El presunto pederasta denuncia al ministro del Interior por revelación e injurias

Jorge Fernández Díaz

nacional

| 09.10.2014 - 17:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, ha presentado una denuncia ante el Tribunal Supremo contra el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por la presunta comisión de un delito de revelación de secretos y de injurias.

Así consta en la denuncia en la que aparece como denunciante Antonio Ortiz, quien cumple prisión preventiva en Soto del Real desde el pasado 26 de septiembre. El escrito se presentó ayer en el registro general del Alto Tribunal.

En la denuncia se recoge que la misma se dirige contra el ministro del Interior por un delito de revelación de secretos de los artículos 197 y siguientes del Código Penal, así como por un delito de injurias de los artículos 208 y siguientes del Código Penal.

"Y, de la misma manera, se formaliza tal denuncia contra las personas que estuvieron acompañando a dicha persona en la rueda de prensa, convocada de manera urgente, el día 24 de septiembre pasado, por su participación consciente y voluntaria, dando ánimos y cooperando a la perpetración de tales delitos por dicha persona puesto que, de manera alguna, todas ellas no trataron de evitar el voluntario, manifiesto y notorio perjuicio que, de carácter muy serio, se iba u está provocando al dicente y a su familia".

En los hechos, el denunciante expone que "sin saber por qué y cómo" intervino en su detención en Santander el Grupo Especial de Operaciones Especiales de la Policía Nacional", sin poder entender el presunto agresor sexual "el motivo de la intervención de dicho cuerpo especial", cuya intervención "ni era necesaria ni proporcionada" a sus circunstancias porque no se opuso a la detención.

Una hora después, se convocó una rueda de prensa, de manera urgente, y se "procedió a comunicar, de manera pública a nivel nacional, por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que era el pederasta de Ciudad Lineal".

En la misma se expone que contaba con "multitud de antecedentes policiales", ya que había sido detenido por delitos similares. Se informó además que contaba con antecedentes penales por los delitos de detención ilegal y agresión sexual de una menor.

Según el denunciante, el ministro del Interior "precisa y sin género de dudas", que era la persona autora material de todos los hechos imputados al pederasta de Ciudad Lineal. "La credibilidad pública que ostenta la figura de cualquier ministro del Interior queda fuera de toda duda. Por tanto, sus manifestaciones deben ser consideradas como seguras y fiables por cualquier persona", entiende.

ANTECEDENTES PENALES

La denuncia incorpora copia certificada de los antecedentes penales expedido por el Ministerio de Justicia el día 24 de septiembre, a las 11.16 horas.

Según consta, "solo le constaba una condena por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa en el que se dictó sentencia por el Juzgado de lo penal 11 de Madrid, el 5 de noviembre de 2013, en virtud del cual se impuso al suscribiente la pena de 4 meses de prisión y multa de ocho meses de multa con cuota de 4 euros al día".

"Consta en dicho certificado de antecedentes penales, de manera fehaciente, el que la pena de prisión fue sustituida y que el dicente ni es reincidente ni reo habitual", recoge el escrito judicial.

Por ello, insiste en que "la existencia de unos supuestos antecedentes penales por hechos similares a los imputados al 'pederasta de Ciudad Lineal' es un hecho total y absolutamente incierto".

GRABACIONES DE LA RUEDA

En el escrito, interesa que se aporte a la causa que se pueda abrir que "se proceda a incorporar al presente procedimiento copia de la grabación de la rueda de prensa". Para ello, pide que se solicite copia a diversas cadenas de televisión.

Así, el preso reclama que se le tenga como perjudicado directo, a pesar de que no pueda personarse como acusación particular al carecer de medios económicos para ello, así como por estar preso.

Además, solicita que se proceda a nombrar para su defensa en este caso un abogado del turno de oficio para que pueda ejercitar las acciones civiles y penales en este proceso.