El PP acusa a Rubalcaba de vulnerar el Estado de Derecho y le pide que dimita tras la publicación de las actas

"En cualquier otro país hubiera supuesto la dimision en bloque no del ministro, sino de todo el Gobierno", dice Aguirre

Rajoy afirma que las actas demuestran que el Gobierno "ha engañado" y le exige explicaciones

Alonso critica al PP por dar credibilidad a las actas de ETA

Rubalcaba: Estamos como estamos gracias a no fiarnos de ETA en la tregua

nacional

| 29.03.2011 - 12:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El PP va a pedir la comparecencia ante el pleno del Congreso del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que aclare qué pasó en el bar Faisán cuando se produjo el "chivatazo" a ETA y también para dar su versión sobre los contactos con la banda reflejados en las actas de los terroristas.

Así lo ha anunciado la portavoz del grupo popular, Soraya Sáenz de Santamaría, en una rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso, donde ha afirmado que en la investigación judicial del llamado "caso Faisán" a medida que "encajan las piezas del puzzle" va apareciendo la "cara" del ministro del Interior, al que el PP sitúa en una situación "muy delicada".

La dirigente del PP ha dicho que Rubalcaba "tendrá que dar explicaciones o dimitir", tal y como ha exigido el vicesecretario de Comunicación de su partido, Esteban González Pons, ante las revelaciones contenidas en las actas de ETA sobre las reuniones que mantuvo con el Gobierno entre los años 2005 y 2007.

Unas declaraciones que se suman a las de otros dirigentes del PP, como la del portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso Ignacio Cosidó, quien acusó a Rubalcaba, durante su comparencia en la misma, de "vulnerar el Estado de Derecho" y de "mentir en sede parlamentaria" en relación a la negociación con ETA y la investigación del caso 'chivatazo' por lo que le ha pedido que dimita "si aun tiene responsabilidad política".

"Lo único que no se le puede perdonar a un ministro del Interior es que vulnere el Estado de Derecho y que mienta en sede parlamentaria y como usted ha hecho las dos cosas creo que, si tiene algún sentido de la responsabilidad política, que ya lo dudo, lo más sensato es que usted se marchara", le ha dicho etras la publicación de las actas de la negociación entre el Gobierno y ETA.

El vicepresidente primero del Gobierno quien evitó en todo momento durante el día de hoy responder a las preguntas de los periodistas, se limitó a afirmar que la delicada situación actual de ETA ha sido posible porque las cosas se hicieron "bien" durante la última tregua, en la que el Gobierno "no se fio" de la banda terrorista para que no ocurriera como en la tregua de 1998.

"Porque hicimos bien las cosas durante la tregua, estamos como estamos. Porque no nos fiamos, estamos como estamos", ha afirmado Rubalcaba, quien aprovechó para recordar que durante la tregua de 1998, con el Gobierno del PP, la banda introdujo cinco nuevos comandos en España que más tarde cometieron más de 40 asesinatos.

RAJOY: LAS ACTAS DEMUESTRAN QUE EL GOBIERNO HA ENGAÑADO

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, se mostró igualmente duro con lo conocido hasta ahora por las actas de ETA y afirmó que éstas demuestran que éste último "ha engañado, no al Partido Popular, sino a todos los españoles", dejando claro que "con los terroristas no se negocia". Por ello, ha exigido explicaciones al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

A su juicio, "una mayoría de españoles piensa, y con razón, que este Gobierno ha actuado al margen de la ley y cuando un Gobierno actúa al margen de la ley, tiene la obligación de dar explicaciones en el Congreso de los Diputados". "Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta", ha declarado.

AGUIRRE DICE QUE "EN CUALQUIER OTRO PAÍS HABRÍA DIMITIDO EL GOBIERNO EN BLOQUE"

En la misma línea se mostró la presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien afirmó que "toda España está a la espera de las explicaciones del Gobierno sobre las cuestiones escandalosas relativas a las actas que revelan que se ha cambiado a un ministro y a un fiscal para que ETA estuviera mas cómoda".

"Esto es muy grave, y en cualquier otro país hubiera supuesto la dimision en bloque no del ministro afectado, sino de todo el Gobierno", afirmó Aguirre, que presidió en Leganés la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid.

Aseguró que no ha hablado todavía con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y reiteró que "en cualquier otro país tendría que dar explicaciones, y como probablemente no podría justificar estas ilegalidades e irregularidades escandalosas, tendría que dimitir el Gobierno en pleno".

"Es un escandalazo sin parangón", señaló Aguirre, quien manifestó que el PP nacional apoya la manifestación del 9 de abril "Por la derrota del terrorismo, ETA fuera de los ayuntamientos" y que el PP de Madrid también "secundará y apoyará con todos los medios que soliciten los convocntes".

ALONSO VE "INCREÍBLE" QUE EL PP DÉ CREDIBILIDAD A LAS ACTAS DE ETA

Mientras tanto, desde el PSOE se niega la mayor. El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, consideró "increíble" que el PP dé credibilidad a las afirmaciones de ETA en las actas en las que informa de sus contactos con el Gobierno.

"ETA es una organización terrorista compuesta por pistoleros y que se han dedicado y se dedican a hacer el mayor daño posible a la sociedad española" y, por tanto, "la fiabilidasd que me merece esas actas es exactaente cero", dijo Alonso.

A su juicio, es "increíble" que un partido como el PP "le esté dando fiabilidad a las actas de ETA y no a la palabra del ministro de Interior. Es increíble".

En cuanto a la petición de comparecencia de Rubalcaba formulada hoy por el Grupo Popular, Alonso dijo que se tratará "como todas las demás: la examinaremos, lo hablaremos con el ministro y si su opinión es favorable, pues adelante".

BLANCO ACUSA AL PP DE TRABAJAR PARA DEBILITAR A RUBALCABA

En la misma línea, se expresó el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quien acusó al Partido Popular "trabaja por debilitar" al vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Blanco está viendo estos días, según ha dicho, un debate "bien interesante" y es comprobar que al PP "le preocupa más la fortaleza de Rubalcaba que debilitar a la banda terrorista".

Ha reprochado al principal partido de la oposición que "dé más credibilidad a lo que dicen los terroristas" que a lo que sostienen las Fuerzas de Seguridad del Estado.

No quiere Blanco entrar en especulaciones de ningún tipo sobre ETA, porque, tal y como ha subrayado, "nunca" ha creído a la banda, "nunca" la va a creer y "nunca" van a marcar la actuación del PSOE.

"Los datos hablan por sí solos. ETA está más débil que nunca y esto es consecuencia de una determinación. Es lo que la sociedad española agradece y valora de Rubalcaba", ha concluido.

LLAMAZARES ACUSA AL PP DE GOLPISMO BLANDO

Por su parte, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha denunciado hoy el "golpismo blando" que está ejerciendo el PP al intentar convertir en un proceso "inquisitorio" al Gobierno la legitimidad que tiene y han tenido todos los Ejecutivos anteriores para abordar un proceso de paz con ETA.

Parece, ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces, que la "única legitimidad" para iniciar un proceso de paz con los terroristas la tiene sólo la derecha.

Y hablar de Gobierno "cómplice" con ETA, como le ha acusado el PP, según ha señalado Llamazares, es "romper" todos los acuerdos de negociación con la banda armada.

"Si un Gobierno es cómplice con ETA, no hay nada más que hablar", ha recalcado el diputado de IU, en respuesta a las acusaciones del PP contra el Ejecutivo después de que una información publicada ayer por El Mundo, éste explicara a la banda terrorista que "intentó parar" la operación policial contra su red de extorsión.