El Senado aprueba por amplísima mayoría la ley de abdicación

La norma queda definitivamente aprobada por las Cortes Generales

nacional

| 17.06.2014 - 18:10 h
REDACCIÓN

El pleno del Senado ha culminado hoy la tramitación parlamentaria de la ley orgánica que regula la abdicación de don Juan Carlos aprobando por una muy amplia mayoría este texto que mañana será sancionado por el Rey en un acto solemne previo a la proclamación el jueves de Felipe VI como nuevo Monarca.

El proyecto ha sido apoyado por el 90,3 por ciento de los senadores presentes, ya que de los 258 que han ocupado sus escaños, 233 han votado a favor (PP, PSOE, PSC, UPN y Foro Asturias), 5 en contra (IU, ERC e ICV) y 20 se ha abstenido (CiU, PNV y CC).

RECHAZO DE TRES VETOS

El pleno del Senado ha rechazado previamente los tres vetos al proyecto de ley presentados por los senadores de IU, ERC e ICV y todo ello ha dejado despejado el camino para que se cumpla la agenda prevista para la abdicación de don Juan Carlos y la proclamación de su sucesor.

A la sesión han acudido los ministros de Justicia, Empleo, Sanidad y Educación, una representación que ha sido considerada insuficiente por la mayoría de los grupos de la oposición y que ha llevado a algunos de sus portavoces, como el socialista, Marcelino Iglesias, a afear que no hubiera intervenido algún miembro del Ejecutivo.

En defensa del proyecto de ley, el portavoz de grupo popular, José Manuel Barreiro, ha refrendado el compromiso de su partido con el pacto constitucional y con la monarquía parlamentaria y ha defendido la validez democrática del proceso de sucesión establecido en la Constitución y la "legítima" abdicación del Rey Juan Carlos.

Barreiro ha insistido en que el debate no es entre monarquía o república y que no está en juego el sistema de Estado, sino que se trata de hacer efectivo el derecho individual y "legítimo" del Rey de abdicar, al tiempo que ha elogiado la labor de don Juan Carlos y la preparación de su sucesor.

En nombre del PSOE, Iglesias ha subrayado la normalidad de la abdicación y ha dicho que es la primera vez que se produce una renuncia real "acorde con el sentido profundo de la soberanía popular, en la que un rey pide y obtiene el consentimiento del pueblo para retirarse". Pero ha aprovechado para reclamar la reforma de la Constitución con el fin de "revigorizarla".

"UNA VENTANA A LA OPORTUNIDAD"

En esa línea, el portavoz de la Entesa, el senador socialista y expresidente de la Generalitat de Cataluña José Montilla, ha considerado que la sucesión en la Corona es una "ventana de oportunidad" para abordar una reforma de la Constitución que estima necesaria y urgente para superar sus desajustes.

Entre los que se han abstenido, el portavoz de CiU, Josep Lluís Cleries, ha reclamado al nuevo Rey que facilite el diálogo "hoy inexistente" entre el Estado y Cataluña y "sensibilidad" hacia la cita del 9 noviembre para que los catalanes "ejerzan su derecho a decidir y expresen en libertad qué futuro quieren".

Mientras tanto, el portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, ha criticado la "improvisada" abdicación del Rey y ha reclamado una reforma constitucional y un nuevo modelo de Estado que negocien todas las fuerzas y ratifique la ciudadanía, porque, según ha subrayado, "la legitimidad no se hereda, hay que ganársela".

Los tres vetos presentados han sido rechazados, y en la defensa del de IU el senador José Manuel Mariscal ha pedido a don Juan Carlos que "abdique en el pueblo porque ha llegado la hora de la democracia".

Al argumentar el veto de ERC, la senadora Ester Capella ha asegurado que su partido no espera de Felipe VI una actitud diferente hacia Cataluña y ha garantizado que, "aunque duela", el 9 de noviembre habrá una consulta en la que se decidirá entre "monarquía o república catalana".

Joan Saura, senador de ICV, ha advertido en su veto correspondiente de que el relevo en la Corona no resuelve la "crisis moral" que padece España y ha insistido en que es "imprescindible" un referéndum en el que los ciudadanos puedan decidir si quieren monarquía o república.

En el resto del grupo mixto, UPN y Foro Asturias han votado a favor, mientras Coalición Canaria se ha abstenido y Amaiur se ha ausentado de la votación.