El PSOE acusa al Gobierno de "cargarse" el modelo sanitario y educativo

El PP dice que los 10.000 millones en sanidad y educación no son un recorte presupuestario, sino otras reformas

Cayo Lara (IU) se niega a que los jubilados con buena pensión paguen por los medicamentos

UPyD insta a Rajoy a buscar un pacto de legislatura con la oposición que dé garantías "dentro y fuera" de España

nacional

| 10.04.2012 - 18:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha alertado de que el "brutal" recorte de 10.000 millones anunciado este lunes por el Gobierno supone de facto "cargarse" el vigente modelo sanitario y educativo porque se va a traducir en un "cambio radical y absoluto" del mismo que, según su pronóstico, traerá consigo "menores prestaciones" para los ciudadanos y que haya que pagar por algunas de ellas.

Así lo ha asegurado la dirigente socialista en una rueda de prensa en el Congreso, en la que ha exigido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca cuanto antes en el Congreso para detallar cómo va a aplicarse este "gran hachazo" al modelo de sanidad y educación públicas "construido entre todos en los últimos treinta años".

"Un recorte así, es una barbaridad que sólo pasa por que los ciudadanos reciban menores prestaciones de forma gratuita", ha alertado la portavoz socialista, antes de recordar que los ciudadanos ya contribuyen de forma "progresiva" a la financiación de la sanidad y la educación a través del IRPF. HABRA QUE PAGAR

Agarrándose a unas declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre la necesidad de revisar la cartera de prestaciones sanitarias, la portavoz socialista ha augurado que "se reducirá el número de prestaciones sanitarias a las que los ciudadanos tienen derecho y se incrementará el numero de prestaciones sanitarias que los españoles tengan que pagar".

CAYO LARA: NO AL COPAGO FARMACEUTICO

Por su parte, el coordinador de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, considera que "no es justo" que los pensionistas paguen un porcentaje del precio los medicamentos, ni siquiera los que tienen una retribución más elevada, y propone que la progresividad en el pago de la sanidad se siga haciendo por la vía de los impuestos, de modo que "cada uno pague en función de lo que se tiene y lo que se gana".

Así lo ha reconocido en una entrevista en Telemadrid, recogida por Europa Press, al ser preguntado por la posibilidad de modificar el actual sistema de copago farmacéutico, por el que todos los españoles pagan un 40 por ciento de las medicinas salvo los pensionistas, a quienes les salen gratis.

En este sentido, Lara ha defendido que "la pensión es un derecho que uno se gana a través de las cotizaciones realizadas a lo largo de su vida", y propone que "los problemas de financiación" se sigan afrontando "por la vía de los impuestos".

Además, ha acusado al actual Gobierno de querer "universalizar el repago" y dar "carta de libertad" a las comunidades para que lo hagan ya que, a su juicio, la propuesta del ministro de Economía, Luis de Guindos, de gravar a las rentas altas es "una forma dulce de vender una historia para después ampliarla y universalizarla".

"En peores tiempos hemos sido capaces de mantener una sanidad muy buena en España, en tiempos de más crisis, dificultades económicas y pobreza, defendiendo la universalización de la sanidad pública para todo el mundo", ha asegurado Lara.

Por último, el coordinador de IU también ha lamentado que el Ejecutivo hará "lo contrario de lo que dice", ya que "el escaso valor de la palabra del Gobierno" es "un clásico de esta era mariana".

EL PP DICE QUE SE TRATAN DE REFORMAS NO DE RECORTES

Mientras, el PP ha querido dejar claro que el ahorro de 10.000 millones de euros anunciado en sanidad y educación no es un recorte adicional a los Presupuestos Generales del Estado para este año, sino que es el resultado de otras reformas que el Gobierno piensa rematar con las comunidades autónomas.

Así lo ha precisado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, en rueda de prensa en el Congreso, remarcando que los Presupuestos siguen su camino y que, al margen de ese recorrido, el Ejecutivo está trabajando con las comunidades para llevar a cabo unas reformas que ya anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"El Gobierno va a acompañar a las comunidades autónomas, que tienen que cumplir con el objetivo del 1,5 por ciento déficit", ha insistido, Alonso, recordando que las autonomías tendrán que ajustar sus presupuestos para alcanzar esa cifra y que el Ejecutivo tiene previsto convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera en mayo.

El dirigente 'popular' ha acusado a la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, de intentar sembrar "confusión" al asegurar que el Gobierno va a hacer un recorte adicional a los Presupuestos y ha apuntado que difícilmente se podrían ahorrar 10.000 millones de unas cuentas públicas que van a destinar 2.200 millones a Educación y unos 4.000 millones a Sanidad.

UPyD INSTA A BUSCAR UN PACTO DE LEGISLATURA

Mientras tanto, lLa portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, ha emplazado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a convocar a la oposición para lograr un pacto de legislatura para salir de la crisis con el que se den garantías "dentro y fuera de España" ante la situación "dramática, de extrema gravedad", que atraviesa el país y que, a su juicio, "se parece demasiado" a la de mayo de 2010, cuando "el Gobierno descubrió de la noche a la mañana que estaba a punto de ser intervenido y de quebrar".

En rueda de prensa en el Congreso, Díez ha asegurado que España "se nos está hundiendo" y está "a punto de ser intervenida formalmente", dado que "intervenida ya está" y "rescatarnos no pueden". Ante esta situación, cree que las decisiones del Gobierno están siendo "atropelladas" y "sin reflexión", carecen de un "relato común" y parecen "fruto del pánico", lo que genera "una enorme incertidumbre".

En ese contexto, ha pedido a Rajoy que promueva "urgentemente" un pacto de legislatura con la oposición al que se llegue desde un "diagnóstico común" poniendo sobre la mesa los datos que se saben "y los que no" para trabajar "en la dirección correcta con las decisiones que haya que tomar" y sin limitarse a buscar responsables.

"Le pido al presidente que nos convoque, que nos haga copartícipes y corresponsables de la situación", ha dicho, apuntando que toda la clase política debe "tomar conciencia de la gravedad de la situación" en lugar de "quedarse en la trinchera" de la crítica partidista.