El PSOE pide refinanciar la deuda en la zona euro para beneficiar a Grecia

Sánchez recupera la emisión de eurobonos como solución para Grecia

nacional

| 09.01.2015 - 12:36 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha recuperado la antigua propuesta de mutualizar la deuda pública en Europa y emitir eurobonos en la zona euro como solución a medio plazo para Grecia, dentro de la alternativa económica socialdemócrata que pretende liderar y que ha presentado hoy.

A corto plazo, hasta que se emitan los eurobonos, Sánchez apuesta por renegociar con Grecia las condiciones de financiación de su deuda, facilitando el alargamiento de los plazos y las rebajas de los tipos de interés.

Su alternativa -que hoy mismo hará llegar a todos los líderes socialistas europeos- se basa en la creación de un fondo de amortización de deuda, al que se transferiría la deuda pública de los países miembros que supere el 60 % del PIB

"Desgraciadamente, los eurobonos han desaparecido del debate político europeo, pero creo que es en buena medida la solución", ha afirmado Sánchez, que el próximo 28 de enero expondrá sus propuestas económicas en Bruselas ante el plenario del Partido de los Socialistas Europeos (PSE) en una reunión previa a la cumbre que celebrará con sus colegas europeos el 21 de febrero en Madrid.

Tras recordar que el PSOE defiende que Grecia siga en el euro y que considera "irreversible" el proyecto de la moneda común, Sánchez ha recalcado su apuesta por "más unión" en la UE, "no por separación", y por una unión que sea "política, económica y social".

Su decálogo de medidas para ayudar a Grecia y salvar a Europa de la crisis de la deuda incluye establecer un presupuesto propio para la zona euro, gestionado por un tesoro europeo, así como "acelerar" la aplicación del plan Juncker y dar prioridad a los países con mayores tasas de desempleo.

Sánchez ha advertido, no obstante, de que, aunque los griegos deben "sentir la solidaridad de Europa", los gobernantes de ese país que salgan de las urnas el próximo 25 de enero deberán "afrontar su tarea de modernizar su sistema económico, político y social".

La alternativa económica en Europa que el PSOE ha empezado a articular prevé además un plan de reindustrialización que beneficiaría a los países que más sufren la crisis.

Ante el riesgo de deflación, Sánchez ha planteado que el Banco Central Europeo (BCE) respete el objetivo de inflación del 2% y que se aprueben políticas expansivas que garanticen ese objetivo, en beneficio de las economías muy endeudadas como la griega.

Depreciar el euro para facilitar las exportaciones, que los gobernantes de la UE rindan cuentas y refuercen su coordinación política y revisar, especialmente para Grecia, el calendario de la senda de reducción del déficit público son otras de las medidas que propone el líder del PSOE.

Convencido de que la situación en Grecia es "absolutamente diferente" a los retos que tiene la economía en España y de que las situaciones de ambos países "no son equiparables", Sánchez ha defendido para los españoles la recomendación del FMI de que las familias y autónomos en riesgo de perder sus negocios y viviendas afronten un proceso de restructuración de deuda privada, beneficiaría a 500.000 familias, ha dicho.

En rueda de prensa en la sede de su partido, Sánchez ha asumido hoy también la futura responsabilidad de la Ejecutiva federal en el resultado de las elecciones municipales de mayo: "Mi Ejecutiva se examina en todos los procesos electorales, en todos", ha recalcado.

Tras asegurar que se sintió apoyado ayer por los diputados, senadores y europarlamentarios con los que se reunió para preparar el año político, el líder socialista ha incidido en que su "adversario es el PP y Mariano Rajoy" y en que su objetivo es situar al PSOE como "primera fuerza política del país".

Para ello -ha reiterado-. se está "dejando la piel" y está construyendo una alternativa que representará el "cambio seguro" que a su juicio ansían los españoles, a tenor de las encuestas