El Senado aprueba la reforma educativa solo con los votos del PP

Con 136 votos favorables, 81 en contra y las 3 abstenciones de UPN

El Senado apuntala a última hora las Matemáticas en el Bachillerato de Ciencias Sociales

nacional

| 21.11.2013 - 17:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Pleno del Senado ha aprobado este jueves, con la mayoría absoluta del PP, el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que incluye una enmienda para asegurar que los alumnos del Bachillerato de Ciencias Sociales estudien Matemáticas obligatoriamente.

La tramitación parlamentaria de la reforma que defiende el Ministerio de Educación terminará cuando el Congreso ratifique los cambios que ha introducido la Cámara Alta.

Tras ser aprobada la Lomce con 136 votos a favor, 81 en contra y las 3 abstenciones de UPN, se han oído dentro de la sala del Pleno algunos gritos de "¡fuera, fuera!" como crítica a la reforma.

La jornada ha transcurrido entre el debate de las cerca de 900 enmiendas parciales y las negociaciones de última hora para que también se pudiera votar una propuesta que cambiara la organización de las asignaturas del Bachillerato que aprobó el Congreso.

Finalmente, toda la oposición ha facilitado que la enmienda sobre Matemáticas se debatiera y votara, aunque luego algunos se han abstenido (143 votos a favor y 77 abstenciones).

El portavoz socialista de Educación, Vicente Álvarez Areces, ha destacado a la prensa la "buena voluntad" de su grupo para "paliar el desatino" del PP sobre esta materia y los "perjuicios" que iba a causar a miles de personas.

Se ha referido al "problema" derivado de que los Bachilleratos de Humanidades y Ciencias Sociales se unificaron en el Congreso con una enmienda del PP, lo que suponía que el Latín era obligatorio y las Matemáticas, opcionales.

DOS ITINERARIOS EN HUMANIDADES

Según el texto aprobado por el Senado, el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales tendrá dos itinerarios, de forma que quienes elijan Humanidades estudiarán Latín y los otros, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales.

Hasta llegar aquí, se ha sucedido un barullo de negociaciones desde ayer, cuando el ministro de Educación, José Ignacio Wert, confió, al intervenir en el Pleno, en que los grupos llegaran a un acuerdo para resolver la cuestión.

El PP distribuyó en un primer momento una enmienda en la que esa modalidad de Bachillerato tendría dos itinerarios, el de Humanidades y el de Ciencias Sociales, y en éste último el alumno debería elegir entre dos grupos de materias de opción, que siempre incluirían Matemáticas.

Pero sería competencia de las administraciones educativas poder ofrecer o no los itinerarios.

Aunque el PP aseguró a los medios que la propuesta contaba con el respaldo de la Cámara, ni Foro Asturias ni PSOE, según fuentes de estos partidos, la firmaron.

Al senador de CiU Ramón Alturo tampoco le satisfacía porque implicaba una "especialización" de centros.

Y el senador de Foro Asturias, Isidro Martínez, decidió no apoyar la tramitación de esa primera enmienda al sentirse "engañado" por el PP, pues este grupo le había ofrecido transaccionar otra sobre el mismo asunto.

Según fuentes parlamentarias del PP, la enmienda aprobada es resultado de las aportaciones de todas las fuerzas políticas, aunque Foro Asturias y PSOE defienden que se basa en sus propuestas tras oír las demandas de sociedades científicas.

FILOSOFÍA

También ha salido al debate la asignatura de Filosofía pues el senador de Entesa Carlos Martín ha afirmado que su carga lectiva obligatoria se verá reducida en un 66 %.

A pesar de los augurios de la oposición, el portavoz del PP, Luis Peral, ha subrayado que la ley comenzará a implantarse el curso próximo como "necesaria" para mejorar la formación y el futuro de los estudiantes.

En la defensa de las enmiendas parciales, la oposición ha reiterado, en general, que la ley no tendrá recorrido por su contestación política y social, por suponer invasión competencial, atacar lenguas cooficiales, segregar a alumnos y no servir para mejorar la educación.

Por IU, Jesús Iglesias, ha interpretado que la reforma "sacrifica contenidos educativos en busca de El Dorado de la empleabilidad".

Foro Asturias, que se abstuvo en el Congreso, también ha votado en contra por ser la ley un "desperdicio" legislativo.

"¡No acataremos!", ha exclamado en catalán la senadora de ERC Ester Capella.