El temporal arrecia y tiene en alerta roja todo el norte peninsular

nacional

| 03.03.2014 - 19:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El nuevo temporal que azota desde este lunes Galicia y la cornisa cantábrica ha puesto en alerta roja el litoral del norte con rachas de viento de hasta 130 kilómetros por hora y olas de hasta 10 metros de altura, aunque castiga también a buena parte de la península.

Con éste, son ya siete los episodios "atípicos" de alerta roja en el mar que encadena Galicia durante el invierno (seis en lo que va de año) por causas diversas, como el fuerte contraste de masas de aire subtropical y polar. Así lo han explicado fuentes de Meteogalicia, para las que "lo normal es que haya unas tres alertas rojas al año, incluso cuatro por mar de fondo..., pero este año se han superado con creces".

Esta mañana, la costa de la provincia coruñesa amanecía con rachas de viento de más de 110 kms/h, como en el caso de Malpica y Cedeira, mientras las olas superaban ya los 9 metros de altura en Cabo Vilán y Cabo Silleiro y, a primera hora de la tarde, el Ayuntamiento de A Coruña prohibía la circulación de peatones y vehículos en el paseo marítimo, zona de Riazor y Orzán, advirtiendo del peligro de las mareas vivas.

Las provincias de Pontevedra y Lugo también están con alerta roja, mientras que ésta última y la de Orense cuentan con alerta amarilla por nevadas en zonas montañosas.

OLAS DE MÁS DE 10 METROS

En el País Vasco, el Ayuntamiento de Bermeo cerraba el acceso al puerto en la zona de Atxetak y se planteaba hacerlo también en la entrada al puerto viejo en función del oleaje durante las próximas horas.

La alerta roja continúa en Vizcaya y Guipúzcoa por olas entre 8 y más de 10 metros.

En Asturias, a primera hora de la tarde se registraban rachas de viento de hasta 113 kms./h, aunque la previsión era de llegar a 130 en la Cordillera y Picos de Europa y a 120 en el litoral oriental.

También tiene activada la alerta roja, riesgo extremo, por fenómenos costeros con olas de hasta 10 metros, algunas de las cuales han provocado nuevos destrozos en el puerto de Cudillero, donde esta tarde han desaparecido unos treinta metros de su dique, después de que los temporales del mes pasado provocaran un boquete de cincuenta metros en esta infraestructura.

Las autoridades han acordonado toda la zona para evitar que los curiosos se acerquen al lugar atraídos por la espectacularidad del oleaje que azota este puerto pesquero, situado a unos 40 kilómetros al oeste de Oviedo.

Además, una familia ha sido desalojada de su vivienda en la Ribera de Luanco, en Gozón, amenazada por la crecida del agua; algunos establecimientos de la zona también han resultado afectados por las embestidas del mar.

VIENTOS DE 120 KILÓMETROS POR HORA

Situación parecida se vive en Cantabria con alerta roja por vientos y oleaje en el litoral y alerta naranja por rachas de hasta 120 kilómetros por hora en zonas del centro, valle de Villaverde y litoral.

Pero este nuevo temporal castiga hoy también otras zonas de España, especialmente Cataluña, Andalucía Oriental, Baleares, Canarias y Melilla: en total son cuarenta las provincias de quince regiones españolas las que están en alerta por vientos, oleaje, nevadas o aludes.

Así, en Jaén, veintiocho personas, turistas en su mayoría, han sido evacuadas hoy de la aldea de La Loma de María Ángela, en Santiago Pontones, Parque Natural de Cazorla Segura y las Villas, donde quedaron incomunicadas a causa de la crecida del río Borosa que inundó las pistas forestales de acceso.

Los pantanos de la zona se encuentran por encima del 90 por ciento de su capacidad y algunos de ellos, como el Aguascebas, el Dañador y el Giribaile, superan incluso el 100 por 100, aunque la subdelegación del Gobierno en la provincia afirma que la situación está "controlada".

Para mañana, martes, se prevé que los vientos se desplacen hacia el cuadrante noreste peninsular, aunque seguiremos con alerta roja en la costa cantábrica.

Además, entre hoy y mañana se esperan nevadas en los Pirineos de hasta 25 centímetros de espesor, con riesgo de aludes en todo el área del Pirineo central.