El terremoto registra más de 45 réplicas, todas por debajo de tres grados

Aún se desconoce si hay una falla en la zona que haya podido provocar el terremoto

nacional

| 24.02.2015 - 12:19 h
REDACCIÓN

El terremoto que este lunes se ha registrado en Ossa de Montiel (Albacete) ha dejado ya un total de 27 réplicas en este municipio y otras 18 en otras localidades cercanas, que en total suman 45 temblores posteriores al seísmo de las 17.16 horas, según datos del Instituto Geográfico Nacional.

El portavoz de la Red Sísmica Nacional, del IGN, Emilio Carreño, ha precisado a que hasta el momento se han registrado 45 réplicas, aunque seguramente "habrá más, pero de menor intensidad" porque desde la Red se calcula la magnitud y la localización cuando superan la magnitud 1,5. "Tenemos conocimiento de que tres de ellas han sido sentidas por la población, la mayor ha sido de magnitud 2,7", ha apuntado.

Así, el movimiento sísmico de 5,2 magnitud Richter y que se produjo a 10 kilómetros de profundidad y 10 minutos después se produjo la primer réplica, a 15 kilómetros de profundidad y con una magnitud 1,8. Justo dos minutos después tuvo lugar una posterior réplica de magnitud 2,5 y a una profundidad de 21 kilómetros.

Esa ha sido la tónica de las réplicas en Ossa de Montiel, que de forma alterna han variado tanto en profundidad como en su intensidad. En concreto, destaca una réplica de magnitud 2,3 y que se produjo muy cerca de la superficie, a 2 kilómetros de profundidad. La última de ellas se produjo a las 4.56 horas de esta madrugada.

Por su parte, en Munera se han producido siete réplicas de magnitud hasta 2,5 Richter hasta la mañana de este martes. Mientras, solo 16 minutos después del temblor en Ossa de Montiel se produjo a 21 kilómetros de profundidad un sismo de magnitud 1,7 en El Bonillo, que después ha registrado cuatro temblores más, todos ellos de magnitud igual o inferior a 2. También han tenido actividad en los municipios de Villarrobledo y en Santa Fe de Mondújar.

El último de los temblores de este martes se ha registrado en Munera y ha tenido una magnitud de 1,9 Richter a las 9.06 horas.

RÉPLICAS EN DESCENSO

Carreño ha indicado que se desconoce si puede haber un terremoto de mayor magnitud en las próximas horas o días, porque "no existe la predicción sísmica y se desconoce lo que la naturaleza puede hacer". Sin embargo, ha añadido que lo que cabe esperar es que las réplicas vayan disminuyendo tanto en número como en intensidad, aunque en los próximos días seguirá habiendo réplicas.

Por otro lado, ha indicado que este terremoto es de los que se considera "superficial" al haber sido a una profundidad estimada de 10 kilómetros. En todo caso, ha agregado que precisamente la profundidad es el parámetro que se determina con mayor "imprecisión", por lo que esta puede variar en dos o tres kilómetros más o menos.

Respecto a la falla que ha producido este movimiento, ha dicho que en esta zona no se conocen fallas con manifestación en superficie, por lo que "aún no está claro qué falla ha provocado este terremoto" y, por ello, los datos, tanto del terremoto como sus réplicas pasarán a la investigación.

Carreño ha recordado que el 10 de agosto de 1930 se registró un terremoto de intensidad 5 en la escala macrosísmica europea en Ossa de Montiel.

FALTA DE PREPARACION DE LA POBLACION

Carreño ha manifestado que debido a los "pocos" seísmos que se registran en España, la población los ve como una cuestión "muy lejana", por lo que no hay una gran preparación social para afrontarlos. Por ello, cree que sería muy "positivo" que en los colegios se hiciera un ejercicio práctico para conocer cómo actuar en caso de terremoto y saber cómo protegerse y cómo evacuar un edificio.

Nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y lo vemos como muy lejano. En la península tenemos pocos terremotos, pero cada cierto tiempo tenemos terremotos catastróficos", ha advertido. En este sentido, ha indicado que la recurrencia de sismos en España es "relativa" pero ha habido unos 10 o 12 terremotos que han causado "bastantes víctimas".

Finalmente, el portavoz del IGN se ha referido también al colapso que sufrió la página web del organismo, que prevé una gran afluencia de visitas, pero no todas en el mismo minuto.

De este modo, ha indicado que el IGN suplió la información de su web, que permaneció caída durante horas, mediante la red social Twitter y la aplicación para dispositivos móviles que, "un minuto después" del terremoto de Ossa de Montiel, ya había recibido 1.500 cuestionarios de ciudadanos que habían sentido el temblor en su ubicación concreta.