España asumirá "sin reticencias" la cifra de refugiados que le asigne Europa

Varias Comunidades piden al Gobierno coordinación y financiación para los refugiados

nacional

| 08.09.2015 - 13:21 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que España asumirá los refugiados que "diga la Comisión Europea sin reticencia". Según ha explicado Sáenz de Santamaría, en declaraciones a La Sexta, la discusión del plan que presentará la Comisión Europea "no estará en las cifras".

Confirmaba así la postura que ya avanzó en la tarde de este lunes 7 de septiembre el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en una conversación informal con periodistas, cuando expresó que España está dispuesta a asumir la cuota de refugiados que establezca la Comisión Europea, es decir, no tiene un límite, pues tiene capacidad para ampliar el sistema de acogida.

PACTO DE ESTADO

En cuanto a la propuesta del PSOE de alcanzar un pacto de Estado en inmigración, ha expresado la disposición del Gobierno a acuerdos. "A mi me gustaría que llegaramos a un acuerdo y ayer hablamos con el PSOE y podemos.

Ojalá nos pongamos de acuerdo", ha expresado la vicepresidenta. Sáenz de Santamaría ha recordado que el PP apoyó al PSOE "en su ley de asilo y este es un asunto de Estado en España, pero también en la Unión Europea".

Sáenz de Santamaría ha insistido en la necesidad de atajar el problema en origen y ha expresado la voluntad del Ejecutivo español de "ser el primero en llevar a cabo aportaciones para buscar una salida; hay que solventar el problema inmediato pero también dar una solución en el medio y largo plazo".

En cuanto a las diferencias en las políticas de asilo de Alemania y España, Santamaría ha reconocido que la población con estatus de refugiado residente en Alemania es muy elevada pero ha precisado que el perfil de migrante es distinto en España.

"La situación en nuestro país es distinta porque es una población inmigrante con carácter marcadamente laboral, nuestro perfil es diferente", ha indicado. Ha reconocido, no obstante, que en España el número de peticiones de asilo "va creciendo".

EL PSOE PIDE QUE NO DECIDA HACIENDA EL NÚMERO "EN FUNCIÓN DEL DINERO QUE LE SOBRA"

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, pidió "unidad" al Gobierno a la hora de concretar el número de personas que podría acoger y reclamó que "no manden al ministro de Hacienda a decidir cuántos refugiados hay que acoger en España en función del dinero que le sobra".

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, Hernando reclamó al Gobierno que "se tome en serio" este asunto de la crisis humanitaria en Europa y que no dé "versiones contradictorias" sobre la posición del Ejecutivo.

Hernando respaldó actuaciones como la del Ayuntamiento de Madrid con la pancarta de 'Refugees welcome' (refugiados, bienvenidos) y las manifestaciones en favor de los refugiados porque demuestran la "solidaridad de la sociedad española".

"Tenemos que alegrarnos de que España está dando un ejemplo de solidaridad en un momento difícil, también para los españoles, y sin embargo, viendo cómo las instituciones y las familias están dispuestas a ser solidarias con las personas que están huyendo de la muerte a veces poniendo en riesgo sus vidas", expresó.

EL GOBIERNO PLANTEA CONOCER EL PERFIL DEL REFUGIADO

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha destacado hoy la importancia de analizar los perfiles de los refugiados que acogerá España antes de concretar su distribución para facilitar la integración, aunque varias comunidades han criticado la "falta de concreción" y "lentitud" del Gobierno.

Báñez ha presidido la Conferencia Sectorial de Inmigración, con participación de las autonomías y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en la que se ha acordado que cada comunidad elabore un "inventario" de recursos disponibles para atender a las personas que vengan a España en busca de asilo.

En rueda de prensa posterior, la ministra ha insistido en que se va a acoger a todos los refugiados, prestándoles una atención individualizada.

"No es importante la cifra, sino las personas -ha enfatizado-; unos vienen con familias, otros con mayores, necesitan una atención personalizada".

Ha defendido que no se puede concretar un plan de actuación hasta que "no se conozcan esos perfiles" y ha emplazado a las comunidades a otra reunión posterior al 14 de septiembre, cuando está previsto que la UE acuerde qué número de refugiados acogerá cada país.

"Vamos a acoger a todos los que nos correspondan, porque España es solidaria, responsable y tenemos capacidad para ello", ha reiterado. "Lo urgente es la acogida -ha subrayado-, y lo importante es la integración real".

Ante las críticas de "falta de concreción", ha respondido que se queda con "lo constructivo" de la reunión: "No hay colores políticos, ni territorios, sino personas con sus circunstancias particulares" a las que se va a atender.

"Hay que trabajar sobre certidumbres para casar las necesidades de las personas con el mapa de disponibilidad de recursos. Es en lo que vamos a trabajar esta semana", ha insistido, con vistas a una acogida con eficacia y respeto de las leyes internacionales.

LAS COMUNIDADES RECLAMAN FINANCIACIÓN

Varias comunidades, como Andalucía, Aragón y Cataluña, han lamentado la "falta de concreción" por parte del Gobierno en la primera reunión entre la administración central y las autonómicas para tratar la acogida de refugiados.

En declaraciones a la prensa después de la Conferencia Sectorial de Inmigración, el consejero de Justicia e Interior de Andalucía, Emilio de Llera, ha asegurado que no ha habido "ninguna información", pues no se ha concretado sobre este asunto. "Hemos salido con la misma información de la que teníamos", ha señalado, cuando es necesaria para poder prever y planificar.

Ha esperado, así, que el Gobierno aporte esa información en la reunión a la que ha emplazado a las comunidades para después del 14 de septiembre, cuando la UE acuerde los contingentes de refugiados por países.

Ha precisado que no se trataba de conocer hoy la cantidad de refugiados, pero sí hablar del reparto y cómo van a venir, si de golpe o poco a poco, y qué fondos europeos habrá para todo ello.

Andalucía también ha destacado que se deben analizar las necesidades de los refugiados para facilitar la integración.

"Van a ser muy variopintas el grupo de personas que se van a desplazar -ha dicho el consejero-; muchos son profesionales como médicos, ingenieros y van a querer trabajar, también tenemos que tener en cuenta otros problemas como la atención de los niños y la sanitaria, que en Andalucía es universal".

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto, ha exigido al Gobierno "concreción y liderazgo" y definir la financiación, pues es un problema "urgente" y deben evitarse los guetos. La consejera de Bienestar de Cataluña, Neus Munté, también ha echado de menos concreción en los planteamientos del Gobierno y ha opinado que no se ha reaccionado "a tiempo", como en la mayoría de países comunitarios.

También ha demandado participar en el reparto de fondos europeos entre las comunidades para acoger a los refugiados. La reunión sectorial ha estado presidida por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, con la presencia de las comunidades y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).