperidad deben ser expulsados, subrayó, pero no se puede rechazar a aquellos que tienen derecho a solicitar asilo porque se haya superado una cuota.

BRUSELAS ABIERTA A DISCUTIR CON LOS PAÍSES LOS CRITERIOS PARA REPARTIR DEMANDANTES DE ASILO

La Comisión Europea ha abierto la puerta a discutir con los Estados miembro los criterios que ha definido para el reparto de demandantes de asilo y que según el Gobierno español no están bien ponderados porque pesan menos el criterio del nivel de desempleo en un país y no se tiene en cuenta el esfuerzo que hace un país en el control de la inmigración irregular en las fronteras externas de la UE.

Bruselas propuso el pasado miércoles un sistema de cuotas obligatorio para distribuir a los demandantes de asilo entre todos los Estados miembro y descargar así a los países afectados en primera línea por la crisis migratoria en el Mediterráneo, como Italia, Grecia o Malta en base a los criterios del Producto Interior Bruto, el tamaño de la población, la tasa de paro y la medida

"Habrá por supuesto la oportunidad de discutir más específicamente sobre los criterios" con cada Estado miembro, ha avanzado la portavoz del Ejecutivo comunitario en rueda de prensa, Natasha Bertaud, preguntada por si es posible que el Ejecutivo comunitario modifique la ponderación de los criterios tal y como ha solicitado el Gobierno español.