El Rey no abrirá nuevas consultas y deja tiempo a los partidos para negociar

Así consta en un comunicado difundido por la Casa del Rey al término de la entrevista con Patxi López

Patxi López dice que el Rey piensa que ahora "es el tiempo de los partidos"

El PP ve correcta la decisión del Rey y subraya que Sánchez ya no es candidato

nacional

| 07.03.2016 - 10:19 h
REDACCIÓN

Felipe VI ha decidido no convocar por el momento una nueva ronda de consultas con los candidatos a la Presidencia del Gobierno, "de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes" con vistas a la elección de un candidato a la presidencia del Gobierno.

Así consta en un comunicado difundido por la Casa del Rey, en el que, de ese modo, se apunta a que corresponde a los partidos políticos actuar para que sea posible la elección de un candidato a la investidura, prevista en el artículo 99 de la Constitución.

El Rey le ha comunicado su decisión al presidente del Congreso, Patxi López, con el que se ha reunido este lunes en el Palacio de la Zarzuela, para que le comunicase formalmente la investidura fallida del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

"Tras la celebración del mencionado debate de investidura, Su Majestad ha comunicado al Señor Presidente del Congreso su decisión de no iniciar, por el momento, nuevas consultas con los representantes designados por los Grupos políticos con representación parlamentaria, de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren conveniente a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución", dice literalmente el comunicado de la Casa del Rey.

Don Felipe le ha pedido a López que traslade esta decisión a los Grupos políticos con representación parlamentaria. Ya antes de entrar a la reunión con el presidente del Congreso, Felipe VI había evitado decir a los periodistas si iba a convocar una nueva ronda. "Ya veremos", fue su respuesta.

"SE TRAMITARAN SUCESIVAS PROPUESTAS"

El artículo 99.4 de la Constitución establece que si el candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno no obtuviera la confianza del Congreso en segunda votación por mayoría simple, "se tramitarán sucesivas propuestas" de candidatos por el mismo procedimiento que con el primer candidato, es decir a través de la designación del Rey tras mantener una ronda de consultas con las fuerzas con representación en el Parlamento.

El único límite que fija la Constitución a la presentación sucesiva de propuestas de candidatos son los dos meses de plazo máximo para intentar formar Gobierno antes de convocar elecciones, y que cuentan a partir de la primera votación, esto es, del 2 de marzo. Esto quiere decir que la posibilidad de formar Gobierno y evitar nuevas elecciones concluye el próximo dos de mayo.

Sin embargo, los expertos en Derecho Constitucional discrepan a la hora de interpretar si el jefe del Estado está obligado a presentar propuestas de candidato a la presidencia del Gobierno que no tengan garantías de éxito.

AHORA "ES EL TIEMPO DE LOS PARTIDOS"

El Rey cree que tras la investidura fallida de Pedro Sánchez de la semana pasada ahora "es el tiempo de los partidos", a los que corresponde buscar un acuerdo que permita investir al nuevo presidente del Gobierno, ha explicado el presidente del Congreso, Patxi López. Tras entrevistarse con don Felipe durante algo más de media hora en el Palacio de la Zarzuela, López ha comparecido en rueda de prensa en el Congreso, donde ha corroborado el comunicado en el que la Casa Real anuncia que el jefe del Estado no va a emprender "por el momento" una nueva ronda de consultas políticas.

Patxi López ha negado que don Felipe esté preocupado por la situación, pero ha subrayado que el Monarca sí tiene "la voluntad" de que este sea "el tiempo de los partidos" porque "les corresponde a ellos tener la iniciativa para seguir trabajando en lo que todos esperamos, que es una investidura".

A partir de ahora, el presidente del Congreso se mantendrá en contacto con el jefe del Estado para pulsar los posibles avances en las conversaciones entre las fuerzas parlamentarias, aunque el propio López ha recordado que, "como es evidente, las negociaciones y posibles acuerdos son públicos". De esta manera, ha apuntado que los pasos en la evolución de las conversaciones de cara a la investidura del nuevo presidente "los vamos a ir viendo estos días".

Entre tanto, la actividad parlamentaria continúa en el Congreso, porque hasta el 2 de mayo hay plazo para seguir intentando la investidura, de acuerdo con los tiempos marcados por la Constitución. En caso de no conseguirse antes de esa fecha, el Rey tendría que convocar nuevas elecciones para el 26 de junio.

EL PSOE NO ACUDIRÁ A LA REUNIÓN A "CUATRO" SIN CIUDADANOS

Poco después y pese a los duros reproches que se lanzaron la semana pasada en la tribuna del Congreso, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha propuesto retomar los contactos con PSOE, IU y Compromís para reabrir la "mesa a cuatro" y negociar la posible conformación de un gobierno "a la valenciana".

Oferta que ha durado apenas unas horas, porque el PSOE ha renunciado a acudir a ese encuentro después de que Podemos vetara la incorporación de Ciudadanos, como pretendían los socialistas. En una conversación telefónica, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha recordado a su homólogo de Podemos, Íñigo Errejón, la decisión tomada el pasado sábado por los equipos de negociación del PSOE y Ciudadanos de que irían juntos a cualquier foro en el que se discuta la formación de gobierno.

También le ha transmitido que su acuerdo de investidura "sigue plenamente vigente" pese a que no prosperó al sumar solo 131 votos el pasado viernes.

Ante las explicaciones de Hernando, Errejón le ha hecho ver que la invitación a la reunión era exclusivamente para el PSOE y que no contaba con Ciudadanos. En esta línea, el secretario de Organización del partido, Sergio Pascual, ha expresado su confianza en que al PSOE "se le quite el miedo" y pueda acudir a esa reunión sin su "hombre de negro", en referencia a Ciudadanos.

En vista de la situación, el PSOE ha decidido renunciar a participar en ese foro junto a Compromís e IU, que sólo ha conseguido de momento reunirse en dos ocasiones.

La propia IU, que había sido la promotora de este grupo "a cuatro", ha reconocido que el encuentro será un "fracaso" si faltan PSOE o Podemos.

RAJOY ANUNCIA QUE LLAMARÁ A SÁNCHEZ Y SE MUESTRA DISPUESTO A RECIBIERLE INCLUSO CON RIVERA

Unas horas antes, el líder socialista, Pedro Sánchez, había pedido al de Podemos, Pablo Iglesias, que si no es "valiente" y no tiene el "coraje" para sumarse al cambio" con el PSOE y Ciudadanos al menos "no lo bloquee". Sánchez ha invitado a Iglesias a "dar un paso al frente y decir sí al cambio" en vez de "situar en el terreno del chantaje, del veto o de la línea roja" cualquier posible entendimiento con el PSOE.

Opinión que no comparte Podemos, que ve como escollo principal en una negociación con el PSOE el acuerdo que firmaron los socialistas con Ciudadanos. "Meter con calzador el pacto con Ciudadanos es forzar innecesariamente una vía ya fracasada", avisan desde Podemos, que insiste en que las puertas siguen abiertas "si se trata de hacer lo contrario a las políticas del PP".

En el otro extremo, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha anunciado su intención de llamar esta misma semana al socialista Pedro Sánchez para concretar un encuentro. En una entrevista en la Cadena COPE, Rajoy ha considerado que sería mejor que concertaran una reunión a dos pero ha precisado que no tendría ningún inconveniente en que Sánchez acudiera con su "socio de hecho", el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Rajoy ha explicado que tratará de ofrecer a Sánchez lo que no pudo en el encuentro que mantuvieron el pasado 23 de diciembre porque en esa ocasión, ha subrayado, el líder socialista no quiso hablar con él.

El presidente del PP pondrá de nuevo sobre la mesa su oferta de una gran coalición. "Voy a volver a intentarlo", ha apuntado.

Pese a su disposición a reunirse con Sánchez y Rivera al mismo tiempo, Rajoy ha calificado de "lisa y llanamente un fraude" que PSOE y Ciudadanos pretendan negociar juntos cuando no fueron en coalición a las elecciones y sus programas no tenían "nada que ver".

Le ha tomado la palabra el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha pedido al PP y a Podemos que dejen los "extremos" y se sienten a negociar un acuerdo que permita sacar a España del bloqueo.Una negociación que busca evitar que haya que celebrar nuevas elecciones en junio y que tiene como punto de partida el acuerdo de 200 medidas pactado con PSOE que, reconoce, "puede ser mejorable" y que está abierto a las aportaciones de otras formaciones.