España agota su pescado propio para todo 2011 y a partir del lunes dependerá del pescado exterior

nacional

| 07.05.2011 - 18:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España agotará sus reservas pesqueras para 2011 a partir del 8 de mayo, es decir que si los españoles únicamente consumieran pescado de suministro propio, a partir del próximo lunes empezarían a depender del procedente del resto del mundo, de acuerdo al nivel de consumo anual, según un estudio de la New Economics Foundation (NEF, por sus siglas en inglés) y de Ocean2012.

El documento 'Fish Dependence', al que ha tenido acceso Europa Press, destaca además que España es el mayor consumidor de pescado de Europa y una de las principales naciones pesqueras del mundo. El informe expone el 'Día de dependencia del pescado' de los países europeos, un concepto que sirve para explicar a partir de qué día del año cada país y Europa en su conjunto comienzan a depender del pescado de aguas extra comunitarias. El citado día para el conjunto de la Unión Europea llegará el 2 de julio próximo.

Así, una de las principales conclusiones del informe es la creciente dependencia de la UE y, en particular, de España, del pescado que procede de otros países y denuncia "hasta qué punto los países de la UE están importando pescado y exportando la sobre pesca".

De este modo, recuerdan que los recursos pesqueros son renovables, pero según las cifras de la Comisión Europea los 27 pescan en sus aguas más rápido de lo que los pescados pueden regenerarse y, por eso, cada vez hay que ir más lejos para comprar el pescado de otros países.

UNO DE CADA TRES PESCADOS, EXTRANJERO

Respecto a España, el documento de NEF y Ocean 2012 pone de manifiesto que el 8 de mayo de 2011 es el día en que comienza a depender de los pescados de otros y apunta que, al ritmo de consumo actual, todo el pescado español se consume en el primer tercio del año, por lo que "aproximadamente dos de cada tres pescados consumidos en España proceden del exterior de la UE".

"La UE cuenta con unos de los mayores y más ricos caladeros del mundo, pero no hemos conseguido gestionarlos de forma responsable. Para satisfacer nuestro creciente apetito de pescado, sobreexplotamos nuestros caladeros y exportamos la sobre pesca a otras partes del mundo", ha explicado a Europa Press el coordinador político de Ocean 2012, Miguel Ortega, que ha añadido que la forma de parar esta tendencia que ha calificado de "catastrófica" es restaurar las poblaciones de peces europeas hasta niveles que permitan una pesca "sostenible" así como consumir "únicamente" lo que podamos pescar de forma segura y procurar la recuperación de las poblaciones pesqueras.

Además, el coautor del informe y miembro de NEF, Aniol Esteban, ha destacado que España, junto con Portugal y Francia, lidera la lista de "naciones depredadoras de peces" de la UE y, en ese sentido, considera que es "una pena" que el apetito de los españoles por los productos pesqueros no se acompañe de un mismo nivel de deseo de garantizar que haya pescado en el futuro.

A su juicio, comer más pescado del que pueden producir las aguas comunitarias es "jugar con el futuro" de los recursos pesqueros y las comunidades que dependen de la pesca, y pone en peligro los empleos y la subsistencia de muchas ciudades de la UE y de fuera de esta.

El informe 'Fish Dependence' revela que el día en que España entra en dependencia de pescado es ahora 3 semanas anterior al año 2000, lo que implica que el nivel de dependencia crece respecto al pescado procedente de otros lugares del mundo en periodos anteriores.

Asimismo, si se excluyera la producción de la acuicultura, la dependencia de pescado en España llegaría el 24 de marzo, ya que la cría de pescados en piscifactorías no ha logrado frenar la creciente dependencia exterior. Por su parte, el día de Dependencia del Pescado llega a Portugal el 26 de abril; a Alemania el 27 de abril; a Italia, el 30 de abril; a Francia el 13 de junio y al Reino Unido, el 16 de julio.

Hernández ha subrayado que si Europa tuviera que auto abastecerse con sus propios recursos sólo cubriría el 50 por ciento de su consumo, es decir, que tendría pescado para medio año, mientras que en el año 2000, el Día de la dependencia era el 4 de agosto y en 2010 era el 9 de julio. "En una década hemos perdido un mes", ha apostillado.

CADA ESPAÑOL CONSUME EL DOBLE DE PESCADO DE LA UE

De acuerdo a los datos, cada español consume una media de 44,8 kilogramos de pescado al año, es decir, un poco más del doble del consumo medio europeo, que está en los 22,1 kilogramos/año y por encima del consumo medio de pescado mundial, con 17,1 kilogramos/año.

Ante la realidad de los datos, el informe plantea que si la sociedad desea pescado y marisco sostenible tiene que asegurarse una política pesquera responsable, por lo que NEF y Ocean 2012 confían en que la reforma de la Política Pesquera Común de la UE "debe garantizar" la viabilidad de las pesquerías europeas, en vez de importar cantidades cada vez mayores de pescado y hacerlo desde más lejos.

Por otra parte, Aniol Esteban ha precisado que el objetivo del documento es explicar que en Europa "no se han gestionado bien los caladeros; estos son menos productivos cada vez; las capturas han bajado, mientras que el nivel de consumo ha crecido, lo que crea bancos de pesca "cada vez menos productivos", por lo que la flota pesquera española va cada vez más lejos con la flota de altura, de modo que uno de cada 5 pescados procede de aguas de fuera de Europa.

Igualmente, Esteban reconoce el papel jugado por la acuicultura, aunque cree que "no es suficiente, ni su papel tan relevante". Para calcular el Día de la Dependencia de Pescado se mide el nivel de autosuficiencia de un país, es decir cuánto pescado es capaz de producir en comparación con el que consume. En definitiva, ha hecho hincapié en que Europa podría producir "mucho más pescado" si tuviera sus caladeros en buenas condiciones.

Tanto Hernández como Ortega apuntan que las soluciones son "muy básicas", como asegurar que la cantidad de pescado que se extrae del mar no sea mayor de lo que el mar puede regenerar cada año; dar prioridad al principio de sostenibilidad; limitar las cuotas de pesca dentro de la nueva Política Pesquera Común, ya que en los últimos años, las cuotas pesqueras están en un 48 por ciento por encima de las recomendaciones científicas.

Finalmente indican que otras medidas recomendables serían utilizar los subsidios favoreciendo e invirtiendo en la salud de los ecosistemas, algo que, a su juicio, a largo plazo dará más beneficios que invertir en la sobre explotación; y favorecer con dinero y recursos la pesca responsable y la que genere más valor ambiental y social.