España aportará a la coalición un avión cisterna, cuatro F-18, una fragata, un submarino y un avión de vigilancia

nacional

| 19.03.2011 - 18:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy que España participará en el establecimiento de una zona de exclusión aérea en Libia con un avión cisterna y cuatro aviones de combate F-18 que realizarán patrullas aéreas y despegarán esta tarde hacia una base italiana.

España colaborará también en el control del embargo internacional de armas al régimen de Muamar el Gadafi desplegando una fragata F-100, un submarino y un avión de vigilancia marítima.

Zapatero ha hecho este anuncio en rueda de prensa en la residencia del embajador de España en París, tras participar junto al jefe del Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez, en la cumbre organizada por el presidente francés, NicolÁs Sarkozy, para coordinar la intervención militar internacional contra el régimen de Muamar el Gadafi.

"España asume su responsabilidad para hacer efectiva la resolución de Naciones Unidas; asume su responsabilidad de proteger al pueblo de Libia", ha manifestado para ratificar la decisión de participar en la coalición de países que intervendrá en el país norteafricano.

Según ha explicado, los cuatro F-18 españoles con los que participará España en el establecimiento de una zona de exclusión aérea saldrán esta tarde hacia Italia y "previsiblemente mañana pueden estar ya a disposición de la coalición".

Zapatero, que ha informado al Rey Juan Carlos y al líder del PP, Mariano Rajoy, comparecerá el martes en el Congreso para pedir la convalidación de esta decisión.

Tras agradecer el apoyo público que ya han realizado la mayoría de los grupos parlamentarios españoles a esta iniciativa, ha pedido no comparar esta misión con la intervención militar en Irak en 2003.

A su juicio, Irak ha servido precisamente para que la comunidad internacional sólo haya decidido intervenir en Libia con una resolución del Consejo de la ONU "conforme a la legalidad internacional".

Esa resolución, aprobada por el Consejo de Seguridad, exigía "un alto el fuego inmediato al régimen libio", una exigencia que, según las últimas informaciones, no se ha cumplido, por lo que "la comunidad internacional ha de reaccionar".

"El régimen libio no ha acatado la resolución de Naciones Unidas, aún tiene la oportunidad de hacerla efectiva con carácter inmediato", ha señalado en línea con el discurso de Sarkozy.

Zapatero ha insistido en que España "asume su responsabilidad" para cumplir con la resolución, prestar apoyo humanitario al pueblo libio y "facilitar y trabajar en favor de las aspiraciones del pueblo de Libia para lograr una democracia en ese país que sea sostenible".

Los medios aéreos y navales ofrecidos por Zapatero puede suponer el despliegue de 450 militares

La aportación anunciada esta tarde por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la operación internacional para cumplir con la resolución de la ONU que busca parar los ataques de Muamar Gadafi a su propio pueblo puede suponer el despliegue de 450 militares.

En rueda de prensa en la Embajada española en París, tras participar en la 'cumbre para el apoyo al pueblo libio' convocada por el presidente Nicolas Sarkozy, Zapatero ha precisado que España contribuirá a la creación de una zona exclusión aérea en Libia con un avión cisterna y cuatro aviones de combate F-18, y al embargo de armas con una fragata, un submarino y un avión de vigilancia.

Según han indicado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, la dotación habitual de estos medios suma unos 450 efectivos, aunque el número exacto de militares españoles que participarán en la operación se decidirá en la reunión que mantendrá esta tarde la ministra de Defensa, Carme Chacón, en el Estado Mayor Conjunto de la Defensa, en la que participará el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez.

Las fuentes consultadas han informado de que, en concreto, la fragata que viajará al teatro de operaciónes será la F-100 Alvaro de Bazán. Sólo este buque conlleva una dotación de al menos 200 militares.