El Príncipe: "no son tiempos para diferencias, ni egoísmos, sino de responsabilidad y sacrificio"

Destaca la profunda vocación histórica de Navarra a favor "de la unidad de España"

Entrega el Premio Príncipe de Viana de la Cultura al pintor manchego Antonio López

nacional

| 06.06.2012 - 14:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, defiende que "no son tiempos para diferencias ni para egoísmos, son tiempos de responsabilidad, de sacrificios y de actitudes generosas que nos permitan caminar juntos con esperanza, persuadidos de que podamos alcanzar los objetos que nos tracemos y mejorar, más pronto que tarde, la situación en que vivimos".

Don Felipe ha defendido que son "las ideas, las iniciativas y los proyectos de nuevas actividades" las que se deben "impulsar y potenciar entre todos ante estos tiempos difíciles" y ha reivindicado que "aunque la realidad de cada día sea dura" no se "debe perder la confianza en nuestras posibilidades".

Ha resaltado además que en el "esfuerzo necesario de cada día, en el impulso para superar las dificultades, debemos unirnos todos". Así lo ha señalado el Príncipe de Asturias durante su intervención en el acto de entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura al pintor manchego Antonio López.

Don Felipe, que ha presidido el acto acompañado por doña Letizia, ha defendido que la sociedad "debe creer con firmeza en el potencial de creatividad, de talento, de esfuerzo e iniciativa que atesora nuestro país, especialmente las generaciones más jóvenes, las mejor formadas y preparadas para los nuevos retos que tenemos por delante".

PREMIO PRÍNCIPE DE VIANA A ANTONIO LÓPEZ

Asimismo, sobre el pintor manchego, galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Viana, Don Felipe lo ha calificado como "el gran artista de nuestro tiempo" y ha destacado que su nombre "simboliza hoy en el mundo la creatividad artística de España".

"Su obra ofrece, renovados y actualizados, los profundos valores que han caracterizado a la pintura española de las épocas históricas más brillantes", ha ensalzado.

Además, ha remarcado que Antonio López "no se limita a pintar objetos, personas o paisajes", sino que "a través de su técnica muy depurada consigue con sus pinceles, de forma meditada y tranquila, destilar la realidad y mostrarnos la esencia de las cosas transmitiéndonos su emoción y sus sentimientos más profundos". Por todo esto, Don Felipe ha mostrado su reconocimiento "profundo" al pintor manchego, "tanto por su obra inicial de juventud, lírica e imaginativa, como también por la grandiosidad y el profundo mensaje de sus lienzos y esculturas más recientes".

También ha elogiado su "altura como persona que transmite inmediatez y afecto desde su sabiduría y calidad creativa". "Por eso, la Princesa y yo queremos felicitar de todo corazón a Antonio López y desearle que esta distinción que Navarra le ofrece constituya un nuevo estímulo para seguir avanzando en su obra creadora, una obra que sin duda pasará a la historia como expresión representativa del arte y de la realidad del tiempo en que vivimos", ha asegurado.

CONQUISTA DE NAVARRA

Durante su intervención, don Felipe, al igual que Barcina, también se ha referido a la conmemoración este 2012 de la conquista de Navarra y ha resaltado que "hace ahora 500 años que Navarra continuó el destino hispánico que siempre estuvo desde antiguo". Por ello, ha reconocido "la profunda vocación histórica de esta tierra a favor de la integración y la unidad de toda España, con cuyos proyectos colectivos, desde su singularidad y fuerte identidad, siempre estuvo firmemente comprometida".

"Al conmemorar este aniversario rendimos homenaje a los navarros que lucharon y trabajaron siempre por Navarra y por el progreso, la concordia y la unidad de todo nuestro país", ha afirmado el Príncipe, para señalar que, por ello, tanto él como la Princesa sienten "profundamente la realidad de esta tierra, la seguimos de cerca y comprobamos sus avances y sus logros".

También ha valorado Don Felipe "los grandes esfuerzos que realizan los navarros para sortear las dificultades y la apuesta decidida por un futuro mejor, participando siempre, responsable y abiertamente, en los proyectos comunes de España".