El PP mantiene una ventaja de 14,7 puntos sobre el PSOE tras el recorte y la subida del IRPF

El PP pierde dos puntos pero mantiene una amplia ventaja sobre el PSOE que tambien pierde 7 décimas

Rosa Díez, la líder más valorada con Rajoy en el segundo puesto

El 43,3 % de los ciudadanos cree que las cosas irán mejor con Rajoy

Tres de cada cuatro electores desconfían de Rubalcaba, que marca peor registro que Rajoy

Ruiz-Gallardón el ministro mejor valorado del Gobierno

nacional

| 06.02.2012 - 13:56 h
REDACCIÓN
Más sobre: CISSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El PP ha perdido casi dos puntos en respaldo electoral con respecto a los resultados del 20N, al adjudicarle el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) una estimación de voto del 42,7 por ciento, si bien esta cifra le permite mantener una fuerte ventaja de 14,7 puntos sobre el PSOE.

Según el barómetro de enero difundido hoy por el CIS, el primero desde las elecciones generales, el PSOE habría perdido también apoyo electoral, aunque menos, al obtener un 28 por ciento de los sufragios, siete décimas menos que en los comicios de noviembre.

Al mismo tiempo, Izquierda Unida sube un punto en estimación de voto respecto a los resultados electorales, hasta el 7,9 por ciento, al igual que UPyD, que eleva en otro punto su porcentaje, hasta llegar al 5,7 por ciento.

Por el contrario, los nacionalistas de CiU bajan siete décimas, ya que la encuesta les concede el 3,4 por ciento de voto estimado, frente al 4,1 de las elecciones generales.

ROSA DÍEZ LA MAS VALORADA

La líder de UPyD, Rosa Díez, es la dirigente política más valorada por los ciudadanos por delante del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque ninguno de los dos logra el aprobado, según el último barómetro del CIS.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy obtiene una nota de 4,55 puntos y está por encima del socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, al que se califica con 4,25 puntos. No obstante, la mejor valorada vuelve a ser Rosa Díez con 4,75.

Alberto Ruiz Gallardón es el ministro más valorado del nuevo Gobierno, que además consigue aprobar junto a otros miembros del Gabinete: la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Fomento, Ana Pastor.

El menos valorado del Ejecutivo es el ministro de Defensa Pedro Morenés.

En la lista de los líderes más valorados, tras Díez y Rajoy, van la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, y el nuevo secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, mientras que el diputado de Amaiur Iñaki Antigüedad se queda el último de la tabla.

EL 43,3% CREEN QUE LAS COSAS IRAN A MEJOR CON RAJOY

El 43,3% de los ciudadanos cree que las cosas van a ir mejor con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno en comparación con la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, frente a un 18,9% que augura que empeorarán, según el último barómetro del CIS.

En esta encuesta, el 32 por ciento opina que las cosas irán "algo mejor" y un 11,3 por ciento es aún más optimista y cree que será "mucho mejor", frente a un 12,9 por ciento que augura que será "algo peor" y un 6 por ciento muy pesimista que espera que todo vaya "mucho peor".

Y frente a estos porcentajes, un 28,1 por ciento de los ciudadanos considera que las cosas van a seguir igual.

Además, casi la mitad, el 48,9 por ciento, considera que la política económica cambiará mucho o bastante, frente a un 36,5 por ciento que considera que habrá pocos o ningún cambio al respecto.

El nuevo Gobierno le ha causado buena impresión al 40,1 por ciento de los encuestados, frente un 33,8 por ciento que la tiene mala. Es mayor el porcentaje que cree que el nuevo Ejecutivo tiene capacidad y competencia, un 44,4 por ciento, frente a quienes opinan que carece de estas cualidades (el 31,7 por ciento) y las opiniones están muy divididas entre los que piensan que tiene ideas y proyectos claros (41,5 por ciento) y los que consideran que no (39,6 por ciento).

En lo que sí obtiene buena nota el Ejecutivo del PP es en la iniciativa y decisión para afrontar los problemas del país: el 50,6 por ciento considera que las tiene frente a un 30,2 por ciento que cree que no.

También está muy repartida la opinión sobre la disposición al diálogo, aunque es algo mayor el porcentaje de ciudadanos que cree que los populares no tienen dicha disposición (el 40,2) frente a los que sí se la otorgan (el 39,7 por ciento). Y son más (el 41,6 por ciento) los que ven en el Ejecutivo pragmatismo y sentido común que los que creen que carece de ellos (el 35 por ciento).

En cuanto a la política social, el 48,2 por ciento augura muchos o bastantes cambios, frente a un 35,1 por ciento que cree que cambiará poco o nada, mientras que está muy a la par el resultado en el caso de las relaciones con la UE: para el 39,2 por ciento van a cambiar mucho o bastante y para el 39,6 por ciento poco o nada.

Entre quienes creen que los cambios se van a notar, el 65,3 por ciento considera que los económicos serán positivos, como positivos los augura el 75,1 por ciento en el caso de las relaciones con la UE.

Para la política social, la opinión está muy reñida: el 47,5 por ciento espera cambios positivos y el 46,7 por ciento los prevé negativos.

MÁS PREOCUPADOS POR EL PARO, LA ECONOMÍA Y LA CORRUPCIÓN

En el último mes ha aumentado la preocupación de los ciudadanos por el paro y los problemas económicos, y que la corrupción y el fraude, que hasta hora figuraban en porcentajes bajos, se han convertido en el cuarto problema detrás de la clase política y los partidos.

A finales del año pasado, el 82,1 por ciento de los encuestados por el CIS citaba el desempleo como el mayor problema ciudadano, un porcentaje que en enero ha subido más de una décima, hasta el 83,3 por ciento.

Y los problemas económicos, citados por el 50,4 por ciento en diciembre, suben ahora en la tabla de preocupaciones ciudadanas hasta el 53,7 por ciento, conservando el segundo puesto.

Se confirma en tercer lugar la inquietud por la clase política y los partidos, que si eran vistos como un problema por el 19,7 por ciento ahora lo perciben como tal el 17,8 por ciento.

La principal novedad en la estadística de enero es que la corrupción entra en cuarto puesto, mencionada por 12,3 por ciento, un porcentaje que dobla su cifra de diciembre, cuando el 6 por ciento de los ciudadanos se refería a la corrupción como una de las mayores preocupaciones.

En quinto lugar queda la sanidad (8,1 por ciento frente al 9,3 del anterior muestreo), seguida de la inmigración (7,5 por ciento frente a 7,6) y de la inseguridad ciudadana (5,7 por ciento), que ocupa el puesto que antes tenía la educación, cuyo porcentaje ha bajado de un 7,2 al 5,2 por ciento, empatando así con vivienda.

Cuando se pregunta a los ciudadanos cuál es el problema que más les afecta personalmente, casi la mitad cita el paro (45 por ciento) y un 43,3 por ciento alude a los problemas económicos.