El presidente y el vicepresidente canario se retiran de la carrera electoral

Paulino Rivero (Paulino Rivero)

nacional

| 12.09.2014 - 19:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los canarios tienen la certeza de que, tras los comicios de 2015, cambiarán de presidente y vicepresidente autonómicos, tras haber renunciado a seguir en la carrera electoral en apenas 24 horas los líderes de CC, Paulino Rivero, y el PSOE, José Miguel Pérez.

El primero en dar un paso atrás fue el secretario general de los socialistas canarios y actual vicepresidente regional, que ayer comunicó a la Ejecutiva del PSC-PSOE que no se presentará a las primarias para las autonómicas de 2015, aunque por el momento seguirá desempeñando el principal cargo de dirección del partido.

Con 24 horas de diferencia, su socio de Gobierno, Paulino Rivero, se ha apeado también de la carrera, tras comprobar en el Consejo Político Nacional de CC que el alcalde de La Laguna y presidente de su partido en Tenerife, Fernando Clavijo, le supera en apoyos dentro de la organización.

Históricamente, CC no suele repetir candidatos. Paulino Rivero lo hizo en 2011 y consiguió un segundo mandato, que ha estado marcado desde su inicio por los duros efectos de la crisis económica y también por el enfrentamiento abierto con el Gobierno central a raíz de las prospecciones petrolíferas.

Rivero consiguió hace dos años que CC lo eligiera presidente del partido, un cargo que ya había despeñado diez años atrás, y ahora pretendía encabezar la candidatura nacionalista a la comunidad autónoma por tercera elección consecutiva.

La pugna abierta entre Rivero y Clavijo había dividido a CC casi en dos, como se ha evidenciado en la votación de esta tarde, en la que el alcalde de la segunda ciudad de Tenerife se impuso al presidente por cinco votos (45 a 40, con seis abstenciones).

Esa situación podría haber bloqueado la elección del candidato por falta de una mayoría cualificada, pero el paso atrás dado por Rivero ha despejado definitivamente el camino a Clavijo.

En el PSOE, serán unas elecciones primarias las que decidan quién encabezará la lista electoral. Por el momento, solo se ha postulado para tal responsabilidad el director general de Comercio y Consumo del Gobierno canario, Gustavo Matos.

Mientras tanto, en el PP todavía no se ha abierto ese debate y todo el mundo da por sentado que el ministro José Manuel Soria repetirá si él quiere presentarse de nuevo a las elecciones que ya ganó en 2011 (el PP fue el partido más votado, pero quedó relegado a la oposición por el pacto de Coalición Canaria y PSOE).

"Nosotros no tenemos ese problema", decían ayer varios dirigentes de PP canario cuando se conoció la renuncia del líder socialista, en un discurso del que pocas voces del partido se apartan.

Sin embargo, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad más poblada del archipiélago, Juan José Cardona, ha sorprendido hoy al afirmar que él le aconsejaría a su compañero Soria que no se volviera a presentar, porque entiende que puede seguir defendiendo los intereses de la comunidad autónoma desde el Gobierno de España.