El Tribunal Superior confirma el auto contra Mas, Rigau y Ortega por el 9N

Puigdemont les apoya y asegura que el habría obrado igual

nacional

| 15.09.2016 - 13:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau irán previsiblemente a juicio por su participación en la consulta del 9N por presunta desobediencia y prevaricación administrativa. La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha confirmado la resolución del juez instructor de la causa del 9N en la que concluía que debía seguirse acusación contra ellos.

De este modo se confirma el auto que recoge los indicios de la comisión de los delitos de desobediencia y prevaricación por la organización de la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014.

La sala ha desestimado el recurso de las defensas de los acusados argumentado que la decisión del instructor es ajustada a derecho, y aclarando que la respuesta a un recurso solo puede revisar la legalidad y fundamentación de la decisión recurrida, y ahora ya no queda más opción a recurrir.

Antes de que el instructor de la causa dicte el auto de apertura de juicio oral (cuando formalmente se mandará a juicio a los tres políticos), queda un paso previo, que es que las partes --acusaciones y defensas-- manden sus escritos de calificación, y si hay una acusación --lo que previsiblemente ocurrirá-- el juez mandará la causa a juicio.

En el auto, del 12 de septiembre, el tribunal argumenta que en este estadio procesal la Sala confirma el auto recurrido porque "el criterio del instructor se sustenta en una serie de indicios racionales en relación con los hechos que se identifican como punibles respecto de determinadas personas y este se motiva de manera suficiente y adecuada".

En su argumentación, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya rechaza que la causa esté instrumentalizada políticamente --tal y como afirman las defensas en sus recursos-- y destaca que el procedimiento es por un presunto delito de desobediencia a una comunicación del Tribunal Constitucional dirigida la presidente de la Generalitat y no por haber convocado el Govern un proceso de participación ciudadana para conocer la opinión de los catalanes sobre su futuro político.

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL FUE "CLARO"

Respecto al argumento que dan los encausados de que la resolución del Tribunal Constitucional no contenía un mandato expreso, concreto y terminante de suspender el proceso de participación, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya considera que el documento era "claro y comprensible para un ciudadano medio".

"El mandato del Tribunal Constitucional comportaba, para tener cumplida eficacia, una conducta de no hacer que debía implementarse mediante actuaciones positivas, todo ello en un plazo corto y concreto ya que el proceso participativo se hallaba previsto para cinco días más tarde", prosigue el auto.

Y a continuación lamenta que, pese a lo acordado por el Tribunal Constitucional, el proceso participativo tuvo lugar el día previsto "y, de hecho, contrariamente a lo que procesalmente se afirma, el President de la Generalitat se responsabilizó públicamente de haberlo impulsado".

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya responde a la defensa de Mas que, pese a que la Generalitat tiene competencia para convocar procesos participativos, en este caso concreto el Tribunal Constitucional había dictaminado lo contrario, y a Rigau y Ortega tampoco les admite el argumento de que no eran las destinatarias de la comunicación del Tribunal Cosntitucional, puesto que a su entender la conocían y aUn así participaron en actos vinculados a la organización de la consulta.

HOMS, AL SUPREMO

Esta decisión llega pocos días antes de que el exconseller y portavoz del PDC en el Congreso, Francesc Homs, comparecezca en el Tribunal Supremo en calidad de investigado por el 9N acompañado por Mas, así como otros líderes del partido, diversos consellers, el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, y el líder de JxSí en el Parlament, Jordi Turull.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, han expresado este jueves el apoyo del Govern a Homs antes de que declare: "No estarás solo", ha dicho Puigdemont.

PUIGDEMONT: HABRÍA ACTUADO IGUAL

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha descartado hoy que los artífices de la consulta del 9N incumplieran leyes, sino que "reforzaron" el Estado de Derecho al cumplir con el "encargo sagrado" de la ciudadanía, y ha remarcado que él, si tuviera que tomar decisiones "análogas", haría lo mismo que el anterior ejecutivo de Artur Mas.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, han realizado hoy conjuntamente en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat una declaración institucional de apoyo al diputado en el Congreso Francesc Homs, con el que se han reunido antes de que el próximo lunes, día 19, comparezca ante el Tribunal Supremo por la consulta del 9N.

La declaración, sin preguntas de la prensa, ha tenido lugar poco después de que haya trascendido otra novedad judicial sobre la misma consulta soberanista, pues el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha avalado ya la decisión del juez instructor de dejar a un paso de juicio al expresidente catalán Artur Mas y a las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega por los delitos de prevaricación y desobediencia.

Puigdemont ha remarcado que el Govern se siente "solidario" y ha asegurado que si tuviera que tomar decisiones "análogas", haría "exactamente lo mismo", dado que la democracia se "muscula" promoviendo la "participación" de la ciudadanía, a través de consultas, y no a con la "judicialización".El presidente catalán ha subrayado que Homs "no estará solo" cuando acuda al Supremo como tampoco lo estarán Mas, Ortega y Rigau.