Ermua llama a la unidad para construir la convivencia tras la derrota de ETA

nacional

| 13.07.2012 - Actualizado: 21:11 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Ermua ha homenajeado hoy al edil del PP de esta localidad vizcaína Miguel Ángel Blanco, secuestrado y asesinado hace quince años por ETA, en un sencillo acto en el que los asistentes han apelado de nuevo a la unidad social y política para, una vez "derrotada" la banda terrorista, "construir una convivencia plural" en Euskadi.

El acto, que se ha celebrado en la entrada del Ayuntamiento de Ermua, donde han sido depositadas flores junto a un busto de Miguel Ángel Blanco, ha estado presidido por la hermana del concejal asesinado, Mari Mar Blanco, y el alcalde de Ermua, Carlos Totorika.

También han acudido, entre otros, el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares; el presidente del PP de Bizkaia, Antón Damborenea; el portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor; los parlamentarios vascos de Aralar y UPyD Dani Maeztu y Gorka Maneiro, respectivamente; y ediles del PSE-EE, PP y PNV de Ermua.

Tras la ofrenda floral, la hermana del concejal asesinado ha abogado por lograr una "unidad social y política" que permita derrotar "las ideas totalitarias y excluyentes de ETA", una vez que "todos los demócratas" lograran "derrotar a ETA".

La también presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco ha destacado que en la actualidad se viven "momentos de esperanza e ilusión", pero, ha alertado: "no podemos bajar la guardia, porque aún nos queda mucho por hacer".

Ha reclamado la necesidad de "seguir unidos", de la misma manera que hace quince años, hasta que la banda terrorista se disuelva, entregue las armas, reconozca a las víctimas del terrorismo y pida perdón.

Mari Mar Blanco ha recordado a su hermano como "un ciudadano inocente" de Ermua que "amaba a su pueblo" y ha asegurado que el homenaje de hoy representa el reconocimiento a "todas y cada una de las víctimas del terrorismo y personas inocentes, a quienes les fue arrebatada la vida por defender la paz y la convivencia democrática".

El alcalde de Ermua, el socialista Carlos Totorika, ha incidido en que, tras haber "derrotado desde el punto de vista militar a ETA", es necesario "seguir trabajando para rematar la construcción de una convivencia plural en la que todos estemos cómodos".

Ha lamentado que, además de matar a Miguel Ángel Blanco, ETA se propusiera con su asesinato "quitar la vida y la libertad de todos los que tenemos ideas propias y no compartimos su visión del terrorismo", si bien ha asegurado que la banda armada no lo logró.

El alcalde ha agradecido a los vecinos de Ermua y de otras localidades que, tras el asesinato de Blanco, "defendieron la libertad", porque ha incidido en que "por la libertad merece la pena luchar".