El PP a Rubalcaba: "Basta de demonizar las clínicas privadas y acudir a ellas"

nacional

| 23.06.2013 - Actualizado: 16:26 h
REDACCIÓN

El secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha afirmado hoy que "ya está bien de demonizar las clínicas privadas por la mañana y luego acudir a ellas por la tarde" y ha mencionado expresamente al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Ruvbalcaba.

"Ya está bien de demonizar las clínicas privadas por la mañana y luego acudir a ellas por la tarde, ¿verdad señor Rubalcaba?", ha dicho Echániz en una comparecencia de prensa en la sede nacional del PP.

Por otra parte, Jose Ignacio Echániz, cree que los ciudadanos han hecho sus "deberes" en la crisis económica y ahora toca a los responsables políticos adoptar medidas para que las administraciones sean "más pequeñas, sencillas y más baratas".

Es lo que Echániz ha interpretado de las palabras de ayer de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, según ha dicho en una rueda de prensa en Génova, después de que ésta advirtiera de que había llegado la hora del "sacrificio" de los políticos tras presentar su plan de reforma de las administraciones a los dirigentes provinciales.

De acuerdo con el dirigente popular, el PP, en el marco de una situación "muy dura" y con una deuda pública "galopante" y "difícil de digerir" se ha visto obligado a llevar a cabo reformas que han exigido "sacrificios" a los ciudadanos para poder hacer "sostenibles" los servicios públicos.

Ahora, "entiendo", ha señalado, el Ejecutivo ha querido "dar un paso más" y pedirle a los responsables autonómicos que eliminen duplicidades e intenten "centralizar" organismos y prestaciones en estructuras "más sencillas y útiles".

Por ejemplo, ha citado los observatorios que hay en las comunidades autónomas o institutos meteorológicos, "duplicados hasta limites preocupantes".

Se trata de emprender ahora -ha añadido- una política de "racionalización y simplificación" de las administraciones, tal como contempla el plan de reforma de las administraciones que aprobó el Gobierno el viernes que prevé ahorrar 37.700 millones de euros hasta 2015.