El PP plantea un pacto de no nacionalistas contra quienes buscan aislar Cataluña

El PSOE avisa que no se sumará "a un pacto por el inmovilismo"

nacional

| 10.01.2017 - Actualizado: 20:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha ofrecido hoy un pacto a todos los partidos no nacionalistas, incluidos Ciutadans, el PSC y Unió Democrática para defender, frente a la "deriva" de CiU y ERC, que no se entiende "España sin Cataluña ni una Cataluña aislada o separada de España".

Cospedal ha planteado esta oferta de pacto en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Dirección del PP que hoy, entre otros asuntos ha abordado la situación política en Cataluña.

En la misma línea de lo planteado por la presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, la secretaria general de los populares ha propuesto un pacto entre todos los partidos no independentistas para lograr que no se puedan llevar a cabo iniciativas que supongan el aislamiento de Cataluña del resto de España y de la Unión Europea.

Cospedal afeó de nuevo a CiU y a ERC que se hayan embarcado en una "huida hacia adelante sin saber adónde se va", que sólo puede "dividir a los catalanes en dos" y separar a Cataluña "de España y de la Unión Europea".

En principio, la número dos del PP no prevé una reforma electoral para elevar el porcentaje de votos en todo el país necesario para acceder al Parlamento, lo que perjudicaría a los partidos nacionalistas, puesto que para ello haría falta un consenso con el PSOE y no cree que este partido "esté por reformar la ley electoral".

Finalmente, Cospedal se mostró convencida de que el Gobierno no va a perjudicar a otras comunidades autónomas en el sistema de financiación a cambio de lograr que el Gobierno catalán cumpla la ley y renuncie a sus aspiraciones soberanistas.

EL PSOE LO RECHAZA

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha afirmado este lunes que su partido no se va "a sumar a un pacto por el inmovilismo en Cataluña" y ha incidido en que PSOE y PSC han puesto sobre la mesa "no un pacto vacío sino un proyecto concreto".

Valenciano se ha expresado así en rueda de prensa en la sede del PSOE preguntada por la propuesta del líder de Ciutadans, Albert Rivera, que ha llamado a PSOE y PP a sumar fuerzas contra el separatismo.

La 'número dos' del PSOE ha respondido que aún no se conoce el contenido de ese pacto y, en todo caso, ha dudado de que "pueda tener éxito" en una situación en la que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, está "llevando a Cataluña por un camino que no sabemos adónde lleva" y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha decidido sentarse a esperar a ver si el tiempo resuelve la cuestión".

Frente a esas dos posiciones, ha recalcado que el PSOE propone "un nuevo acuerdo consensuado" con el mayor número posible de fuerzas parlamentarias "que permita que Cataluña encuentra un encaje más favorable para los catalanes en el conjunto de España". Valenciano ha recordado que esa propuesta está sobre la mesa hace meses y que el PSOE está esperando a ver si el Gobierno de Mariano Rajoy está dispuesto "a dar algún paso", por pequeño que sea, en esa dirección.

El PSC también ha rechazado la propuesta del PP, que el portavoz socialista en el Parlament, Maurici Lucena, ha tildado de "ejercicio de cinismo" al considerar que los populares tienen parte de la culpa del auge del independentismo.

Al conocer el anuncio, Unió ha rechazado igualmente de plano la propuesta de los populares y ha recordado que es una formación "nacionalista catalana", favorable a la consulta y que propugna un modelo confederal.

Precisamente hoy el líder de la formación, Josep Antoni Duran Lleida, ha publicado un artículo en La Vanguardia en el que defiende una "tercera vía" entre el independentista y el status quo actual, una reflexión que el PSC ha visto cercanas a sus posiciones.

Por parte de CiU, el presidente del grupo en el Parlament, Jordi Turull, ha señalado que el artículo de Duran no desentona con el programa electoral y del Govern, porque el democristiano fija en el texto como principal compromiso la consulta de autodeterminación.

En este contexto, los partidos políticos han empezado hoy a calentar motores ante el Debate de Política General, el primero de la legislatura, que arranca el miércoles con la intervención del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y que durará hasta el viernes.

Mas se dirigirá al hemiciclo en un momento clave del proceso soberanista en el que se debe concretar el diálogo con el Gobierno central y en el que su socio de legislatura, ERC, presiona para fijar la fecha y la pregunta del referendo cuanto antes mejor, alentado por la Vía Catalana hacia la Independencia del pasado 11 de septiembre.

En el transcurso del debate, se prevé que los partidos favorables a la consulta busquen fórmulas para llevar al pleno una resolución que refuerce la demanda del referendo, aunque hoy se han evidenciado algunas diferencias entre las formaciones políticas.

Ante las presiones de ERC para acelerar el proceso, CiU ha advertido de que sería "precipitado" concretar ya en el Debate de Política General la fecha y pregunta del referendo, sin descartar que pueda haber más de una pregunta, aunque se ha comprometido a que se fije antes de que finalice el año.

ICV-EUiA, en cambio, reclama que en el plazo de un mes se consensúe el mecanismo legal para poder convocar la consulta de autodeterminación, prevista para el 2014, antes de fijar la fecha y la pregunta.

Una de las vías que exploran algunas de las fuerzas parlamentarias favorables a la consulta -CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP- es llevar al pleno el manifiesto que el expresidente del Parlament Joan Rigol redactó para el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, la plataforma de partidos, instituciones y partidos favorables al referendo.

El manifiesto apela al diálogo con el Estado para que los catalanes pueda ejercer el derecho a decidir a través de una consulta.