El PSOE presenta 1.601 enmiendas a los Presupuestos que mueven 11.000 millones

Los socialistas enmiendan en 100 millones el presupuesto contra la violencia de género

Antonio Hernando presenta las enmiendas del PSOE a los presupuestos 2016

nacional

| 27.08.2015 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Grupo Socialista en el Congreso ha registrado este jueves 1.601 enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos de 2016, con las que pretende movilizar hasta 11.000 millones de euros en torno a tres ejes: la educación y el empleo, el cambio de modelo económico y la cohesión social. Para ello, plantea un aumento de la recaudación tributaria de 11.125 millones de euros. El portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando, y los responsables de Presupuestos y Hacienda, Joan Rangel y Pedro Saura, respectivamente, han presentado en rueda de prensa las principales líneas de sus enmiendas, que "apoyan el programa de futuro, de reforma, de regeneración, de renovación y de ambición de país" presentado por su secretario general, Pedro Sánchez, durante el debate de totalidad celebrado en los últimos días.

"Estos Presupuestos no contribuyen a la recuperación, agrandan la desigualdad y la brecha social, y no ayudan a la renovación y modernización de la economía. Sin embargo, la actual crisis pone de relieve que el crecimiento vendrá sobre bases sólidas y no sobre fuentes pasajeras y temporales", ha explicado Hernando. En concreto, los socialistas priorizan tres ejes de actuación con la asignación de recursos: 3.095 millones para educación y empleo, 3.190 millones para crecimiento económico y 3.483 millones para cohesión social.

SUBIDA DE IMPUESTOS

Para poder pagar estos aumentos de gasto y cumplir con el objetivo de déficit del 2,8% pactado con Bruselas para el próximo ejercicio, el PSOE propone recaudar 11.125 millones de euros adicionales mediante una "reforma profunda" del sistema fiscal para que "la riqueza contribuya de manera efectiva en el sistema impositivo" y se cumpla la progresividad prevista en la Constitución.

Así, se propone por una parte incrementar los tipos de IRPF para los tramos más altos, crear un nuevo Impuesto sobre las Grandes Fortunas e imponer una tributación mínima del 15% sobre el resultado contable en el Impuesto de Sociedades. Por contra, exigen reducir del 21% al 5% el IVA cultural.

Igualmente, el principal partido de la oposición exige que el sistema tributario se "asiente sobre la lucha contra el fraude y la elusión fiscal", pidiendo por ello el aumento en 5.000 efectivos de la plantilla de la Agencia Tributaria dedicados a este fin durante los próximos años.

"La política fiscal del Gobierno, lejos de reducir la desigualdad, la ha incrementado. Ha habido transferencia de renta y bienestar de las rentas medias y los trabajadores a las rentas más altas. Y para cambiar eso y que haya una verdadera política de cohesión social necesitamos más gasto social dirigido a quien lo necesita y una fiscalidad más justa, para que pague más el que más tiene y más gana", ha insistido Saura.

INGRESO MINIMO VITAL

Una vez obtenidos esos recursos adicionales, el principal partido de la oposición plantea un plan de 6.500 millones de euros para poner en marcha el Ingreso Mínimo Vital, en cuya primera fase de implantación, en 2016, requeriría de 2.500 millones de euros de gasto.

El resto de los 3.483 millones de euros destinados a cohesión social se repartirían entre una extensión del subsidio por desempleo para parados de larga duración con cargas familiares, un incremento del 2% para las pensiones mínimas y del 1% para el resto, un aumento del 5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y un incremento del 1,5% de los sueldos de los funcionarios.

Igualmente, los socialistas piden con sus enmiendas recuperar el nivel acordado con las comunidades autónomas en materia de dependencia, llevar a cabo una "política ambiciosa" de prevención y lucha contra la violencia de género "multiplicando por cinco la dotación" prevista por el Gobierno, incrementar los créditos para inmigración y refugiados, la puesta en marcha de un Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil y el rescate del papel del Fondo de Cohesión Sanitario.

MAS IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

Joan Rangel, por su parte, se ha centrado en las enmiendas que buscan "generar igualdad de oportunidades", tras casi cuatro años marcados por un "aumento de la desigualdad". Y, para conseguir su objetivo, es fundamental "apostar de manera clara" por la educación como "elemento estratégico" para el bienestar de las personas.

En este sentido, el PSOE resume sus enmiendas en tres objetivos. Por una parte, garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación con un incremento de los créditos para becas, la derogación de los actuales requisitos de acceso para que "vuelvan a ser un derecho y no un mérito", y la apuesta por la calidad de la educación pública.Pero, además, reclaman que se asegure la financiación de los estudios universitarios, proponen un Plan de Impulso de la Formación Profesional y dotan al primer ciclo de Educación Infantil de 0 a 3 años.

En cuanto a la igualdad de oportunidades para acceder al empleo, los socialistas aportan 1.000 millones de euros adicionales a las políticas activas de empleo, recuperan planes de empleo específicos para comunidades y municipios con dificultades especiales, dotan un programa de Garantía Juvenil y otro para parados mayores de 45 años y revisan el Programa de Activación para el Empleo. Igualmente, proponen la contratación de promotores y orientadores técnicos de empleo porque y plantean garantizar la igualdad retributiva entre hombres y mujeres.

"ROBUSTECER" LA ECONOMIA

Finalmente, en aras a conseguir una economía "más competitiva" que sea capaz de sostener el crecimiento al margen de "factores exógenos" cuando "flaqueen los vientos de cola", el principal partido de la oposición apuesta por destinar 500 millones adicionales a la ciencia, incrementar las dotaciones para internacionalización, competitividad industrial e innovación; y mejorar los recursos de las infraestructuras de transporte y medioambientales con incidencia en la competitividad.

Finalmente, reservan enmiendas para aumentar las partidas de reindustrialización de zonas afectadas por deslocalizaciones, modernización de infraestructuras turísticas, prevención de la contaminación, lucha contra el cambio climático, gestión de infraestructuras del agua y desarrollo rural sostenible.

La Ponencia de la Comisión de Presupuestos debatirá todas estas enmiendas la próxima semana, y las que no sean incluidas serán debatidas entre el 7 y el 11 de septiembre, de modo que las que queden vivas tras ese trámite serán elevadas a Pleno entre el 14 y el 16 de septiembre.