El Tribunal Superior de Justicia de Madrid autoriza la manifestación de guardias civiles

Había sido prohibida por la Delegación del Gobierno en Madrid

El tribunal señala que "la prohibición excede el límite legal, vulnera un derecho fundamental"

nacional

| 16.09.2010 - 13:53 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha estimado hoy el recurso de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) contra la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid de prohibir la manifestación convocada para el próximo sábado y ha autorizado su celebración. En su sentencia, la sección octava de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Madrid concluye que los guardias civiles son titulares de los derechos de reunión y a la libertad de expresión y que éstos sólo pueden ser limitados por un motivo "legalmente tasado" y que guarde "proporcionalidad" con el bien jurídico que se pretenda proteger. Por tanto, el Tribunal declara nula la resolución de la Delegación del Gobierno, revoca la prohibición de la manifestación y dice que ésta podrá celebrarse "en la forma solicitada".

El auto señala que "la prohibición excede el límite legal, vulnera un derecho fundamental y ha de ser declarada nula de pleno derecho".

La Delegación del Gobierno en Madrid había prohibido la manifestación, convocada para pedir la equiparación de la jornada laboral de los agentes del instituto armado con la de los policías, alegando que tenía un "inequívoco carácter sindical" y que este tipo de actividad está vetado por ley a los guardias civiles.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid entiende, sin embargo, que el Gobierno identifica el carácter "profesional-laboral" de las reivindicaciones "con el carácter sindical" previsto en la ley "con la finalidad de justificar la prohibición" de la marcha.

Sobre la manifestación de guardias civiles, los magistrados recuerdan que la Ley Reguladora de Derechos y Deberes, aprobada en 2007, autorizó la creación de asociaciones de guardias "para la defensa y promoción de sus derechos e intereses profesionales, económicos y sociales", entre los que se hacía referencia expresa al horario de trabajo. "Resulta por lo tanto evidente, a juicio de la sala, que profesional y sindical son dos realidades distintas", añade la sentencia.

Los magistrados dicen también que la propia Delegación del Gobierno en Madrid había autorizado este mismo año dos concentraciones de guardias civiles en la vía pública en demanda de mejoras laborales, "sin que haya explicitado las razones que la han llevado a ese cambio de criterio, algo que escapa este tribunal".

Además, la Delegación del Gobierno también prohibió la concentración que la Asociación de Automovilistas Europeos (AEA) convocó para ese mismo día para dejar patente su apoyo a los agentes de este Cuerpo. En otra sentencia el mismo Tribunal ha desestimado el recurso presentado por la AEA contra esa prohibición y ha confirmado la decisión de la Delegación del Gobierno, que consideró que la convocatoria no se había presentado en los plazos legales.

Antes de conocerse la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, había dicho en un encuentro con periodistas que la autorización o no de concentraciones y manifestaciones es "competencia" de la Delegación del Gobierno.

No obstante, ha advertido de que el Ministerio del Interior "actuará en consecuencia" si durante la protesta, ahora autorizada, se produce algún hecho o declaración pública que excede de lo autorizado para los guardias civiles.

MEJORA DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO

La noticia sobre la resolución judicial del contencioso coincide con el anuncio del Ministerio de Interior de mejora de las condiciones de trabajo de los agentes de la benemérita.

En concreto, los guardias civiles tendrán derecho a librar dos días por cada festivo trabajo, algo que les supondrá, como media, unos catorces días más al año de libranzas.