El PSC suspende cautelarmente a los diputados díscolos del partido

La Comisión de Garantías les suspende cautelarmente de sus cargos en el partido

Se niegan a dejar acta y creen que la expulsión sería un "error"

Este martes se reunirá la dirección del grupo socialista en el Parlamento catalán

Dirigentes del PSOE redoblan su apoyo a Navarro y apelan a la responsabilidad de los díscolos

Cospedal dice que es bueno que el PSOE tenga "las cosas tan claras" sobre Cataluña

nacional

| 20.01.2014 - 12:57 h
REDACCIÓN

El Consejo de Garantías Estatutarias del PSC ha decidido suspender cautelarmente de la comisión ejecutiva del partido y del Consell Nacional a los tres diputados díscolos que rompieron la disciplina de voto en el Parlament. El pasado día 16, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura se desmarcaron de la línea oficial del partido y votaron, junto a CiU, ERC e ICV-EUiA, a favor de solicitar al Congreso la transferencia de competencias a la Generalitat para celebrar un referéndum soberanista, petición a la que se opusieron PSC, PP de Cataluña y Ciutadans, mientras que la CUP se abstuvo.

La Comisión de Garantías del PSC ha suspendido cautelarmente de todos sus cargos de partido a los tres diputados del Parlamento catalán que rompieron la disciplina de voto la semana pasada, aunque por el momento no les ha expulsado del grupo parlamentario.

Ignasi Elena y Marina Geli dejan de formar parte así del Consell Nacional del partido, mientras que Elena y Geli también saldrán de la Ejecutiva --de la que Ventura no forma parte, aunque es primera secretaria de la federación de las Terres de l'Ebre (Tarragona)--, han informado a Europa Press fuentes socialistas.

Este martes se reunirá en el Parlamento la dirección del grupo socialista, con Pere Navarro al frente, y decidirá el futuro de los tres en la cámara, después de que la semana pasada, tras votarse la consulta de autodeterminación, el partido les diera de plazo hasta el domingo pasado para renunciar a sus escaños, lo cual no ha hecho ninguno de los tres.

La dirección del PSC ha considerado que quedó "patente" que los diputados "vulneraron el acuerdo del Consejo Nacional del partido, adoptado después de un amplio debate, en votación secreta y con el apoyo del 84 % de miembros del máximo órgano de dirección entre congresos".

Según el dictamen posterior de la Comisión, "por la gravedad de los hechos denunciados, por la significación pública de los militantes y por su condición de miembros de la Ejecutiva Nacional y del Consell Nacional, se ha acordado como medida preventiva la separación temporal y cautelar" de dichos órganos y de "todos los órganos de dirección de la organización territorial o sectorial".

Una medida "de aplicación inmediata" y que "implica el inicio de un expediente, al cual las personas afectadas podrán efectuar el descargo correspondiente y que resolverá, en su momento, la Comisión, resolución que las personas afectadas podrán apelar ante el Consejo Nacional", ha explicado el PSC en un comunicado.

A su salida de la reunión en la sede del partido, Joan Torres, presidente de la Comisión de Garantías del PSC ha querido dejar claro que la decisión se ha tomado por "unanimidad" y ha recordado que es el inicio de un proceso que se puede alargar, ya que los afectados tienen derecho a alegar, además de que pueden ser citados por la comisión o ellos mismos pedir comparecer ante ella.

Una decisión en la misma línea de otro dictamen hecho público hoy respecto a otro dirigente crítico, Fabián Mohedano, miembro de la corriente interna Avancem -a la que pertenecen también Elena y Ventura-, y que ha sido apartado de esos mismos cargos orgánicos por haber asistido el pasado 14 de diciembre a un mitin de ERC.

NEGATIVA A DEJAR EL ESCAÑO

Los tres diputados del PSC que rompieron la disciplina de voto han reiterado su negativa a dejar el escaño, a pesar de que ayer concluyó el plazo que les había dado el partido, y han avisado de que su expulsión "sería un error", porque supondría también la de "una parte del espacio socialista".

En declaraciones a Rac1, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, quien la semana pasada votaron en el Parlament a favor de solicitar la transferencia de competencias para la consulta, en contra de la línea del grupo socialista, han negado que contemplen formar un partido distinto o pasar a formar parte de alguno actual.

"Mi voluntad es seguir de diputado socialista", ha dicho Elena, quien "en absoluto" se plantea dejar de formar parte del PSC y para el que "la expulsión sería un error", porque, ha añadido, "no estamos hablando de una cuestión disciplinaria, sino una cuestión política que se debe abordar y resolver en clave política".

Marina Geli, por su parte, ha apuntado: "No tengo intención de dejar mi acta de diputada. Somos fieles al programa electoral y representamos aquello que es normalidad en muchos ayuntamientos, alcaldes y concejales socialistas".

Núria Ventura ha constatado su voluntad de "continuar formando parte del grupo parlamentario socialista, porque desde la política podremos conseguir superar este momento difícil". "Mi lugar es el PSC. No me planteo hacer política desde ningún otro lugar", ha apuntado Ventura, quien ha opinado que expresiones como expulsión "se deben dejar de lado y no tienen cabida en un sistema democrático" si se quiere hacer "un partido más plural".

DIRIGENTES DEL PSOE APELAN A LA RESPONSABILIDAD DE LOS DÍSCOLOS

Dirigentes del PSOE han redoblado este lunes su apoyo a la posición del PSC en contra de la consulta soberanista en Cataluña y han apelado a la "responsabilidad" de los tres diputados del PSC que en el Parlamento catalán rompieron la disciplina de voto tras votar a favor de pedir al Congreso que se transfiera la competencia para convocar un referéndum, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano ha dejado claro en una entrevista en Cadena Ser que corresponde al 'partido hermano' del PSOE decidir cómo actúa si los tres diputados del parlamento catalán no dejan su escaño, tal como les ha pedido el líder del PSC, Pere Navarro.

En todo caso, la 'número dos' del PSOE ha apelado "no a la disciplina", sino a la "responsabilidad" de los tres diputados para que sigan el camino del alcalde de Lérida, Angel Ros (que dejó su escaño en el 'Parlament' para no romper la disciplina de voto).

COSPEDAL: ES BUENO QUE EL PSOE TENGA "LAS COSAS TAN CLARAS" SOBRE CATALUÑA

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha considerado que es una "buena noticia" y "bueno para España" que el PSOE tenga "las cosas tan claras" en su posición junto al Gobierno contra el desafío independentista catalán.

Cospedal también ha señalado, como apuntó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que es "muy difícil" creer en la voluntad de diálogo del presidente de la Generalitat, Artur Mas, cuando toma decisiones "unilaterales" que "contradicen" dicha voluntad.

En la rueda de prensa posterior al comité de dirección de los populares, Cospedal ha respondido al compromiso hecho esta mañana por la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, quien ha asegurado que el Ejecutivo puede contar con su partido "para decir un no como una casa a la independencia de Cataluña". "

Es una buena noticia que el partido Socialista tenga las cosas tan claras en este punto en defensa de nuestro país, haciendo del interés general una cuestión fundamental. Creo que es algo bueno para España", ha subrayado la número dos del PP.