El PP le dice a Rubalcaba que la división interna no es motivo para reforma la Constitución

Gonzalez Pons

nacional

| 26.10.2013 - 12:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicesecretario del PP, Esteban González Pons, afirmó este sábado que "hace falta una razón mayor" que la división interna del PSOE sobre la deriva secesionista de Cataluña para reformar la Constitución de 1978.

En la Junta Directiva del Partido Popular de Navarra, González Pons criticó la propuesta del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque "no es de un cambio en la Constitución, es un cambio de Constitución".

Si en la Carta Magna se cambia la soberanía nacional "estamos haciendo otra Constitución, que sería la del 2013 o 2014", pero no la de 1978, denunció el dirigente popular.

Según el vicesecretario del PP, la Constitución "nos ha dado muchos beneficios y prosperidad" y "hace falta una razón mayor que el PSOE sea incapaz de ponerse de acuerdo consigo mismo para cambiar" la misma.

En este sentido, González Pons hizo referencia a las voces que desde dentro del PSOE le piden a su secretario general que "defienda la unida y la solidaridad" de España.

Por ello, urgió a Rubalcaba a constituir el PSOE en Cataluña y romper con el PSC. "Sus bases entonces empezarían a sentirse cómodos con su secretario general", dijo el diputado del PP, quien agregó que socialistas de muchas regiones "no entienden que en Cataluña no haya PSOE".

"Ya le faltan los minutos para crear el PSOE catalán", dijo el alto cargo popular, que defendió que España es lo que es "porque todos nos sumamos".

"Hemos vivido y sufrido juntos históricamente como españoles", defendió González Pons, para añadir que ahora que se empieza a ver un "futuro mejor", si estas perspectivas positivas "las dividimos por dos, las multiplicamos por cero".

"No soy capaz de imaginar una Europa sin Cataluña ni una España sin Cataluña", subrayó el dirigente del PP.