El Rey y Rajoy tratarán la situación política, económica y Gibraltar

Rajoy y el Rey (Rajoy y el Rey)

nacional

| 08.08.2013 - 16:23 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá este sábado al Palacio de Marivent para mantener su única reunión del verano en Mallorca con el Rey, en la que ambos examinarán la situación política y económica de España junto a asuntos de política exterior como las diferencias con el Reino Unido sobre Gibraltar.

Rajoy tiene previsto llegar en torno a las 13.30 horas a Marivent, la residencia veraniega de la Familia Real en Mallorca, y comparecerá ante los medios informativos al término de su despacho con el Monarca, tras lo que volverá a reunirse con él en un almuerzo que le ofrecerá don Juan Carlos en el palacio.

El tradicional primer despacho de agosto entre el jefe del Estado y el del Ejecutivo será también este año el único que celebren en Mallorca, ya que don Juan Carlos tiene previsto regresar antes del domingo a Madrid, donde continuará los ejercicios de rehabilitación con los que avanza en su recuperación tras la operación de doble hernia discal a que se sometió hace cinco meses.

Rajoy llegará a Palma previsiblemente después de pasar unos días en el Parque Nacional de Doñana y antes de reanudar sus vacaciones con unos días de descanso en la provincia de Pontevedra, si bien este extremo no ha sido confirmado oficialmente.

Esta reunión tiene lugar dos días después de la conversación telefónica sobre Gibraltar que Rajoy mantuvo con el primer ministro británico, David Cameron, en la que constataron sus diferencias en el último conflicto abierto por el Peñón y acordaron volver a hablar para rebajar la tensión y solucionar un asunto por el que ambos países están preocupados.

El jefe del Ejecutivo tendrá ocasión de explicar al Rey la situación creada por el último conflicto y las gestiones diplomáticas emprendidas para favorecer una solución, entre las que figuran la creación de grupos de trabajo hispano-británicos en materias como la pesca o el medio ambiente, una iniciativa que sin embargo rechazan las autoridades de Gibraltar.

En la conversación telefónica que mantuvieron ayer, Rajoy expresó a Cameron el "profundo malestar" que en España ha generado la instalación unilateral de bloques de cemento en la bahía de Algeciras que impiden la normal actividad de los pescadores españoles, mientras que el primer ministro británico mostró su preocupación por los controles españoles en la Verja gibraltareña.

Además de analizar la situación política y económica de España, punto en el que Rajoy podrá exponer al Rey el análisis hecho por el Gobierno del cumplimiento del Plan Nacional de Reformas, el jefe del Estado y el del Ejecutivo tendrán oportunidad también de abordar el caso de los indultos concedidos por el rey Mohamed VI a 48 presos españoles.

Después del almuerzo con Rajoy, don Juan Carlos tiene previsto regresar a Madrid con sus nietas Leonor y Sofía, probablemente mañana mismo, mientras que el Príncipe se quedará unos días más en Mallorca y la Reina permanecerá en la isla, en principio, hasta finales de mes.

Doña Sofía reanudará su agenda oficial el próximo lunes por la mañana con una visita a proyectos de Cáritas en Palma y se trasladará el miércoles a Menorca para presidir el V Foro Menorca Illa del Rei, en el que se defenderá la declaración por la UNESCO del tesoro talayótico menorquín como Patrimonio de la Humanidad.

Aún se desconoce hasta cuándo permanecerá el Príncipe en Baleares, si bien el único acto oficial que tiene previsto en las próximas semanas es un viaje a Asunción, donde llegará el día 14, para representar a España al día siguiente en la toma de posesión del nuevo presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Durante ese tiempo, Leonor y Sofía pasarán unos días de vacaciones con su madre, doña Letizia, que ayer regresó a Madrid en un vuelo comercial junto a la infanta Elena.