El Rey pide a los jóvenes becarios que hablen bien de España fuera

Bromea con pedir permiso al Príncipe para seguir entregando las becas de 'La Caixa'

El Rey conversa con algunos de los becarios (@CasaReal)

nacional

| 05.06.2014 - 16:05 h
REDACCIÓN

El Rey ha animado hoy a los jóvenes estudiantes que salen al extranjero para completar su formación a hablar "bien de España", porque "nos hace falta", y les ha emplazado a "seguir haciendo esta España que queremos, trabajando todos juntos muy fuerte, mucho y porque lo necesitamos".

El Monarca ha hecho estas consideraciones tras entregar las becas anuales de La Caixa a 115 estudiantes españoles que gracias a estas ayudas podrán cursar estudios de posgrado en el extranjero, un acto celebrado en CaixaFórum Madrid al que ha asistido el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert.

Don Juan Carlos, en uno de sus últimos actos oficiales antes de que su hijo asuma la Jefatura del Estado por su abdicación, se ha dirigido a los asistentes con unas breves palabras cargadas de buen humor, hasta el punto de que ha dicho que tendrá que "pedir permiso" al Príncipe de Asturias para volver el próximo año a entregar las becas.

Sus palabras, improvisadas, han sido interrumpidas por los aplausos de los asistentes, que han reído con las bromas con las que el Monarca ha salpicado sus comentarios.

La joven violinista Leyre Aznárez, una de las becarias, acababa de interpretar magistralmente la "Paganiana", de Nathan Milstein, cuando al Rey le ha correspondido tomar la palabra.

"Tocando así no sé si necesitas la beca", ha bromeado el Monarca, provocando risas en el auditorio, antes de dar la enhorabuena a los 115 estudiantes, a los que ha advertido de que tendrán que "trabajar mucho" en los países donde van a continuar sus estudios.

Don Juan Carlos ha agradecido a La Caixa y a las entidades privadas que siguen ayudando a los estudiantes pese a la crisis, porque, según ha recalcado, "la educación es muy importante, lo más fundamental que tenemos hacia el futuro para los jóvenes".

Ha recordado que la Obra Social de La Caixa ya ha dado 3.200 becas en 32 años, de las cuales él mismo ha entregado personalmente 2.735, antes de comentar sonriente, en tono cómplice -"entre nosotros, aunque somos muchos", ha dicho-, que tendrá que "pedir permiso" al Príncipe para seguir dándolas.

Más en serio, ha lamentado que "la mayoría" de los becados que completan sus estudios en el extranjero se queden fuera y ha confiado en que "podamos ir recuperándolos", porque en España "es donde hacen falta y donde tenemos que seguir trabajando".

Entre tanto, y mientras completan su formación, el Rey les ha expresado su "cariño" y "afecto" y les ha dicho que espera que lleven "bien" el nombre de su país en el extranjero, "que nos hace falta que habléis bien de España", ha concluido.

El ministro Wert y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, han acompañado al Rey en este acto de entrega de becas, en el que han participado el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, y los principales directivos de la Fundación y la Obra Social de esta entidad financiera.

En su intervención, Fainé ha agradecido a don Juan Carlos no solo su continuada presencia en estas entregas de becas y sus consejos a los becarios, sino también su "interés por estar cerca de los jóvenes", a quienes traslada su convicción de que es posible un mundo mejor, más justo y solidario.

Las palabras del Rey son "el mejor estímulo para seguir confiando en un futuro de "convivencia" e "igualdad de oportunidades", ha subrayado el presidente de La Caixa, tras extender su agradecimiento a la Reina en un discurso en el que ha aconsejado a los becarios que no se rindan jamás y ha apostado por ajustar la formación profesional a las necesidades del sistema productivo.

Los 115 seleccionados en la 32 edición de estas becas, procedentes de 27 provincias distintas, han sido escogidos entre 2.019 candidatos y estudiarán 17 disciplinas distintas, entre las que destacan como más solicitadas biología, economía, matemáticas e informática, ciencias de la salud e ingenierías.

Desde el inicio del programa de becas de postgrado internacional, en 1982, La Caixa ha destinado una inversión acumulada de 122,6 millones de euros a la formación de 2.737 estudiantes españoles.