Fernández comunica al Rey que el PSOE se abstendrá en la segunda votación

El Rey dice que hay que "desdramatizar" una reforma constitucional

El Rey sostiene que la situación respecto a Cataluña tiene que "mejorar y cambiar", según Xavier Domènech

Rivera habla con Rajoy y le confirma el "sí" de Ciudadanos a su investidura

Iglesias ve "muy difícil" que PP, PSOE y C's puedan plantear una reforma constitucional que "satisfaga" a Cataluña

nacional

| 25.10.2016 - 09:01 h
REDACCIÓN

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha comunicado hoy al Rey la decisión del Comité Federal de su partido de votar en contra de la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, en primera votación y abstenerse en la segunda.

Así lo ha confirmado Fernández en una rueda de prensa en el Congreso tras entrevistarse con el Rey en el Palacio de la Zarzuela durante unos cincuenta minutos en el marco de la ronda de consultas para la investidura. "Le he trasladado formalmente la posición del PSOE. Posición que está fijada en resolución del Comité Federal del domingo. En primera convocatoria el PSOE dirá no, y en segunda convocatoria se abstendrá", ha proclamado.

"He dicho al Rey que el Grupo Parlamentario Socialista se va a abstener y eso es lo que va a ocurrir. No he entrado en ninguna matización", relató. Fernández auguró que el grupo parlamentario "va a responder al mandato que nos ha realizado el Comité Federal", donde se menciona la abstención. Para él, "el término abstención es suficientemente claro y literal" y, dejó entrever, implica que lo haga el grupo parlamentario en bloque desdeñando otros adjetivos como "mínima" o "técnica". "Hay personas que están pensando que la abstención podría sustituirse por otro término que a mí no me parece tal por el tenor literal del mandato", indicó.

Respecto a esas "personas", Fernández aseguró que ha hablado personalmente con los ocho secretarios generales autonómicos que le enviaron ayer una carta pidiéndole la abstención justa de 11 diputados que pemitiría investir a Rajoy, y que les trasladó esta misma posición. En cuanto a los diputados que podrían romper la disciplina de voto, dijo que no le consta qué número serán y que ni él ni la Gestora que preside se están "planteando qué tipo de acciones vamos a adoptar en el caso de que se produzca esa. desobediencia", pero garantizó que, en cualquier caso, serán "muy meditadas".

"No me pongo en la situación de que voten no", despejó, aunque finalmente aceptó ponerse en el futurible y dijo que "a partir de ese momento se reunirá la Gestora y decidiremos". Pero insistió: "No estoy pensando en nada concreto y mucho menos en que termine en expulsiones".

Fernández afirmó que por el momento sólo le corresponde intentar "persuadirlos", pero, aunque se le preguntó, no dio detalles de qué está haciendo para conseguirlo y se desmarcó de posibles amenazas de expulsión. "No me consta que esté habiendo ningún tipo de amenaza punitiva. No se está haciendo desde la comision que presido".

DESDRAMATIZAR SOBRE LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Felipe VI ha comentado al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que es necesario "desdramatizar" cuestiones como la reforma de la Constitución, un asunto que el jefe del Estado ha puesto de relieve en la conversación de 37 minutos que ambos han mantenido en su despacho del Palacio de la Zarzuela.

Tras reunirse con el Rey, Baldoví ha comparecido en el Congreso en rueda de prensa, y allí ha asegurado que don Felipe le ha apuntado que "no hay que tener miedo a abordar determinados temas", como es el caso de la modificación de la Carta Magna o incluso el debate sobre el soberanismo catalán, siempre a través del diálogo.

Al hablar de la necesidad apuntada por el Rey de "desdramatizar" estos asuntos, el diputado catalán ha mencionado también el "sentido común". En este sentido, ha dicho que él es partidario de modificar el sistema de elección del presidente del Gobierno para evitar el "vía crucis" de los más de 300 días en funciones sin una investidura exitosa.

La solución, ha sugerido, pasaría por implantar un sistema con el que rige en el País Vasco, que impide el bloqueo institucional porque en segunda vuelta se elige como lehendakari al candidato más votado, de manera que sólo caben votos a favor o abstenciones. Más allá de la reforma constitucional, sobre la que el Rey también trató ayer con el portavoz del Partit Demòcrata Europeu Català, Francesc Homs, Joan Baldoví ha analizado con el Monarca la etapa que se abrirá tras la probable investidura de Mariano Rajoy, a la que Compromís se opone de manera rotunda.

En este sentido, le ha señalado que será una legislatura "diferente", y ha alertado sobre el papel que puede desempeñar el PSOE, si coaligado con el PP tras facilitar la investidura de Rajoy o situado en la oposición a su nuevo Gobierno.

En cualquier caso, Baldoví afirma que el nuevo Ejecutivo del PP "tendrá que abordar con otro talante" asuntos "candentes" que hasta ahora no ha querido tratar y en los que ha actuado "haciendo más de pirómano que de bombero", y ha citado la financiación autonómica, la situación en Cataluña o la vigencia de leyes como la Lomce o la reforma laboral.

EL REY SOSTIENE QUE LA SITUACIÓN RESPECTO A CATALUÑA TIENE QUE "MEJORAR Y CAMBIAR

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha dedicado gran parte de su audiencia con el jefe del Estado a departir sobre la situación en Cataluña y, según ha explicado, durante su charla de casi una hora, Felipe VI le ha trasladado la percepción de que "la situación tiene que mejorar y cambiar".

En la rueda de prensa que ha ofrecido en la Cámara Baja tras su quinta visita del año al Palacio de la Zarzuela, Domènech ha rehusado dar muchos detalles de su conversación con el Rey recordando que se le pide "reserva" sobre las audiencias. Aún así, ha desvelado que Cataluña ha copado la mayor parte de la conversación y que el jefe del Estado se ha interesado sobre el proyecto de En Comú para construir "un nuevo espacio político" en esta comunidad y "ha hablado de abordar de alguna manera el debate sobre la reforma de la Constitución". El Rey ya mencionó la reforma de la Carta Magna en sus encuentros con Joan Baldoví, de Compromís, y Francesc Homs, de la antigua Convergència.

RIVERA HABLA CON RAJOY Y LE CONFIRMA EL "SÍ" DE CIUDADANOS A SU INVESTIDURA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hablado esta mañana con Mariano Rajoy por teléfono al que ha confirmado el "sí" de Ciudadanos a su investidura para superar finalmente el "desbloqueo", "cerrar una etapa gris" y de "rojos y azules" y poner en marcha las "soluciones" que demanda la gente. Rivera, en una rueda de prensa tras reunirse con el Rey en el marco de la ronda de consultas para proponer un candidato a la investidura y en la que ha tenido un lapsus al dar por hecho que el debate empezaría mañana, ha explicado que C's se ha comprometido de nuevo a votar a favor de Rajoy al cumplirse sus exigencias.

La primera, que Rajoy "trae más síes que noes", después del compromiso del PSOE a abstenerse en la investidura, y segunda, que Rajoy le ha dado su palabra de que el Gobierno cumplirá con esas 150 reformas acordadas en el pacto que suscribieron con el PP en agosto. Albert Rivera, que no ha querido revelar el contenido de su conversación con Felipe VI o las sensaciones que le ha transmitido el monarca, ha aprovechado eso sí para arremeter contra Podemos por preferir "rodear el Congreso" que trabajar desde dentro.

"Lo que le pido a Podemos e IU es que ahora que hemos logrado que se acabe el bipartidismo y que haya cuatro grupos mayoritarios en el Congreso y que algunos de los anhelos del 15M estén en el

Congreso trabajen desde el escaño y no desde fuera", ha reclamado. A su juicio, lo que se desean muchos de los votantes de Podemos es que se aprueben reformas y eso, ha recordado, se consigue desde las instituciones y "no rodeando la institución que te paga el sueldo".

"Por supuesto que es compatible ser diputado con ir a manifestaciones. Lo que es incompatible es estar en dos sitios a la vez, estar rodeando el Congreso y al mismo tiempo estar trabajando dentro en la investidura", ha alertado. Preguntado si cree que será una legislatura corta, Rivera se ha mostrado convencido de que dependerá de la voluntad del PP y del PSOE de sacar adelante las más de cien medidas que pactaron por separado los tres partidos.

IGLESIAS VE "MUY DIFÍCIL" QUE PP, PSOE Y C'S PUEDAN PLANTEAR UNA REFORMA CONSTITUCIONAL QUE "SATISFAGA" A CATALUÑA

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, considera "muy difícil" que PP, PSOE y Ciudadanos vayan a ser capaces de plantear una reforma constitucional que "satisfaga" una aspiración "mayoritaria" en Cataluña, como es su encaje en España. Así lo ha puesto de manifiesto en rueda de prensa en el Congreso tras reunirse con el Rey en Zarzuela, un encuentro en el que ambos, según ha revelado Iglesias, han conversado sobre la reforma constitucional que podría abordarse en esta legislatura y por el actual escenario político en Cataluña.

Al respecto, el líder de la formación morada ha explicado que el Jefe del Estado es consciente del carácter "simbólico" de sus funciones y que, por ende, no pude proponer una reforma constitucional.

SE MUESTRA "PESIMISTA"

Ahora bien, Iglesias ha manifestado sus dudas sobre que "el bloque inmovilista", en referencia al PP, al PSOE y a Ciudadanos, vaya a plantear una que contemple "un nuevo encaje", de tipo constitucional, que dé forma jurídica a la realidad "plurinacional" de España.

El secretario general de Podemos ha admitido ser "bastante pesimista" con que el PP, PSOE y Ciudadanos vayan a ser capaces de afrontar con "generosidad" y "altura de Estado" las transformaciones que se tendría que dar en el país para abordar la plurinacionalidad.