El Príncipe resalta el compromiso del Papa "con la paz y la dignidad del ser humano"

nacional

| 06.11.2010 - 12:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El príncipe de Asturias ha expresado hoy su "enorme aprecio" por el compromiso del papa Benedicto XVI con "la paz, la libertad y la dignidad del ser humano", especialmente en los tiempos "complejos y de crisis que vive el mundo".

En sus palabras de bienvenida al pontífice en el aeropuerto compostelano de Lavacolla, don Felipe ha subrayado que en estos tiempos "la guerra y el terrorismo, el hambre y la pobreza, la injusticia y el dolor, requieren de la firmeza, del compromiso personal y del esfuerzo de los gobernantes de la tierra y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad".

Tras agradecer al papa que visite hoy y mañana España por segunda vez en sus cinco años de pontificado y que tenga previsto hacerlo de nuevo el año que viene para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud, el príncipe de Asturias ha recordado que "desde Santiago, España contribuyó a aunar valores y a ensanchar los horizontes de Europa".

Siguiendo esa tradición, ha añadido, España también desea ahora, "como país moderno, abierto y democrático, transmitir desde Santiago su voz comprometida y solidaria con los problemas y necesidades de tantos pueblos y seres humanos".

Don Felipe ha explicado al papa, con una frase en gallego, que hacía tiempo que "estas tierras gallegas, de gentes amables y hospitalarias, esperaban vuestra visita", y ha subrayado que la ciudad espera con los brazos abiertos a un pontífice cuya ilusión por orar ante la tumba del Apóstol es conocida.

"Venís como peregrino a transmitir un mensaje de fe, de paz y de esperanza; habéis querido así uniros a la multitud de jóvenes, adultos y mayores que recorren una ruta milenaria para llegar, en este Año Santo, a la imponente Catedral de Santiago".

El Príncipe ha subrayado la "eclosión" del número de peregrinos y caminantes que llegan a Compostela en los últimos años y ha recordado cómo él mismo, junto a la princesa Letizia, recorrieron el pasado mes de mayo uno de los tramos de ese "maravilloso itinerario espiritual y cultural".

Un camino que "se ha convertido en verdadero símbolo de concordia, de fraternidad y de solidaridad", que "promueve valores y abre los espíritus; nos convoca a la reflexión y al reencuentro con nosotros mismos; nos invita a superarnos, a afrontar retos y a alcanzar nuevas metas".