El Rey recibe en audiencia a Romay Beccaría y Álvarez de Miranda

El Rey con el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría

nacional

| 02.09.2014 - 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Felipe VI ha intercambiado hoy impresiones sobre los primeros meses de su reinado y ha abordado diversas cuestiones sobre la actividad institucional del Estado con los presidentes del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda.

El Monarca ha recibido esta mañana en el Palacio de la Zarzuela, en reuniones consecutivas, a los dos responsables institucionales, a cada uno de los cuales ha esperado en el salón de audiencias para darle la bienvenida con un cordial apretón de manos y posar junto a él para los medios gráficos antes de invitarle a pasar a su despacho para una entrevista a puerta cerrada.

En las primeras palabras, en tono distendido, que los invitados han intercambiado con el Rey mientras posaban para los fotógrafos, Romay Beccaría ha expresado su satisfacción por ver a don Felipe ya asentado en su nuevo papel de jefe del Estado y Álvarez de Miranda ha compartido con el Monarca algún comentario sobre la vuelta al trabajo tras las vacaciones.

En un comunicado, el Tribunal de Cuentas ha explicado que su presidente ha compartido con el Rey diversos proyectos impulsados por esta institución para fomentar la transparencia y el buen gobierno, como "la reforma de los procesos selectivos de personal" y "la fijación de criterios en la composición de los tribunales de selección para evitar cualquier apariencia de discrecionalidad".

Álvarez de Miranda ha expuesto asimismo al Monarca la iniciativa promovida por el Tribunal de Cuentas para garantizar "el sometimiento de sus normas y operaciones a una auditoría externa por parte de una entidad fiscalizadora superior, externa e independiente".

Con estas audiencias concedidas a los presidentes del órgano consultivo del Gobierno y de la entidad que fiscaliza la gestión económica del sector público, don Felipe ha reanudado la ronda de entrevistas con representantes institucionales del Estado que abrió en junio, poco después de su proclamación como Rey, tras su primer despacho con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Hasta ahora habían acudido a su despacho de jefe del Estado en la Zarzuela los presidentes del Congreso, Jesús Posada; del Senado, Pío García-Escudero; del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

A las reuniones de hoy seguirán mañana las que celebrará, también en su despacho, con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

El Monarca tendrá ocasión de volver a coincidir con ambos la próxima semana, con ocasión de la apertura del año judicial convocada para el miércoles 10 en el Tribunal Supremo, ceremonia que presidirá por primera vez don Felipe y a la que está previsto que asistan también Romay Beccaría y Álvarez de Miranda.

Además de dar continuidad a la ronda de reuniones con representantes institucionales del Estado, la agenda de la Familia Real incluye esta semana el primer viaje a Andalucía como Reyes de don Felipe y doña Letizia, que se desplazarán el viernes a Málaga para visitar el Museo Picasso y presidir la cena inaugural del XIX Foro España-EEUU, durante la que el Rey pronunciará un discurso.

En las próximas semanas seguirán asimismo los trabajos para mejorar y renovar la Casa del Rey con iniciativas como someter las cuentas de esta institución a una auditoría externa a partir de 2015, preparar un código de conducta con principios de buen gobierno y regular los regalos que recibe la Familia Real.

También habrá de definirse el grado de participación de don Juan Carlos y doña Sofía en la agenda de la Familia Real y el tipo de actividad institucional que asumirán a partir de ahora, en consonancia con la nueva etapa abierta tras la proclamación de Felipe VI.