El Rey reclama "una cultura de paz" en el foro contra la violencia de Madrid

nacional

| 19.04.2017 - 18:37 h
REDACCIÓN

Felipe VI ha asegurado hoy que el crecimiento acelerado de las ciudades las ha convertido en "espacios complejos para la convivencia", por lo que ha llamado a las instituciones y gobiernos a fomentar "una auténtica cultura de paz" como vía para frenar las distintas violencias urbanas. El Rey ha transmitido este mensaje en la apertura de la primera edición del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación por la Convivencia y la Paz, en Madrid, en el que ha estado acompañado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de París, Anne Hidalgo, las promotoras del evento.

Las ciudades, ha remarcado don Felipe, deben ser "lugares para el entendimiento, la solidaridad, la inclusión y el respeto recíproco", pero ha advertido de que también son "escenarios de tensión y de conflictos, que, si no se abordan con una visión integral y las herramientas precisas, pueden generar violencia".

El Rey ha puesto el acento en el problema del terrorismo, como el padecido por ciudades como Madrid o París, que ha provocado "una nueva vulnerabilidad y una mayor preocupación y alarma social" en el ámbito urbano. Pero, según don Felipe, no es solo la "execrable violencia terrorista" el foco del problema, sino que hay otras formas de criminalidad, como la violencia de género, la xenofobia, la intolerancia, la marginación o la explotación sexual, que "amenazan y deterioran la vida en las ciudades".

Como antídoto frente a estos riesgos, el jefe del Estado ha hecho un llamamiento a promover "una auténtica cultura de paz" que "genere convivencia, contagie valores cívicos y promueva una actitud constructiva y generosa".

EN LA NAVE BOETTICHER

La inauguración del foro organizado por el Ayuntamiento de Madrid, en el que participa un centenar de alcaldes de todo el mundo, ha tenido lugar en la Nave Boetticher del distrito madrileño de Villaverde, donde también han acudido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés.

Durante los tres días que se va a prolongar el evento, van a participar regidores de grandes ciudades, como Virginia Raggi (Roma), Yvan Mayeur (Bruselas), Denis Codere (Montreal) y Luis Revilla (La Paz), así como la presidenta del Consejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito.

Tras confiar en que el foro tenga continuidad en próximos años, el Rey ha expresado su satisfacción por que la primera edición se celebre en Madrid. Don Felipe ha definido a la capital de España como una ciudad "abierta al mundo, que es ejemplo de diversidad y espíritu integrador" y que se caracteriza por "su visión de futuro y su iniciativa emprendedora".

También ha destacado que "el afecto y la hospitalidad" son señas de identidad del pueblo madrileño.

CARMENA E HIDALGO HACEN VOTOS POR "APRENDER A CONVIVIR EN PAZ" Y POR "SUPERAR LA VIOLENCIA"

Su alcaldesa, Manuela Carmena, ha llamado hoy a hacer que el siglo XXI sea el "siglo de aprender a convivir en paz" y ha pedido a las ciudades disposición para formar a personas que renuncien al uso de la violencia. "La violencia está en el corazón último de todos los hombres. Por muchas medidas de seguridad que se tomen, ¿quién puede evitar que en un momento determinado una persona pueda matar a su semejante? Apretar un gatillo, poner una bomba, apalear... Es una decisión de las personas y nosotros queremos colaborar en formar personas que abdiquen de esa decisión", ha dicho la alcaldesa en su discurso de bienvenida al foro.

En la misma línea, la parisina Anne Hidalgo ha apelado a la "palabra" y al "diálogo" para "superar la violencia" y ha recordado que la meta de averiguar por qué jóvenes de una ciudad como París participaron en actos terroristas como los de noviembre de 2015 llevaron a las regidoras a organizar este foro.

A la inauguración le ha sucedido la primera de las sesiones plenarias, en la que ambas alcaldesas han debatido sobre cómo convertir "ciudades de paz" con el exdirector general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, la representante especial de Naciones Unidas para los niños y conflictos armados Leila Zerrougui y el concejal de Johannesburgo Mpho Parks Tau.