El Rey acompaña a la familia Botín hora y media para trasladar su pésame

Coche fúnebre con los restos de Emilio Botín

nacional

| 12.09.2014 - 18:52 h
REDACCIÓN

El Rey ha acudido esta tarde a la antigua residencia de los Botín, el conocido palacio del Promontorio de Santander, para trasladar su pésame y el de toda la Familia Real a los familiares del fallecido presidente del Banco Santander, Emilio Botín, con quienes ha permanecido más de hora y media.

Esta tarde, sobre las 17.00 horas, tras llegar a Santander procedente de Zaragoza, don Felipe se ha acercado a la que fue casa de los Botín para mantener un encuentro privado con los familiares del presidente del Banco Santander, entre ellos su viuda, Paloma O'Shea, y su hija mayor, Ana Patricia, a quienes ha transmitido personalmente sus condolencias y las del resto de la Familia Real.

Más de hora y media después de su llegada, el Rey ha abandonado la casa acompañado por la viuda de Botín y otros familiares y se ha desplazado al Centro de Alto Rendimiento de Vela "Príncipe Felipe", donde dará inicio al programa de su visita a las instalaciones del Mundial de Vela, una competición deportiva que fue inaugurada ayer y en la que hoy se han iniciado las primeras regatas.

El pasado miércoles, tras conocer la muerte del banquero, don Felipe elogió la figura de Botín por su trayectoria y su condición de "protagonista" de la transformación del Santander "en un banco global", al tiempo que envió junto a la Reina un telegrama de condolencias a la familia, al igual que hicieron también don Juan Carlos y doña Sofía.

En el Centro de Alto Rendimiento, don Felipe mantendrá esta tarde un encuentro con deportistas y organizadores del Mundial, al que está previsto que asistan autoridades como el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, así como los responsables de las federaciones española e internacional de vela.

También es posible que recorra las nuevas instalaciones, construidas para este evento internacional, en la zona del Dique de Gamazo.

El Rey permanecerá hasta mañana en Santander, donde mantendrá a primera hora otro encuentro con regatistas de la clase Láser y, posteriormente, se acercará al muelle del que salen la mayoría de las embarcaciones participantes en este Mundial, en el que compiten cerca de mil regatistas de 85 países.