El Rey es operado con éxito tras romperse la cadera en un viaje privado

Ha sido operado con éxtito de la cadera derecha tras una caída accidental

Se encontraba de caza en Botsuana

nacional

| 14.04.2012 - 08:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El rey ha sido sometido a una operación quirúrgica tras fracturarse la cadera durante un viaje privado a Botsuana, y deberá permanecer varios días ingresado en la clínica madrileña donde se le ha intervenido, aunque su recuperación completa no se demorará mucho tiempo.

El jueves pasado, Don Juan Carlos se desplazó al país africano para practicar la caza mayor, pero esa misma noche tropezó con un escalón en la residencia donde se alojaba, cayó al suelo y se fracturó la cadera.

En el mismo avión privado que le había llevado a Botsuana, y acompañado por el médico de la Casa del Rey, don Juan Carlos fue trasladado a Madrid para ingresar en el hospital USP San José, donde fue operado esta madrugada.

El doctor Ángel Villamor, responsable de la intervención quirúrgica, ha explicado que el rey continuará ingresado cuatro o cinco días, que volverá a ejercer tareas de despacho en unos diez días y que podrá realizar todo tipo de actividad física en uno o dos meses.

La intervención se prolongó durante algo más de dos horas y ha consistido en la reconstrucción de la zona afectada y la colocación de una prótesis.

El jefe del Estado se había roto en tres fragmentos la cadera derecha, afectada a su vez de artrosis.

En una comparecencia informativa, el doctor Villamor ha explicado que la caída accidental se produjo al bajar un escalón y ha señalado que durante el vuelo desde Botsuana a España, de unas diez horas, don Juan Carlos viajó sentado y recibió analgésicos.

El traumatólogo ha considerado "muy satisfactorio" el resultado de la intervención, tras la cual el rey ha permanecido ocho horas en observación, y ha anunciado que ya hoy se pondrá en pie, ayudado por muletas, para unos primeros ejercicios de rehabilitación.

Todo ello ha ocurrido mientras la reina permanece en Grecia, a donde había llegado antes del accidente para celebrar la Pascua Ortodoxa con su familia griega, como ha hecho otros años; la reina Sofía regresará a España el próximo lunes.

Entre tanto, la infanta Elena ha sido la primera integrante de la familia real en visitar al rey en la clínica, a última hora de la tarde, acompañada de su hija Victoria Federica.

Doña Elena y Victoria Federica han acudido al centro médico después de acompañar esta tarde en el Hospital Quirón a Felipe Juan Froilán, el otro hijo de la infanta, ingresado desde el lunes como consecuencia de una herida en el pie derecho, tras disparársele el lunes la escopeta que empleaba en unas prácticas de tiro en la finca familiar de Soria, acompañado de su padre, Jaime Marichalar.

Las dos audiencias que el jefe del Estado tenía previstas para el próximo lunes no se han suspendido y serán asumidas por el príncipe, mientras quedan pendientes otros actos oficiales de la semana, como la inauguración el miércoles de la ampliación de una refinería de Repsol en Cartagena (Murcia).

El PP se ha remitido al comunicado del Palacio de la Zarzuela; el PSOE ha deseado una pronta recuperación al rey; e IU, el BNG y el PNV han cuestionado el gasto del viaje privado durante el que el jefe del Estado sufrió el accidente.

Con la operación de hoy, don Juan Carlos ya ha afrontado ocho intervenciones quirúrgicas, cuatro debidas a lesiones accidentales.

La última fue el 4 de septiembre de 2011, cuando el rey ingresó en la misma clínica en la que hoy se recupera para someterse a una cirugía por la rotura del tendón de Aquiles a cargo del mismo doctor Villamor, que además le había implantado una prótesis en su rodilla derecha, pocos meses antes, el 3 de junio.

La cirugía que se realiza tras una fractura de cadera es poco dolorosa y el paciente se puede recuperar totalmente en tres meses.

Según el doctor Juan Ramón Valentí, especialista en traumatología y ortopedia de la Clínica Universidad de Navarra, el tratamiento más adecuado para este tipo de lesiones es la prótesis de cadera, la cual permite al paciente "mayor funcionalidad en un corto período de tiempo".