Escolares piden al Congreso su compromiso con la Educación en el mundo

nacional

| 23.06.2015 - 18:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Escolares de colegios de toda España han pedido este martes, 23 de junio, al Congreso de los Diputados que se involucren en la lucha por el Derecho a la Educación de todas las personas del mundo como parte de la Campaña Mundial por la Educación.

El evento ha estado presidido por el presidente de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Carlos Aragonés, junto al presidente de la Comisión de Educación, Miguel Ramis. Además han participado el director general de Entreculturas, Daniel Villanueva; el director adjunto de Entreculturas, Luis Arancibia; la directora de Ayuda en Acción, Patricia Moreira; y el director de Educo, José María Faura. Han acudido también diferentes diputados de todos los grupos parlamentarios de las comisiones de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Educación y Asuntos Exteriores.

La CME ha celebrado en España 29 actos de movilización en más de 25 ciudades, con la participación de más de 7.000 alumnos y docentes para llamar la atención de representantes políticos a nivel autonómico y nacional.

"Tengo que pedir que de la misma forma que nos damos cuenta de que en el resto del mundo nos queda mucho trabajo por hacer, os pido que améis lo que cada día están haciendo por la educación vuestros profesores, padres y madres, la sociedad. En educación no se gasta dinero, se invierte, se invierte en futuro", ha dicho Ramis tras la presencia del estudiantado.

Según CME, en 2015 unos 100 millones de niños y niñas en el mundo que no podrán terminar sus estudios de primaria. Señalan también que la insuficiente atención prestada a las minorías marginadas ha hecho que la probabilidad de que los escolares de las familias más pobres terminen la enseñanza primaria sea cinco veces menor que la de los niños y niñas de las familias más ricas.