El PSC no apoyará la investidura de Mas y CIU abre negociaciones con ERC

Encuentro Navarro y Mas

nacional

| 03.12.2012 - Actualizado: 19:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente catalán en funciones y líder de CiU, Artur Mas, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, han mantenido esta mañana su primera reunión en el Palau de la Generalitat tras las elecciones catalanas del 25N, un encuentro en el que el socialista ha oficializado su 'no' a la investidura.

Así lo han confirmado a Efe fuentes conocedoras de la reunión, que han explicado que el encuentro ha sido cordial y ha durado una hora y media, aproximadamente.

Esta reunión Mas-Navarro, suspendida el pasado jueves por el malestar que provocó en el PSC que CiU filtrara su celebración, tiene lugar después de que el líder de Convergencia mantuviese un primer contacto con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, el pasado miércoles, 28 de noviembre.

En el encuentro, Navarro ha trasladado a Mas que una consulta sobre la independencia de Cataluña "no puede ser" la prioridad en esta legislatura, en la que a juicio de los socialistas deben primar las medidas dirigidas a crear empleo y salir de la crisis económica, según ha informado el PSC en un comunicado.

Además, Navarro ha oficializado su 'no' a la investidura de Mas dado lo antagónico de sus proyectos tanto en el debate territorial como en lo económico, pero sí se ha mostrado dispuesto a "valorar" los presupuestos que presenten los nacionalistas para decidir el sentido de su voto.

No obstante, en este sentido el socialista ha expuesto a Mas que una fiscalidad más justa y las políticas destinadas a garantizar los servicios públicos son una prioridad para el PSC.

El líder socialista también ha informado a Mas de que el PSC presentará una resolución en el Parlament que pide la reforma constitucional en un sentido federal, una de las propuestas estrella de la campaña socialista.

Navarro y Mas han abordado asimismo la cumbre sobre la crisis económica que se celebrará al inicio de la legislatura a propuesta del PSC, un partido que pide a CiU "huir del debate estéril" y centrarse en dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

Fuentes nacionalistas consultadas por Efe han explicado que los socialistas han dicho 'no' a la investidura de Mas pero están "abiertos a acuerdos a medio plazo" en el Parlament.

CiU Y ERC ABREN NEGOCIACIONES FORMALES

Por otra parte, CiU y ERC abrirán las negociaciones formales para explorar un acuerdo de investidura de forma "inminente", a través de sendas comisiones paralelas sobre la consulta de autodeterminación y sobre economía y asuntos sociales.

Fuentes de la federación han explicado a Europa Press que sus negociadores son Francesc Homs, Oriol Pujol, Josep Maria Pelegrí y Ramon Espadaler, y que también puede participar el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, cuando se aborden cuestiones más puramente económicas, como los presupuestos.

En rueda de prensa, la portavoz de ERC, Anna Simó, ha explicado que por parte de los republicanos el peso de ambas comisiones lo llevarán la secretaria general del partido, Marta Rovira, y el diputado del Parlament Pere Aragonès.

El secretario general adjunto del partido y diputado electo, Lluís Salvadó, también tendrá un papel importante en las dos, mientras que la diputada electa independiente Gemma Calvet participará en la de la consulta, y el responsable de Economía del partido, Albert Castellanos, en la económica y social.

VICEPRESIDENCIA DEL PARLAMENT

Según se ha apuntado desde ERC, la constitución de ambas comisiones no impedirá que el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y el líder republicano, Oriol Junqueras, puedan celebrar algún encuentro, como ya hicieron el miércoles.

Simó ha explicado que los republicanos desvinculan de estas negociaciones la Presidencia del Parlament, ya que no aspiran a ella, y ha apuntado que, tras haber quedado como segunda fuerza en los comicios, lo lógico es que ERC asuma al menos una vicepresidencia.

RELACIONES CON EL PP

Las negociaciones parten con dos peticiones de ERC: una reforma global de los impuestos y una 'hoja de ruta' clara para que los catalanes se pronuncien en esta legislatura sobre la independencia de Cataluña.

Dentro de esta reforma fiscal pueden entrar aspectos como revisar el euro por receta y el aumento del IRPF, recuperar el Impuesto de Sucesiones y promover nuevos impuestos, como uno sobre depósitos bancarios y otro sobre transacciones financieras.

Los republicanos admiten que el de los depósitos bancarios se ha complicado después de que el Gobierno impulsara el viernes a través del PP en el Senado una enmienda a la ley de medidas tributarias que dificulta que la Generalitat pueda crear este tributo.