La cesión de senadores a ERC y DiL abre un nuevo frente interno en el PSOE

El Gobierno ve preocupante la cesión de senadores socialistas a independentistas

Ciudadanos lamenta que el PSOE facilite a los independentistas el "espacio" político en el Senado

nacional

| 15.01.2016 - 13:26 h
REDACCIÓN

El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, ha asegurado que la cesión de senadores a ERC y DiL no tiene "absolutamente nada que ver" con un pacto de gobierno con las formaciones independentistas y ha recalcado que su partido mantiene su posición respecto a no negociar con el soberanismo catalán.

"No hay ninguna negociación, no se ha producido ni se va a producir", ha recalcado López en una rueda de prensa convocada esta misma mañana en el Senado para "desmontar las falacias" sobre una acción que, ha insistido, responde exclusivamente a una cortesía parlamentaria "más necesaria ahora que nunca".

Ha recalcado que el PSOE no negociará sobre la gobernabilidad de España con la fuerzas separatistas, como acordó antes de las elecciones, y ha dicho desconocer si existen discrepancias dentro de su partido por la cesión de senadores. No obstante, ha reconocido que algunos pueden tener dudas ante los discursos irreales que se están haciendo sobre una cuestión que incierta y ha vuelto a acusar a la "derecha" de haber emprendido una "campaña brutal" contra los socialistas.

Ha reiterado que el PSOE ha tomado conforme al reglamento y la doctrina del Tribunal Constitucional la decisión de ceder dos de sus senadores a ERC (Francesc Antich y Josep Lluis Grau Valles) y otros dos a DiL (Miguel Ángel González Vega y Ricardo Jacinto Varela) para que puedan formar grupo propio.

Y ha recordado que el PP permitirá que ocurra lo mismo en el Congreso y ha instado a su portavoz en la Cámara Baja, Rafael Hernando, a que explique por qué por su culpa hay un "golfo" sentado en esta cámara, en referencia directa al diputado Pedro Gómez de la Serna.

López ha defendido además que qué mejor lugar que el Senado para tratar cuestiones territoriales y ha considerado que no dar voz a ERC y DiL en el Senado hubiera supuesto dar "gasolina" una vez más al discurso "victimista" de los nacionalistas.

Ha reconocido que la situación actual es muy diferente al comienzo de otras legislaturas, pero ha recalcado que, por eso mismo, lo que se requiere es que haya diálogo dentro del cauce institucional, y ha incidido en que el Senado es el sitio donde debe producir el debate territorial.

También ha insistido en que la cesión de los senadores no es comparable con la petición de Podemos de tener cuatro grupos en el Congreso. "Es justamente lo contrario", ha afirmado.

Por su parte, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha afirmado que la cesión de senadores por parte del PSOE es "únicamente" para que los republicanos puedan conformar un grupo propio en el Senado y que, por lo tanto, no hay "nada más pactado" con los socialistas.

LA CESIÓN DE SENADORES A ERC Y DyL ABRE UN NUEVO FRENTE INTERNO EN EL PSOE

La cesión de dos senadores socialistas a ERC y de otros dos a Democràcia y Llibertat para que puedan conformar grupo parlamentario propio en el Senado ha abierto un nuevo frente interno en el seno del PSOE.

Desde algunas federaciones territoriales manifiestan su sorpresa pero optan por guardar silencio a la espera de que se den más explicaciones políticas a lo ocurrido porque entienden que, de tratarse de parte de un acuerdo de gobernabilidad, se estaría vulnerando parte del acuerdo que se firmó en la resolución aprobada por el Comité Federal del pasado 30 de diciembre.

Públicamente, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, consideró como "inexplicable" prestar senadores a quienes quieren "irse de España". No obstante, añadió que él asume y respeta tal planteamiento porque "es la decisión que se toma por parte de la dirección del partido" pese a insistir en que "no" la entiende.

En la misma línea se manifestó el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien manifestó que "hay determinados hábitos parlamentarios que habría que erradicar de forma definitiva" cuando se le preguntó por esta cesión de senadores. Si bien precisó que tiene que "aceptar las explicaciones" que se han dado de que se trata de un gesto de "cortesía parlamentaria".

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, confesó que antes de esta cesión le consultaron desde el PSOE y que dio su "pleno apoyo", porque es algo que no le ha "extrañado", al tiempo que remarcaba que no es más que "cortesía parlamentaria" y que "no hay una relación directa con el proceso de investidura".

Desde Andalucía, el PSOE-A optaba por el silencio y el portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, se limitó a señalar que no tienen "nada que decir a ese respecto, porque es una decisión que ha tomado la dirección del grupo parlamentario y la dirección del partido a nivel federal".

PREOCUPACIÓN DEL GOBIERNO

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha calificado de "bastante incomprensible" que el PSOE ceda dos senadores a ERC y otros a Democràcia i Libertad (DiL) para que puedan formar grupo propio en la Cámara Alta y ha recalcado que la pregunta ahora es a "qué está dispuesto a prestarse" el líder socialista, Pedro Sánchez, para "conseguir lo que no le han dado los votos" y llegar al Palacio de la Moncloa.

"Para nosotros e imagino que para muchos votantes y militantes del PSOE es bastante incomprensible. A mí me gustaría saber qué opinan los votantes de Lugo o de Cantabria, que ven que su voto va a servir para dar voz y para dar más participación y más relieve a los independentistas en el Senado", ha declarado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En este sentido, la portavoz del Ejecutivo ha señalado que es un "error que el señor Pedro Sánchez preste sus senadores y, por lo tanto sus votos, a los independentistas" y ha subrayado que si eso es el "federalismo asimétrico" que entiende el PSOE es un "paso muy preocupante". A su entender, los españoles y, particularmente, sus votantes, "merecen una explicación".

Sáenz de Santamaría ha recalcado que la pregunta que hay que dirigir ahora al líder del PSOE es "a qué está dispuesto a prestarse" el líder del PSOE "para conseguir lo que no le han dado los votos", que es "ser el más votado" en las elecciones del 20 de diciembre y por tanto ser el partido que tomar la iniciativa para formar gobierno.

Por todo ello, ha insistido en que Pedro Sánchez tendrá que "explicar" al conjunto de los ciudadanos, pero sobre todo a "muchos socialistas", qué "implica" ese "movimiento" de ceder senadores a Democràcia i Libertad y a ERC, máxime cuando "va en contra de lo que debe ser el planteamiento de partidos de corte nacional y español", en los que la unidad de España y la igualdad de todos los españoles es un "elemento fundamental".

UN "MALISIMO" PRECEDENTE

Sáenz de Santamaría ha recordado que este tipo de pactos se producen en otros países de la UE que ponen en común su visión "generalmente de la economía y la política social" pero ha destacado que en España cuentan con un "añadido", que es el "desafío secesionista" que está "en estos momentos encima de la mesa".

Por eso, ha reiterado que "no es buen precedente" que Pedro Sánchez haya cedido cuatro senadores "para dar más posición, realce, valor y opinión a los independentistas". "Es malísimo", ha enfatizado para hacer una llamada a la "responsabilidad" porque, según ha abundado, hay muchos votantes socialistas que eso no lo entienden. A su entender, un dirigente que aspira a liderar un país tiene que poner por delante el interés de España antes que "su interés personal en el corto plazo".

Sáenz de Santamaría se ha preguntado "a qué está dispuesto a prestarse Sánchez para conseguir lo que no le han dado los votos: ser el más votado y poder responder a los ciudadanos formando un gobierno" y ha considerado "muy preocupante" que esta decisión sea lo que el líder socialista entiende como "federalismo asimétrico".

"Los españoles y quienes han confiado en el PSOE merecen explicaciones de Sánchez", ha insistido, antes de volver a calificar esta decisión de "malísima" y de invitar al líder socialista "a la responsabilidad".

Preguntada si esta decisión aleja la oferta de acuerdo que hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de un acuerdo tripartito con PSOE y Ciudadanos, la vicepresidenta ha defendido esta propuesta ya que los ciudadanos apostaron el 20 de diciembre por una "agenda moderada" y de "corte nacional" que defienda la unidad del país y las reformas para consolidar la recuperación económica.

CIUDADANOS LAMENTA QUE EL PSOE FACILITE A LOS INDEPENDENTISTAS EL "ESPACIO" POLÍTICO EN EL SENADO

Miguel Gutiérrez, secretario general del que será grupo de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, lamentó este viernes que el PSOE facilite a los independentistas catalanes tener mayor "espacio" político en el Senado del que estrictamente les permite el Reglamento.

Gutiérrez respondió así en rueda de prensa al ser preguntado por la decisión del PSOE de ceder senadores a Democràcia i Llibertat y ERC para que puedan tener grupo propio. "Nos parece una cesión" a los planteamientos independentistas, ya que de hecho ERC ha anunciado que aprovechará ese espacio para presentar "un estatuto de autodeterminación" de Cataluña, dijo Gutiérrez.