El Rey prosigue su tratamiento en Zarzuela, con mínima actividad de despacho

nacional

| 08.10.2013 - 13:35 h
REDACCIÓN
Más sobre: ReySuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Una semana después de haber recibido el alta hospitalaria, el Rey prosigue el tratamiento con antibióticos para atajar la infección que presentaba en la cadera izquierda antes de la operación a la que fue sometido el pasado 24 de septiembre y realiza algunas actividades de despacho todavía muy restringidas.

Fuentes de la Casa del Rey han explicado a Efe que aún habrá que esperar a la semana que viene para que el jefe del Estado pueda acometer alguna otra actividad oficial, ya que el consejo de los médicos es que descanse y se ocupe únicamente de su recuperación de cara a la segunda intervención quirúrgica de finales de noviembre.

Por esta razón don Juan Carlos no estará presente el próximo sábado en los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, como tampoco podrá acudir a la XXIII Cumbre Iberoamericana que se celebra en Panamá seis días más tarde.

De momento, el Monarca se somete a sesiones de rehabilitación para recobrar movilidad en la cadera donde se le implantó la prótesis provisional que llevará hasta que se le coloque la definitiva, mientras se le suministran antibióticos por vía intravenosa, un tratamiento que aún se prolongará dos semanas más.

Al margen de su reunión semanal con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de alguna otra actividad de despacho en el Palacio de la Zarzuela, esta semana es fundamentalmente de descanso para don Juan Carlos, con la salvedad de la actividad física recomendada por los facultativos.

El cirujano ortopédico Miguel Cabanela, encargado de la operación de hace dos semanas, explicó que su recuperación física consistiría en sesiones "no agresivas" de rehabilitación de brazos y ejercicios como caminar en piscina, especialmente beneficiosos para estos procesos postoperatorios.

Al mismo tiempo se le prescribió el suministro de antibióticos durante seis semanas para lograr la curación completa de la infección que presentaba en el tejido que rodeaba la prótesis.

Tras este período, don Juan Carlos habrá de superar dos semanas más sin medicación antes de colocarle el implante definitivo en la cadera izquierda, también a cargo del doctor Cabanela y de su colega en la Clínica Mayo de Minnesota (EEUU), Robert Trousdale.

La Casa del Rey confía en que antes de esta segunda intervención, presumiblemente a partir del 19 de noviembre, en función de la disponibilidad del equipo médico, el jefe del Estado haya recuperado poco a poco sus actividades oficiales, pero siempre dentro del Palacio de la Zarzuela.

El período de recuperación previsto tras la colocación del implante definitivo en la cadera izquierda será de otras seis semanas, de manera que a partir de enero del próximo año don Juan Carlos podría recobrar la movilidad, si bien su agenda de trabajo, según el doctor Cabanela, "siempre será un poco limitada".