Emotivo homenaje a las víctimas del accidente en el cementerio de Bonaval

nacional

| 31.07.2013 - 20:01 h
REDACCIÓN

El antiguo cementerio compostelano de Bonaval ha acogido esta tarde un emotivo homenaje civil a las víctimas del trágico accidente de tren ocurrido hace exactamente una semana en las cercanías de Santiago de Compostela.

Un sencillo acto en el que la música y el silencio ha sido el mejor homenaje a las víctimas mortales y a los heridos de la tragedia ferroviaria, y en el que se ha reconocido también el gesto humano y abnegado del personal de emergencias y los vecinos del barrio de Angrois, el lugar donde descarriló el tren.

El acto ha sido organizado conjuntamente por el Parlamento de Galicia, la Xunta y el Ayuntamiento, y al mismo han asistido el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la presidenta de la Cámara legislativa gallega, Pilar Rojo; el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, y el alcalde de Santiago, Ángel Currás.

También estuvieron presentes los miembros del Ejecutivo autonómico, así como numerosas personalidades del mundo de la política, la cultura, la educación y la sociedad civil gallega.

El gaiteiro Xosé Manuel Budiño ha sido el encargado de abrir el homenaje celebrado en los jardines del cementerio de Bonaval, a quien acompañaron la cantante Uxía y el guitarrista Sergio Tannus.

"QUEREMOS SABER LA VERDAD"

Sin duda, uno de los momentos más conmovedores se ha vivido con las intervenciones del portavoz de las víctimas, del de los vecinos del barrio de Angrois, y de quien representó al personal sanitario que intervino en los momentos posteriores a la tragedia.

María Esperanza Valle Pereira, que perdió a su pareja en el accidente, intervino en primer lugar y agradeció la presencia de los asistentes al acto, así como del personal de emergencias y sanitario que colaboró en el auxilio y apoyo a las víctimas y a sus familiares.

"Nos revelamos contra la tragedia", dijo en su intervención. "Queremos saber la verdad, que nos digan por qué pasó; pero no buscamos venganza, buscamos la paz para nosotros y para la memoria de los que se nos han ido", afirmó.

Esperanza Valle dijo que "si es cierto que el accidente se podía haber evitado, intenten que al menos no se vuelva a repetir".

También emotivo ha sido la intervención de Anxo Puga, presidente de la asociación de vecinos de Angrois, quien transmitió ánimo y sentimiento de compañía a las víctimas y a los familiares.

"Que en Santiago de Compostela encontraréis algún día la paz interior que anheláis, esa con la que son recompensados los peregrinos", afirmó.

"NUESTRA MAYOR RECOMPENSA, VUESTRO AGRADECMIENTO"

La psicóloga Ana Martínez se erigió en portavoz de sus compañeros y del personal de emergencias. "Bien queridos compañeros y compañeras de intervención, estamos aquí todos como un solo equipo, sin uniformes, sin chalecos, todos unidos y guiados por el dolor de las familias. Vuestro dolor es nuestro dolor, vuestro dolor nos condujo en nuestra labor", dijo.

"Nuestra mayor recompensa, vuestro agradecimiento; nuestra mayor satisfacción, saber que pudimos ser de vuestra ayuda", afirmó Ana Martínez.

Esta psicóloga ha tenido también palabras de afecto para los vecinos de Angrois, los primeros en echarse a las vías para socorrer a las víctimas.

"Gracias a vosotros sabemos que los héroes existen, que están entre nosotros, desconocedores de su condición", dijo, y destacó también la "entereza" de los familiares de las víctimas, a quienes transmitió el ánimo y el cariño de sus compañeros.

"El contacto con vosotros nos enseñó a ser más humanos y mejores profesionales", afirmó.

Ana Martínez finalizó su alocución leyendo un poema de una compañera que escribió los versos para este acto de homenaje y recuerdo a las víctimas y a sus familias.

MÚSICA Y POESÍA

El homenaje civil celebrado esta tarde en Santiago de Compostela ha sido presentado por los periodistas Francisco López Iglesias y Rosa Castro, que, con interpretación musical de fondo a cargo de la Real Filharmonía de Galicia, leyeron los nombres de las 79 víctimas mortales del accidente.

Los poemas tuvieron también cabida en este homenaje, y los versos de Rosalía de Castro y Uxío Novoneira sonaron entre las vetustas piedras de Bonaval.

La interpretación del himno gallego a cargo de la Real Filharmonía de Galicia, dirigida por el maestro Maximino Zumalave, cerró el acto en una calurosa tarde de verano compostelana.

Un momento sobrecogedor se ha vivido esta tarde en el lugar donde hace exactamente una semana, a las 20:41 horas, descarriló el tren Alvia que cubría el trayecto entre Madrid y Ferrol.

En ese lugar, los vecinos del barrio de Angrois esperaron con cirios que levantaron al paso del convoy, que circuló por la misma vía y cuyo conductor les respondió saludándolos con la mano.

VIGILIA DE ORACIÓN EN LA PLAZA DEL OBRADOIRO

Instantes después los habitantes de este pequeño lugar de la parroquia compostelana de Sar emprendieron una peregrinación hacia la Plaza del Obradoiro para celebrar a partir de las diez de la noche una vigilia.

Resultó un acto "muy simbólico, de silencio, oración y luz de esperanza", que se simbolizará con el encendido de velas, comentaron a Efe fuentes del Arzobispado compostelano.

En él estaba el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, el párroco de Sar, José Porto Buceta, y el alcalde de la ciudad, Ángel Currás.

El oficiante mostró la admiración común por aquellos que no han dudado en socorrer a las víctimas y pidió el encendido de velas "como símbolo de nuestra esperanza en medio de tanto dolor".

A continuación se dio lectura a la lista de fallecidos, paso seguido de silencio y una oración. Las velas quedaron depositadas en la verja del templo gallego.