Piden explicaciones urgentes a Fernandez Díaz por reunirse con Rato

Hacienda sospecha que Rato elevó su patrimonio cobrando comisiones en Bankia

IU pide la comparecencia de Fernández Díaz para explicar su reunión con Rato

UPyD pide la dimisión de Rajoy por la reunión de Fernández Díaz con Rato

PSOE: El Gobierno ha perdido la decencia y la vergüenza por reunirse con Rato

nacional

| 10.08.2015 - 10:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no realizó gestión alguna en relación a la situación procesal de Rodrigo Rato tras entrevistarse en la sede de su departamento con el exvicepresidete del Gobierno y expresidente de Bankia.

Así lo asegura el Ministerio que dirige Fernández Díaz en un comunicado difundido hoy, en el que reitera que la reunión fue a petición de Rato por una cuestión de carácter "exclusivamente personal" y "completamente al margen de la situación procesal" en la que se encuentra el exdirigente de Bankia.

Tras las informaciones publicadas por El Mundo sobre esa reunión, el Ministerio del Interior quiere precisar que Rato solicitó ser recibido por el ministro "invocando" en la petición tratar de una cuestión personal.

"Este punto fue absolutamente clarificado como condición previa a la realización del encuentro", añade el comunicado.

Y dado ese carácter "exclusivamente personal" de la solicitud, Fernández Díaz accedió a recibirle y lo hizo miércoles 29 de julio, a las 12.00 horas. La reunión concluyó antes de las 13.00 horas.

Por ello, desmiente que fuera el día 22 de julio y que durara dos horas, como "erróneamente se ha publicado".

Una vez comprobado ese carácter personal, Fernández Díaz consideró que lo "correcto" era recibirle en la sede del Ministerio del Interior porque garantizaba absoluta transparencia y no había nada que ocultar.

"Sin duda, era más adecuado hacerlo en la sede del Ministerio que en el reservado de un restaurante o en un lugar similar", subraya el comunicado.

Añade que las investigaciones a las que está sometido Rato las están dirigiendo la autoridad judicial, la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Inteligencia Financiera (UNIF) de la Agencia Tributaria.

Mientras, cualquier otra actuación que sea requerida de las fuerzas de seguridad del Estado lo será "en su condición de policía judicial y, por lo tanto, actuarán en todo momento bajo la dirección de las autoridades judiciales y en ningún momento bajo la autoridad del Ministerio del Interior".

Según el comunicado, Fernández Díaz no ha realizado "ningún tipo de gestión ni ninguna iniciativa que tenga que ver absolutamente nada, ni directa ni indirectamente, con la situación procesal del señor Rato".

ENTREVISTA FERNÁNDEZ DÍAZ CON RATO

Los sindicatos policiales SUP, CEP y UFP han calificado de "inaceptable" e "irresponsabilidad política" la reunión del titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, con Rodrigo Rato, y han considerado insuficientes las explicaciones del ministro, que tendrá que justificar mejor ese encuentro.

Representantes de estas tres organizaciones han expresado a Efe su rechazo a esta reunión, celebrada en la sede del Ministerio el pasado 29 de julio, pero mientras la UFP se ha sumado a la petición de dimisión del ministro formulada por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), el SUP y la CEP esperan que Fernández Díaz dé más explicaciones para tomar una decisión al respecto.

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), su portavoz, Javier Estévez, ha señalado que las explicaciones que ha dado Interior sobre esta reunión "son de patio de colegio" y ha subrayado que el carácter público del ministro debe prevalecer por encima de sus reuniones personales.

Ha indicado que, como ministro de Interior, maneja información policial importante, por lo que debería estar "obligado a tener ciertas reservas para reunirse con un particular" y en este caso, además, con una persona imputada como es el exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia.

A ellos se han unido practicamente todas las fuerza políticas. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha afirmado que es "inconcebible" que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no estuviera al tanto de la reunión mantenida entre el ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, con el Ministro de Justicia, Jorge Fernández Díaz, porque el Ministro es una persona del círculo de confianza de Rajoy y "le ha acompañado en toda su carrera política".

"Esto implica también al presidente del Gobierno y tendrá que terminar dando explicaciones en sede parlamentaria", ha dicho.

El portavoz del PSOE ha adelantado que su grupo parlamentario "no va a cesar" en el tema y que presentarán a lo largo de la semana "más iniciativas en el registro del Congreso". "Es tan grave el tema, tiene tan poca explicación la cuestión que si el Gobierno encima no intenta explicar o justificar esta reunión, entonces las sospechas irán en aumento", ha advertido.

Asimismo, el portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Interior, Ricardo Sixto, ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que "explique los motivos por los que se reunió con Rodrigo Rato" en la sede de su propio ministerio el pasado 29 de julio.

Izquierda Unida ha informado de la presentación de esta iniciativa, con la que el parlamentario pretende que el ministro aclare las razones por las que se reunió con Rato, expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno, que ahora mantiene "diversas causas penales abiertas por graves delitos de corrupción".

Asimismo, el portavoz nacional de UPyD, Andrés Herzog, ha asegurado este lunes que la reunión entre el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el exvicepresidente, Rodrigo Rato, podría "tener consecuencias penales" tanto para Rato como para el ministro y ha añadido que "la única explicación" que su partido puede aceptar es "la dimisión del ministro de Interior y, por supuesto, de la dimisión de su jefe inmediatamente superior, el presidente del Gobierno".

Por su parte, la secretaria general del Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha dicho hoy que la reunión de Rodrigo Rato y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, demuestra que la "espina dorsal" del PP "está podrida" y que ese partido no tiene sólo unas manzanas podridas, "sino el cesto entero".

"El alma mater de la política del PP sigue siendo reconocido por su cúpula", ha dicho Rodríguez en alusión a la reunión de Fernández Díaz y Rodrigo Rato el pasado 29 de julio, en un encuentro de no más de una hora, en el despacho del ministro y a petición del que fuera miembro del gabinete de José María Aznar

HACIENDA CREE QUE COBRO COMISIONES EN BANKIA

La Oficina Antifraude detectó dos pagos al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por parte de dos empresas contratistas de Bankia mientras fue presidente de esta entidad, de los que luego desvió una parte al hotel de Berlín del que es copropietario.

Se trata de las empresas Zenith Media y Publicis Comunicaciones España, que facturaron algo más de dos millones de euros con una sociedad pantalla que hizo llegar parte de los fondos a mercantiles propiedad del exdirector gerente del FMI, han confirmado a Efe fuentes de la investigación.

Ambas empresas, dedicadas a la publicidad y la comunicación, dispararon su facturación con Bankia en los dos años que el exdirector gerente del FMI fue su presidente, entre 2010 y 2012, tal y como recoge la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) en su reciente informe adelantado por el diario El Mundo.

Solo la primera pasó de 150.000 euros en 2010 a 24 millones al año siguiente y 16 millones en 2012, cuando Rato abandonó el grupo financiero, según la información avanzada por el mismo periódico.

La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) puso el foco en estos dos pagos efectuados por servicios que realmente no se prestaron y que supuestamente habrían ido a parar a una sociedad pantalla que, a su vez, facturó con la principal empresa del exministro de Economía investigada, Kradonara.