El sector Anticapitalistas de Podemos reconoce la "nueva República catalana"

Urban

nacional

| 29.10.2017 - 20:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La corriente Anticapitalistas de Podemos ha considerado hoy que la "nueva República catalana" proclamada por el Parlamento de Cataluña abre un proceso constituyente "que rompe con el régimen del 78" y enfrenta retos como integrar a los no independentistas y atender demandas "más allá del tema nacional".

Anticapitalistas ha emitido un comunicado "ante la situación en Catalunya", en el que argumenta que la proclamación se ha producido en un contexto "de amenazas constantes para aplicar el 155", una "salida autoritaria" a un conflicto que, a su juicio, "tiene que tener una salida eminentemente política y democrática".

Por ello, Anticapitalistas llama a "rechazar" la aplicación del artículo 155 y a la defensa democrática, pacífica y desobediente de la voluntad del pueblo catalán y su derecho a decidir".

La corriente, que cuentan en sus filas con figuras reconocidas en Podemos como la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez; el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi"; o el eurodiputado Miguel Urbán, ha responsabilizado de la aplicación del 155 al PP, que, a su juicio, actuó "espoleado" por Ciudadanos y con el apoyo del PSOE y "la presión de los aparatos del Estado".

"La nueva República catalana se enfrenta a retos internos que no puede soslayar, en un país en el que un sector importante de la población no se siente representado por el independentismo", prosigue Anticapitalistas, que marca el reto de la integración de los ciudadanos no independentistas como el primero que debe afrontar.

Tras éste, marca los de organizar un movimiento "capaz de resistir a la represión del Estado", poner las cuestiones sociales en el centro y democratizar "radicalmente" Cataluña.

Para la corriente de Podemos, lo que está en juego en Cataluña es "la posibilidad de la gente de decidir su futuro".

Anticapitalistas defiende la apertura de procesos constituyentes para "rearticular las relaciones entre los pueblos en igualdad", construir una sociedad "alternativa a la de las élites políticas y económicas" y conquistar nuevos derechos sociales y democráticos para las clases populares.

Finalmente, la corriente reconoce que su es "posición difícil" en el actual contexto y considera fundamental el diálogo y la oposición a la "involución autoritaria" que planea el Estado con la "excusa" de la cuestión catalana.