El Rey recibe a Merkel y Zapatero antes de la cumbre hispano-alemana

Merkel quiere que los salarios se liguen a la productividad y no a los precios

Pedirá límites legales al gasto público y al endeudamiento

nacional

| 03.02.2011 - 13:43 h
REDACCIÓN

El Rey ha recibido en el Palacio de la Zarzuela a la canciller alemana, Angela Merkel, que se encuentra en Madrid para participar en la XXIII Cumbre Bilateral, acompañada por seis ministros de su gabinete. La canciller alemana, Angela Merkel, se reune a esta hora con el presidente del Gobierno en el Palacio de La Moncloa. El Gobierno llega a esta cumbre bilateral, con el pacto social firmado ayer. Zapatero explica a Merkel las medidas para reformar el mercado laboral. Antes de su llegada, la canciller ya ha propuesto para España la solución alemana: no gastar más de lo que se gana. En breve, ambos líderes almorzarán con representes de los sindicatos y las principales empresas españolas.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llegado junto a Merkel al Salón de Audencias de la Zarzuela, donde el Rey ha saludado cordialmente a la canciller alemana y, después de posar juntos para los medios gráficos, han pasado al despacho del jefe del Estado para mantener una reunión privada que se ha prolongado durante 45 minutos. Durante su encuentro en el despacho del Rey, el jefe del Estado español y la canciller alemana han tenido ocasión de abordar las últimas iniciativas españolas y europeas para superar la crisis económica y financiera.

Las medidas impulsadas o propuestas para favorecer la salida de la crisis financiera y el euro serán objeto de debate en la cumbre hispano-alemana que se celebra en el Palacio de la Moncloa, en la que también ocuparán un lugar importante las cuestiones relacionadas con la cooperación bilateral, la situación en el norte de África y las energías renovables.

CITA EN MONCLOA

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió con honores militares en el Palacio de la Moncloa a la canciller alemana, Angela Merkel. Himnos nacionales, revista a las tropas en formación y reunión bilateral entre ambos, mientras los ministros responsables de Exteriores, Economía, Fomento, Trabajo, Industria y Ciencia e Innovación continúan con sus encuentros sectoriales.

Uno de los ejes de esta XXIII cumbre bilateral será la situación que atraviesa la eurozona y el modo de incrementar la capacidad de financiación real del fondo de rescate europeo, para lo que Alemania ha planteado una serie de condiciones vinculadas a la productividad.

Merkel trasladará al presidente Zapatero la necesidad de acometer más reformas. Pedirá que los salarios no suban en función de los precios, sino de acuerdo a los beneficios empresariales, algo a lo que el ministro de Trabajo y, especialmente, los sindicatos españoles ya han mostrado su oposición.

Además la canciller alemana quiere que se fijen por ley límites al gasto público y al endeudamiento y que se flexibilice el mercado de trabajo uo que se armonice el impuesto de sociedades.

A cambio, Alemania estaría dispuesta a ampliar y flexibilizar el fondo europeo de rescate de 750.000 millones de euros que se creó en mayo tras la crisis griega.

Tras las reuniones bilaterales, se celebra un almuerzo en el que participarán, además de las dos delegaciones, los máximos representantes de las patronales y de los sindicatos de los dos países. Han sido invitados también los presidentes de Telefónica, Iberdrola y Acciona, que compartirán mesa con los responsables de Deutsche Telekom, Siemens y RWE; y el presidente de la Confederación Española de las Cajas de Ahorro (CECA), Isidro Fainé, y el jefe de la Confederación Alemana de Cajas de Ahorro.

Con posterioridad, Zapatero y Merkel ofrecerán una rueda de prensa conjunta en Moncloa a las 15.30 horas.

DEBATE BILATERAL ANTES DE CUMBRE EUROPEA

El Palacio de la Moncloa acoge la 23 cumbre bilateral entre ambos países, la reunión que con carácter anual o bianual congrega a los dos líderes con algunos de sus ministros con vistas a avanzar en la cooperación entre ambos países y en el marco europeo. Rodríguez Zapatero recibe a Angela Merkel con la intención de que la canciller respalde las reformas emprendidas por su Gobierno para hacer frente a la crisis y con la intención de que de este encuentro salga un mensaje conjunto de "credibilidad" y apoyo al euro, según fuentes del Ejecutivo español.

En el encuentro bilateral entre Zapatero y Merkel, que se produce a estas horas se hablará de las medidas que los países que comparten la moneda única están impulsando para hacer frente a la crisis de deuda que atraviesa la UE, como la posible ampliación y flexibilización del fondo europeo de rescate de 750.000 millones de euros que se creó tras la crisis griega. No obstante, y en palabras del propio Zapatero, antes de abordar modificaciones en el fondo es "prioritario" que los países del euro "den pasos sólidos en un plan de armonización y de convergencia económica", es decir en "armonización fiscal, laboral, en la edad de jubilación, esto es lo importante". En su opinión, esta convergencia, unida al fortalecimiento del Pacto de Estabilidad que fija en el 3 por ciento el límite del déficit público, es "igual de importante o más incluso que el mecanismo de rescate".

Y de ese objetivo de armonización hablan Zapatero y Merkel, justo un día antes de que los líderes europeos debatan el viernes en Bruselas de todas estas medidas dirigidas a recobrar la confianza de los mercados, aunque hasta marzo no se esperan decisiones finales en la materia, ya que el Consejo Europeo de esta semana estará centrado en temas de energía e innovación.

Merkel tendrá oportunidad de conocer de primera mano las últimas reformas económicas acometidas en España no sólo desde el punto de vista del Gobierno, sino también de los empresarios y los sindicatos, que podrán poner en valor el pacto social 'anticrisis' alcanzado con el Ejecutivo que incluye la reforma de las pensiones que sube la edad de jubilación a los 67 años y aumenta el periodo de cálculo de la pensión.

Zapatero tiene interés además en explicar a Merkel la postura firme de España en contra de un sistema europeo de patentes que discrimine al castellano al examinar y conceder únicamente patentes en tres lenguas: inglés, francés y alemán. Aunque el Gobierno español quiere que se cree una patente europea, no apoyará ni participará en ningún sistema que no reconozca la "eficacia jurídica" de la versión española de la patente por los problemas de seguridad que las traducciones pueden plantear en eventuales litigios, señalan fuentes gubernamentales.

En el plano de la política exterior, se espera que Zapatero y Merkel compartan impresiones sobre las protestas ciudadanas en Túnez y Egipto, así como sobre el conflicto israelo palestino, con la vista puesta en la reunión que el Cuarteto de Paz para Oriente Próximo que forman EEUU, la UE, Rusia y la ONU celebrará en Berlín el 5 de febrero y en la que se hablará del reconocimiento del Estado palestino por parte de la comunidad internacional.