El vicepresidente de la Junta de Andalucía critica las "amenazas" de Montoro por el déficit

Valderas dice que "pasarse unas décimas en el déficit no es el fin del mundo"

PP-A alerta de una deuda "reconocida" de la Junta de 2.718 millones y del "incumplimiento" del objetivo de déficit

Exige a Griñán que acabe ya con los "martes al sol del Consejo de Gobierno"

Diego Valderas (Diego Valderas)

nacional

| 07.12.2012 - 13:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, critica las "amenazas" a las comunidades autónomas realizadas por parte del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en relación al cumplimiento del déficit, al tiempo que ha advertido de que "pasarse unas décimas no es el fin del mundo".

En declaraciones a Europa Press, Valderas considera este viernes que ni las "amenazas ni los anuncios de intervención" puede ser el camino correcto, "al que solo se llega a través de la colaboración y la búsqueda conjunta de soluciones". "Parece que las amenazas van más a producir daño a los andaluces que a la búsqueda de soluciones", ha añadido el 'número dos' del Gobierno andaluz.

Tras apuntar que Andalucía no puede ser "presionada" más de lo que ya lo ha sido, Valderas ha insistido en que la Comunidad está haciendo "un esfuerzo superior" a sus posibilidades. Además, según ha indicado, Andalucía se encuentra en esta materia "muy lejos" de otras comunidades del PP y del propio Estado, "que no va a cumplir el déficit del 6,3 por ciento, según Montoro y De Guindos".

"Entre pasarse unas décimas y cumplir con la educación, la salud y la dependencia, yo me quedo con lo segundo", ha afirmado el vicepresidente de la Junta, quien ha considerado que hay que abrir un camino para "relajar" las exigencias de déficit, "que hunden a España y hacen más complicada para Andalucía la salida de la crisis".

Valderas, que ha indicado que las comunidades autónomas con mayor desigualdad no pueden aceptar el nivel de déficit impuesto "por injusto y discriminatorio", ha criticado que el Gobierno de la Nación use "el guante de seda" con los bancos, "que tanto daño han hecho y están haciendo a la economía nacional", y el "guante de hierro" con las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

"Montoro tiene que saber que cuando se actúa de esa manera se activa el mecanismo de la rebeldía y de la indignación parte de los ciudadanos", ha advertido el vicepresidente de la Junta, quien también ha censurado que el Gobierno de Rajoy "se apodere de todo el espacio de déficit y del control total de los ingresos, al tiempo que ahoga a las comunidades y corporaciones locales".

EL PP-A ALERTA DE UNA DEUDA "RECONOCIDA" DE LA JUNTA DE 2718 MILLONES

El PP-A alerta de que la Junta de Andalucía tiene "reconocida" una deuda de 2.718 millones de euros, a 30 de octubre de este ejercicio, que está suponiendo un "lastre" para la recuperación económica de la comunidad, a lo que se suma el "incumplimiento" del objetivo de déficit fijado para las autonomías.

En rueda de prensa, el secretario general del PP-A, José Luis Sanz, ha calificado este viernes de "moroso" al "bipartito de perdedores" que gobierna Andalucía y ha exigido al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que acaben ya los "martes al sol del Consejo de Gobierno" y se empiecen a tomar medidas para la recuperación económica y la generación de empleo, a través de las reformas que exige la sociedad.

Según los datos aportados por Sanz, la Junta de Andalucía tiene "reconocida", a 30 de octubre de este año, una deuda de 2.718 millones de euros, que afecta a todos los capítulos, salvo el relativo a gastos de personal, esto es, las nóminas.

Ha detallado que en el capítulo 2, que se refiere a gastos de consejerías, la deuda con proveedores asciende a 558 millones de euros; en el capítulo 4, transferencias corrientes, la deuda es de 768 millones (426 millones solo en transferencias corrientes a universidades; 118 millones a familias y entidades sin ánimo de lucro; 32 millones a corporaciones locales y 28 millones a empresas privadas); en el capítulo 6, inversiones reales, la deuda asciende a 249 millones, y en capítulo 7, transferencias de capital, a 953 millones de euros (9,7 a corporaciones locales para centros de infantil y primaria; 27 millones a empresas privadas y 20 millones de deuda por transferencias de capital con familias e instituciones sin ánimo de lucro).

Sanz ha precisado que esa es la deuda "reconocida" por la Junta, lo que no quiere decir que sea la única que tiene el "bipartito de izquierda radical". Ha preguntado a Griñán en qué se está gastando su Gobierno el dinero de los andaluces y, concretamente, el que está enviando el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ya ha destinado a esta comunidad más de 10.000 millones a través de diferentes instrumentos de financiación extraordinaria.

INCUMPLIMIENTO DEL OBJETIVO DE DÉFICIT

Asimismo, ha expresado su preocupación por que el Gobierno andaluz tampoco está cumpliendo el objetivo de déficit fijado para las comunidades en este ejercicio, del 1,5, toda vez que, al tercer trimestre de 2012, ya se situaba en el 1,63.

Según Sanz, Griñán nunca cumplió el objeto de déficit durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ahora va camino de incumplirlo también con el Ejecutivo de Rajoy. "Si las deudas del bipartito no se pagan, está claro que va a aumentar el déficit", según ha señalado el dirigente del PP-A, quien ha advertido al presidente de la Junta de que para cumplir el déficit solo hay dos maneras: hacer reformas y aplicar criterios de austeridad en la administración autonómica.

El número dos del PP-A ha preguntado a José Antonio Griñán cuánto va a tardar en acudir de nuevo al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Ha criticado que, martes tras martes, el Consejo de Gobierno no sea capaz de tomar medidas para la recuperación económica y la generación de empleo y solo se dedique a negar la evidencia y la realidad de la economía andaluza. Para Sanz, Griñán y su Gobierno se han convertido en un "auténtico lastre" para la recuperación económica en Andalucía, porque sigue empeñado en el "cúmulo de políticas socialistas fracasadas", a las que ahora se suman las "radicales" de IULV-CA.