Escaso seguimiento de la huelga en los comercios

Solo perceptible en centros de ciudades

nacional

| 14.11.2012 - 22:11 h
REDACCIÓN

El seguimiento de los comercios en la huelga general convocada este miércoles ha sido, en general, escaso y solo perceptible en los centros de las ciudades, sobre todo, cuando los comerciantes han echado el cierre ante el paso de piquetes.

La Confederación Española de Comercio ha asegurado que el pequeño y mediano comercio va a dejar de vender en el día de hoy productos por valor de unos 120 millones de euros, a pesar de reconocer que el seguimiento de la huelga general en el sector ha sido del 10 % hasta las 14:00 horas.

En este sentido, han destacado que el comercio ha abierto sus establecimientos con normalidad "absoluta" y que el seguimiento ha sido escaso en todo el territorio nacional, teniendo su mayor repercusión en las comunidades autónomas de Galicia y Asturias.

La mayoría de las incidencias, ha indicado, han estado relacionadas con la aparición de pegatinas de apoyo a la huelga en escaparates y fachadas de comercios, así como con el sellado de cerraduras con silicona.

Los mercados de abastecimiento han funcionado "normalmente", según los empresarios, como es el caso de Mercamadrid y Mercabarna, habiéndose producido sólo "algunos" incidentes en Mercavalencia, Mercagranada y Mercamálaga, aunque con menor presencia de clientes como explicó a Efe la Asociación de Mayoristas de Frutas Asomafrut.

Por su parte, en el sector de la gran distribución, el seguimiento a la jornada de huelga fue inferior al 4 %, según los datos recogidos por la patronal del sector, Anged. Los establecimientos han abierto con "cierta" normalidad sus puertas con incidentes "puntuales" debido a la concentración de piquetes informativos. La patronal de la confección, FEDECON, ha estimado que el 89 % de los trabajadores de este sector han acudido a sus puestos de trabajo con normalidad.

ALGUNOS INCIDENTES EN LOS COMERCIOS

Los incidentes más destacables en los comercios españoles se produjeron por la mañana debido a la presencia de piquetes informativos, en especial, en centros comerciales ubicados en el centro de las ciudades, aunque la fuerte presencia policial permitió su apertura.

Entre estos sucesos, está el que ocurrió en un supermercado de Granada, de la cadena Mercadona, donde irrumpieron quince encapuchados, que según la Policía pertenecían a un piquete, y que empezaron a causar destrozos en cajas registradoras y ordenadores, sin que se hayan registrado daños personales.

También muchos pequeños comercios decidían cerrar sus puertas al paso de los piquetes para abrir posteriormente. Así, en la madrileña calle Preciados, donde se concentran los principales centros comerciales (entre ellos el Corte Inglés), tenía sus accesos blindados por los antidisturbios que protegían así la totalidad de establecimientos abiertos a posibles, pero improbables, compradores. Precisamente, según la Confederación de Comercio de Madrid, tan sólo el 5 % de los trabajadores del comercio madrileño han secundado la huelga.

Por su parte, en Barcelona los comercios del centro han abierto sus puertas a medio gas, muchos de ellos con las persianas sin subir del todo y con una afluencia de clientes muy escasa, que según las patronales catalanas Foment y Fepime está en un 30 % en este sector.

No obstante, UGT y CCOO han destacado que en el conjunto de Cataluña el comercio ha cerrado sus puertas de manera mayoritaria. Según la patronal valenciana, Cierval, en este sector se ha registrado una nula incidencia y normalidad, con la apertura de centros comerciales y grandes superficies, con sólo algunos piquetes en bases logísticas, algo que también ha ocurrido en tras comunidades como Baleares o Canarias.

Entre las curiosidades de la jornada, está la de una empresa de zapatería familiar, que cuenta con tres tiendas en Pamplona, que ha decidido abrir sus puertas hoy y destinar el dinero de sus ventas a un comedor social.