El PSOE descarta una moción de censura "a corto plazo" como quiere Iglesias

Pablo Iglesias presiona a Sánchez para que tienda la mano a ERC y se aleje de Ciudadanos para construir una mayoría en contra del PP

El portavoz interino del PSOE en el Congreso, José Luis Abalos, cuestiona el uso de este instrumento cada tres meses y sin haber analizado previamente su "eficacia"

Cree el líder de Podemos que si el líder socialista "defrauda" y no cumple su palabra con sus bases, "eso sería definitivo" para el PSOE

nacional

| 16.06.2017 - 10:54 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido este jueves al reelegido líder del PSOE, Pedro Sánchez, que descarte la idea de contar con Ciudadanos para echar al PP del Gobierno y busque el entendimiento con ERC porque, a su juicio, es lo que le han pedido sus bases. Además, ha avisado de que si "defrauda" a sus militantes, eso será "definitivo" para el PSOE.

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Iglesias ha asegurado que en Podemos quieren "hablar" y "negociar" con el PSOE para tratar de construir una alternativa progresista, pero ha advertido a Sánchez de que no puede pretender incluir a Ciudadanos, ya que no es "progresista" sino la "muleta del PP". "Ellos se autoexcluyen desde el momento en que sostienen al PP", ha remachado.

El portavoz interino del PSOE en el Congreso, José Luis Abalos, no cree que vaya a celebrarse "a corto plazo" una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy y ha cuestionado el uso de este instrumento cada tres meses y sin haber analizado previamente su "eficacia".

"A corto plazo no lo veo", ha señalado en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, preguntado si cree que antes de Navidad se presentará otra moción de censura como quiere el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras el reciente fracaso de la última impulsada por Podemos que solo recibió el apoyo de Bildu, ERC y Compromís. "Esta semana acabamos de tener una y hacía 30 años que no teníamos una. A ver si vamos a pasar de 30 en 30 años a de tres en tres meses", ha remarcado, insistiendo en la necesidad de analizar si este tipo de iniciativas "ayudan o no".

Abalos, a quien el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propondrá como secretario de Organización en el 39 Congreso Federal de este fin de semana, sostiene que la moción de censura "no es el instrumento más adecuado cuando no se trabaja convenientemente".

De hecho, ha afeado a Podemos sus "lagunas" en la definición de un proyecto alternativo durante el debate de la moción de censura, y le ha reprochado que no hablase con el resto de fuerzas políticas para "ver puntos de acuerdo".

Según Abalos, a pesar de que ninguna de las dos mociones de censura anteriores salieron adelante, sí "tuvieron un punto de partida distinto" y contaban con un "respaldo considerable". El diputado del PSOE ha afirmado que comparte con la formación morada "la sensibilidad contra la injusticia", pero les ha afeado su "empeño" en "buscar la diferenciación" frente a los puntos de encuentro. También ha apuntado que "cuando la identidad es mayor", "más forzada resulta" esa diferenciación. En este sentido, ha criticado a Ciudadanos y a Podemos por "empeñarse" en destacar sus diferencias a sabiendas de que se presentaron como fuerzas políticas "con un deseo de cambio": "Si nos empeñamos en diferenciarnos vamos a ser estériles".

Frente a esa aspiración, ha aseverado Abalos, ambos partidos están consolidando "viejas situaciones" de la política. Como ejemplo ha puesto el "polarizado" rifi rafe que Albert Rivera y Pablo Iglesias mantuvieron durante el debate de la moción de censura que, en opinión del socialista, fue "muy viejo" pero "protagonizado por los que venían a hacer lo nuevo": "El debate polarizado y de exclusión ha sido un mal del país", ha apuntado.

En esta línea, les ha instado a mantener su "relato de autenticidad" y el "escenario" para el que han irrumpido en la política: "Hay que ser lo que uno quería o decía ser. Al final nos retratamos, que tampoco está más", ha manifestado. Así, sobre la posibilidad de un acuerdo entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos frente al PP, ha reiterado que, ante la aritmética parlamentaria actual, hay "posible" lo que "aparentemente es imposible".

PRESIONES DE PABLO IGLESIAS

Esa mayoría que propone Podemos implica sumar a los independentistas de ERC. Aunque los socialistas rechazan esta opción, Iglesias se ha mostrado convencido de que, con el cambio del discurso territorial de Sánchez, no tendría por qué ser imposible el entendimiento con una fuerza como ERC, que el líder 'morado' ha descrito como honrada y progresista.

"Creo que las bases no han dicho que deba entenderse con la muleta del PP. Han dicho que España es plural", ha asegurado, volviendo a recordar a Sánchez la responsabilidad que tiene con sus bases. "El hecho de incorporar plurinacionalidad en su discurso abre caminos muy interesantes", ha apostillado.

En esta línea, Iglesias ha rechazado la vía planteada ayer por Sánchez en una carta en el diario El Mundo, en la que volvió a esbozar la opción que exploró sin éxito el año pasado tras las elecciones de diciembre de 2015, que implicaba un acuerdo a tres entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Creo que si Sánchez volviera a hacer lo que hizo hace año y medio, es como si no hubiera pasado nada", ha avisado. "Entiendo lo que ha escrito Pedro y que las dificultades internas son las que son. Pero él sabe cuál es la matemática parlamentaria y creo que José Luis Abalos --el portavoz provisional del PSOE en el Congreso-- lo reconoció", ha afirmado.

"Busquemos acuerdos entre progresistas, tendamos la mano, que a lo mejor en Cataluña se puede construir una mayoría progresista", ha insistido. El líder de Podemos ha manifestado que tiene "buenas expectativas" sobre los cambios que se pueden producir en el PSOE tras la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General. Iglesias se ha mostrado optimista ante el giro a la izquierda que plantea Sánchez y la posibilidad de construir una mayoría alternativa para sacar al PP del Gobierno, pero ha insistido en varias ocasiones en que todavía está por ver si "lo que han dicho en las primarias se va traducir en políticas".