El presidente de Murcia declara como investigado en el caso Auditorio

Niega corrupción y asegura que dimitirá cuando haya imputación formal

Sánchez dice que era impulsor político de la obra y no conocía al arquitecto

Asegura que se limitaba a aprobar los informes que le iban llegando de los técnicos municipales

Sostiene que se invirtió en el Auditorio de Puerto Lumbreras la totalidad de la subvención

nacional

| 06.03.2017 - 13:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha vuelto a situar hoy en la "imputación formal" el momento en el que dimitiría por su supuesta implicación en el caso Auditorio de presunta corrupción urbanística, y ha dicho que no interpretar así el pacto con Cs obedece a una "estrategia política".

En ocasiones anteriores, Sánchez se ha referido con la expresión "imputación formal" al encausamiento, que solo se produce una vez concluida la instrucción de la causa, según la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de finales de 2015.

En rueda de prensa en un hotel próximo al Tribunal Superior de Justicia de Murcia, donde ha comparecido como investigado por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad, el presidente ha subrayado a preguntas de los periodistas que él "cumple" su palabra y que, por tanto, abandonará el cargo si se produce la imputación "formal", que "es cuando es", ha dicho.

"Hoy tiene la última palabra la justicia, como debe ser", ha afirmado el presidente, que ha contestado durante cuatro horas a las preguntas de los dos fiscales y del magistrado, Julián Pérez-Templado, y no así a las de los letrados de las acusaciones particulares.

Sánchez ha avanzado que su abogado aportará más informes técnicos que "dejarán claro que el dinero de las subvenciones está en la obra", tras lo cual, ha agregado que "si se quedó corta fue porque llegó la crisis".

El presidente ha reconocido que puede haber algún error en el expediente administrativo de justificación de la subvención, y eso es lo que se está investigando, si hay un error o no, ha reiterado.

También ha reiterado que en la Asamblea Regional de Murcia existe una comisión de investigación sobre el auditorio, presidida por Podemos, en la que ha solicitado comparecer en dos ocasiones y no se le ha permitido, por lo que, en su opinión, la oposición no está interesada en "conocer la verdad".

Respecto al pacto con Ciudadanos (Cs), ha insistido en que el PP "va a seguir cumpliendo el acuerdo" porque todavía no se ha producido una "imputación formal". En ese sentido, ha reiterado su petición a Cs de que interprete el pacto de investidura en el mismo sentido que lo hace en otras regiones como Andalucía, donde el límite para dimitir está en la apertura de juicio oral.

Al ser preguntado sobre la posible irregularidad por no convocar un concurso de ideas antes de adjudicar la obra, ha vuelto a remitirse a una sentencia previa contencioso-administrativa que avala que "se hizo bien".

"La justicia tiene ahora que hablar; y nosotros, a trabajar", ha zanjado.

NIEGA LOS DELITOS

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha declarado en su interrogatorio como investigado en el caso Auditorio que él no conocía al arquitecto director del proyecto, Martín Lejárraga, y que no llevaba la parte técnica de la obra, sino que era el "impulsor político". Sánchez, investigado por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad, declara hoy ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia instructor de la causa, Julián Pérez Templado.

Según fuentes cercanas al caso, el presidente ha dicho a preguntas del Ministerio Público que no manejaba información técnica del proyecto y que se limitaba a aprobar los informes que le iban llegando de los técnicos municipales.

El presidente, que ha llegado al Palacio de Justicia junto a su abogado, Francisco Martínez-Escribano, se ha sometido a un prolijo interrogatorio del fiscal superior, José Luis Díaz Manzanera, y del fiscal anticorrupción, Juan Pablo Lozano. La toma de declaración, que tiene lugar en la sala del jurado del Palacio de Justicia, se inició con el interrogatorio del Ministerio Fiscal a cargo del recién nombrado fiscal superior y del fiscal especialista en delitos de corrupción.

Sánchez era alcalde del municipio de Puerto Lumbreras los años en que se proyectó y construyó el auditorio municipal, que fue recepcionado por el ayuntamiento sin que estuvieran terminadas las obras.

Según fuentes cercanas al caso, en el que se han personado como acusación particular los partidos Podemos y Psoe de Puerto Lumbreras, el presidente ha contestado que no conocía al arquitecto director de la obra y que él era el impulsor político del proyecto.

"Los técnicos avalaron las decisiones", ha subrayado el presidente.

Al parecer, Pedro Antonio Sánchez ha explicado que él no manejaba la información sobre el proyecto y que se limitaba a aprobar los informes que le iban pasando los técnicos municipales.

Además, ha reiterado que los seis millones de euros que aportó la Comunidad Autónoma en forma de subvención están invertidos en la obra.

Otras fuentes consultadas por EFE destacan que el presidente no ha eludido ninguna pregunta del ministerio público y que solo se ha remitido a los técnicos cuando le han requerido información "muy concreta" sobre el proyecto constructivo, como por ejemplo el tipo de cemento empleado en la obra.

EL PSOE DE MURCIA DA 15 DÍAS DE PLAZO PARA UNA MOCIÓN CENSURA

El secretario general del PSOE de Murcia, Rafael González Tovar, ha declarado que "hoy más que nunca está justificada" la moción de censura contra el presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, y ha estimado en 15 días el plazo "prudencial" para registrarla en el Parlamento autonómico.

En rueda de prensa, ha recordado que el próximo miércoles acudirá a la primera reunión con Ciudadanos (Cs) con un programa de gobierno basado en la "regeneración democrática" y en la "limpieza de 22 años ensuciados por los procesos judiciales que se le acumulan al PP".

Ha anunciado que mantendrán un segundo encuentro con Podemos el próximo jueves o viernes.

Para González Tovar, tras el interrogatorio, en el que Sánchez ha dicho que se limitó a aprobar informes técnicos, se "vuelve a consumar un engaño"."Es un presidente sin credibilidad que no ha aclarado nada", ha dicho el dirigente socialista, que ha considerado que "ya no hay más opciones" que una moción de censura.

No obstante, ha abogado por ser "respetuosos y cautelosos" para "gestionar" la moción con el objetivo de que salga adelante, porque se ha de presentar para "ganarla" y garantizar una gobernabilidad que permita acabar la legislatura tras la ruptura del pacto entre Cs y el PP tras la negativa de Sánchez a dimitir tras ser investigado por el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia.

Para González Tovar, su partido debe ser "parte de la solución" para acabar con el Gobierno de unos "irresponsables e inconscientes" que "están pisoteando" el nombre de la región.

ALBERT RIVERA: SI EL PP PROPONE OTRO CANDIDATO EL PACTO SIGUE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avisado al PP de que si propone "de aquí a un minuto" un candidato alternativo en Murcia para sustituir a Pedro Antonio Sánchez, que declara hoy como investigado por el caso Auditorio, el pacto de investidura sigue adelante. Rivera, en una entrevista con RNE, ha dicho que sería "fantástico" que Sánchez saliera hoy exculpado de su comparecencia ante el juez, pero ha recordado que además el presidente murciano tiene abierta otra causa por la trama Púnica, sugiriendo que si no deja su cargo sólo conseguiría que de Murcia solo se hable por asuntos de corrupción.

Albert Rivera ha dejado claro que como se sentiría "cómodo" es con un candidato del PP porque es el partido que ha ganado las elecciones en la Región de Murcia, pero si Sánchez sigue "erre que erre" y no se marcha, hay otras vías.

De momento, Cs se reunirá el miércoles con el PSOE murciano, que fue el segundo más votado en las elecciones, para analizar otras opciones, que pueden ser un gobierno alternativo, nuevas elecciones o que "el PP ponga otro candidato", ha explicado.

Con Podemos no tiene previsto sentarse a hablar, ha asegurado Rivera, que ha recalcado que la solución no es ni aplaudir ni continuar "a pies juntillas" con un candidato imputado porque la corrupción "no es una alternativa".

Ha subrayado que la ruptura del pacto el jueves, después de que el PP decidiera seguir manteniendo a Sánchez al frente del Ejecutivo murciano no afecta al pacto que tienen a nivel nacional, el cual -ha dicho- avanza "a velocidad muy razonable" en todos los temas que no tienen con las reformas pactadas sobre regeneración y corrupción.

Entonces, ahí "lo firmado no vale" para el PP, ha lamentado el líder de Cs, refiriéndose, por ejemplo, a las "pegas" que están poniendo a la supresión de los aforamientos o la limitación de los mandatos del presidente del Gobierno.

Rivera, que del acuerdo nacional hace un balance en general "positivo", ha recordado al PP que Cs no era necesario para la investidura de Mariano Rajoy ya que le era suficiente con la abstención del PSOE y, por tanto, firmó el pacto "porque quería".

Así ha contestado a las afirmaciones que hizo la semana pasada el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, quien señaló que, si el PP firmó aquellas seis exigencias preliminares del acuerdo de investidura, fue porque se trataba de "lentejas" y, de no haberlo hecho, era imposible garantizar la gobernabilidad.

MARTÍNEZ MAÍLLO: EL PP NO SE PLANTEA NINGUNA OPCIÓN ALTERNATIVA

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado hoy que su partido "no se plantea ninguna opción alternativa" a Pedro Antonio Sánchez para presidir el Gobierno murciano, y ha recalcado que el jefe del Ejecutivo regional "no está acusado de corrupción". En una entrevista en TVE, Maillo ha defendido así al presidente murciano, que hoy declara como investigado por el caso Auditorio, un caso que, según ha insistido el número tres del PP, "no es de corrupción". "Lo que se discute en el juzgado es si Pedro Antonio Sánchez metió la pata o no, no la mano", ha insistido Maillo, para quien tanto el presidente regional como los otros 21 investigados no se han llevado "ni un euro" por este asunto.

Por eso, ha señalado, este caso "no entra dentro" de los supuestos por los que un cargo público tiene que dimitir recogidos en el pacto entre PP y Ciudadanos, "por mucho" que Cs "se empeñe".

Pedro Antonio Sánchez, ha subrayado Maillo, se presentó a las elecciones en Murcia y su candidatura se quedó a un diputado de la mayoría absoluta, por eso el PP "no se plantea ninguna opción alternativa en este momento desde luego".

Además ha señalado que su declaración como investigado es una "garantía procesal" pero "no es una condena" y en cualquier caso, ha insistido, "no se le está acusando de corrupción". "Todo el mundo sabe que nuestro límite es la apertura del juicio oral", ha dicho Maillo, quien ha señalado que Ciudadanos ahora tiene que decidir si espera a ver qué sucede tras la declaración ante el juez o "se echa en manos de Podemos y del Partido Socialista en Murcia". "La pelota está en el tejado de Ciudadanos, no en el nuestro", ha apostillado.

Tras lamentar el "doble rasero" de Ciudadanos, que por los mismos delitos defendió al alcalde de Granada y dijo que en su caso sí era un error administrativo y no se trataba de corrupción, Maillo ha insistido en que no se puede "atacar" el principio fundamental de la presunción de inocencia, y se ha preguntado qué hará Cs si tras la declaración de Pedro Antonio Sánchez se archiva el caso.