El Príncipe resalta en Barcelona el papel del derecho como "regulador" de la convivencia

(Archivo)

nacional

| 18.04.2013 - Actualizado: 14:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Príncipe Felipe ha resaltado hoy la importancia del derecho "como instrumento regulador de la convivencia en las sociedades más avanzadas", al tiempo que ha apelado a reforzar en Europa un "espacio común de seguridad jurídica y económica" imprescindible para la estabilidad.

El Príncipe ha presidido hoy la ceremonia de inauguración de la séptima edición del European Jurists Forum, celebrado por primera vez en Barcelona y que hasta el próximo 20 de abril reunirá a cerca de 700 expertos de todo el mundo para analizar la actualidad jurídica europea.

En su discurso, el Príncipe ha recordado que hace unos días tuvo la oportunidad de presidir el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces españoles en Barcelona, tras agradecer la hospitalidad que hoy brindan las instituciones de la ciudad, "plena y activamente conscientes de la importancia del derecho como instrumento regulador de la convivencia en las sociedades avanzadas".

En ese sentido, ha sostenido que las sociedades actuales "esperan y demandan de sus mejores juristas las soluciones más ajustadas a la complejidad y los retos de nuestros días".

El Príncipe Felipe ha destacado la importancia de la "dimensión europea" del congreso, dada la necesidad de reforzar "este espacio común de seguridad jurídica y económica, imprescindible para la convivencia, la estabilidad y la prosperidad".

"Un espacio que debe ser fortalecido y perfeccionado buscando a un mismo tiempo el interés y la protección de los derechos de cada persona, perfectamente compatibles con los de toda la sociedad", ha añadido el Heredero, que ha pronunciado algunas palabras de su discurso en inglés y en catalán.

El Príncipe ha felicitado al Colegio de Abogados de Barcelona por la organización del foro internacional y por los temas que se tratarán durante las jornadas, que versarán sobre el derecho privado en los negocios -lo que abarca asuntos como la crisis bancaria o la insolvencia-, los nuevos horizontes del derecho europeo y el derecho aplicado a la migración y la política.

En ese sentido, ha destacado que la crisis bancaria, la inversión privada y la insolvencia son "cuestiones que preocupan a nuestras sociedades y que inciden en el bienestar de muchos ciudadanos".

Al mismo tiempo, ha considerado "de gran actualidad" temáticas como la migración y la política de asilo, "no sólo en Europa sino en otras regiones del mundo, y que afectan a tantos miles de seres humanos en todo el planeta".

"Estoy seguro de que con vuestra reflexión y diálogo contribuiréis a avanzar en un campo propicio para afirmar y reforzar la solidaridad entre los pueblos y la protección de los derechos humanos más elementales", ha agregado.

En el discurso de inauguración también ha intervenido el decano del Colegio de Abogados de la capital catalana, Pedro Yúfera, que ha subrayado la relevancia de la "marca Barcelona", una ciudad que siempre ha aspirado a la capitalidad del Mediterráneo, y ha opinado: "España puede y debe contar con Barcelona y Cataluña, en beneficio de todos".

Las referencias al espacio común europeo han estado presentes también en los discursos de la vicepresidenta del gobierno catalán, Joana Ortega, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner.

Asimismo, Moliner ha dedicado unas palabras a la crisis de las ejecuciones hipotecarias y ha lamentado que en el año 2012 se haya revertido la tendencia a la moderación de los desahucios que se apuntaba en ejercicios anteriores, una cuestión que ha considerado muy preocupante.

En las conferencias programadas en este foro, destacan debates sobre la movilidad societaria en la UE, la insolvencia de los grupos empresariales o los instrumentos jurídicos para la reestructuración de las deudas soberanas y del sector bancario y la creación de una fiscalía europea