El Rey evoluciona mejor de lo esperado, pero no recibirá hoy el alta

nacional

| 27.11.2012 - 11:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El rey presenta una evolución "muy favorable" en el hospital madrileño Quirón San José, donde "mejora" de acuerdo con lo previsto y continúa "ganando en movilidad y autonomía", según el parte médico leído esta mañana por el director del centro sanitario, Javier de Joz. La nota, firmada por el traumatólogo responsable de la operación, Ángel Villamor, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández-Tapia Ruano, no indica cuándo recibirá el alta hospitalaria, pero precisa que "el próximo parte médico se emitirá dentro de 24 horas".

La evolución de don Juan Carlos "continúa siendo muy favorable" y "mejora, según las previsiones", con "dos sesiones diarias de fisioterapia", puntualiza la nota.A la hora en que se daba a conocer este parte médico, las 11.00, se han cumplido tres días desde que el doctor Villamor explicó, en su comparecencia informativa de la mañana del sábado, que don Juan Carlos podría abandonar el hospital al cabo de "tres o cuatro días".

En principio, el rey no espera recibir hoy visitas en el hospital, donde seguirá su programa de recuperación intensiva por la mañana y por la tarde, al igual que ayer, con movilizaciones activas y pasivas, informan fuentes de la Casa del Rey.Don Juan Carlos no tiene previsto realizar tareas de despacho institucionales en su habitación del centro sanitario, desde donde sí atenderá llamadas telefónicas, como ayer.

Según indicaba el parte médico hecho público ayer antes de mediodía, el rey ya se levantaba y caminaba entonces "con autonomía por su habitación", sin necesidad de usar muletas.El jefe del Estado fue intervenido el pasado viernes por la noche en una operación efectuada bajo anestesia general, que duró una hora y media y permitió resolver el deterioro de la articulación izquierda de la cadera provocado por la artrosis con la implantación de una prótesis.