El PP expulsará al presidente de la Diputación de León

Propone a Emilio Orejas para sustituir a Martínez en la Diputación de León

Los siete concejales del PP en Cuadros (León) dejan la formación en apoyo a Marcos Martínez

Cospedal descarta cambios en PP, que ha sido "contundente" con la corrupción

nacional

| 03.11.2014 - 14:39 h
REDACCIÓN

El Partido Popular ha propuesto al diputado Emilio Orejas como candidato a presidir la Diputación de León en sustitución de Marcos Martínez, al que primero se expulsará del partido para después presentar una moción de censura para apartarlo de la Presidencia.

Así lo ha anunciado el presidente en funciones del PP de León, Eduardo Fernández, quien, tras reunirse con los diputados provinciales, ha concretado que ya se han iniciado los trámites para la expulsión de Martínez del PP.

El primer paso que se va a realizar es la expulsión de Martínez como militante del Partido Popular porque "sin prejuzgar su culpabilidad, la imputación de Marcos Martínez resulta radicalmente incompatible con las exigencias de la militancia en el PP", ha manifestado Fernández.

Una vez fuera del partido, los diputados provinciales procederán "con la misma fecha" a expulsar a Martínez del Grupo Popular en la Diputación de León, por lo que éste pasará a ostentar la condición de diputado no adscrito. Por último, los 14 diputados provinciales populares presentarán una moción de censura, en la que se incluirá la propuesta del actual diputado de Deportes, Emilio Orejas, como presidente de la Institución provincial.

Fernández también ha destacado que los diputados provinciales ya han firmado esta misma mañana el "compromiso interno para realizar tales procesos" y "la documentación necesaria para solicitar estas medidas". Del mismo modo, ha insistido en que Orejas "ha sido la persona designada por el resto de los diputados".

Durante la reunión mantenida este lunes, el presidente del PP leonés también ha dado instrucciones a los diputados provinciales, en calidad de cargos orgánicos del PP, para "garantizar la gobernabilidad" de la Diputación "dentro de las anormales circunstancias" y durante "este periodo de interinidad".

Además, les ha instado a que se continúe recabando información sobre cualquier relación económica o contractual de la Institución con empresas o personas físicas que pudieran estar relacionadas con la Operación Púnica. En este sentido, el PP también ha dado instrucciones de "paralizar cualquier procedimiento" que pudiera resultar sospechoso y "poner toda la información en conocimiento de la Audiencia Nacional".

Eduardo Fernández ha vuelto a reiterar sus disculpas y ha recordado que el PP, además de pedir perdón, "tiene la obligación de reparar las conductas impropias" y que "expulsa de la política a quienes no se comportan con honradez, tal y como los ciudadanos demandan".

CONSERVARÍA LA ALCALDÍA DE CUADROS

El PP podrá apartar al presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez Barazón, de este cargo pero no así de la Alcaldía de Cuadros dado que los 6 concejales de este partido se niegan a cumplir las órdenes de la dirección y mantienen su apoyo al regidor, que podrá gobernar hasta ser inhabilitado.

El secretario autonómico del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha insistido hoy en que los seis concejales de Cuadros (León) que apoyan al alcalde y presidente de la Diputación leonesa, Marcos Martínez, serán "expulsados inmediatamente" del partido.

Según el auto de prisión, el presidente de la Diputación de León utilizó la trama de corrupción municipal y regional destapada en la Operación Púnica para perpetuarse en su cargo gracias a la red de influencias en el Partido Popular de Alejandro de Pedro, uno de los cabecillas del entramado.

El juez de la Audiencia nacional Eloy Velasco añade en el auto que Martínez "tendría participación en alguna de las empresas que resultarían adjudicatarias de los concursos, incurriendo presuntamente en los delitos de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude".

COSPEDAL DESCARTA CAMBIOS EN EL PP Y ASEGURA QUE ES "CONTUNDENTE" CON LA CORRUPCIÓN

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha descartado cambios en la estructura interna y ha subrayado que esta fuerza política ha actuado con "contundencia" ante las personas de su partido implicadas en casos de corrupción.

Cospedal ha señalado, en rueda de prensa tras el comité de dirección del partido, que la recuperación económica no se puede poner en riesgo por la corrupción política y ha advertido del peligro de que avancen los populismos ante este clima de indignación ciudadana que, según ha asegurado, el PP entiende y comparte.

"España no puede ser pasto del populismo", ha señalado la número dos del PP, que por otro lado ha restado importancia a las encuestas que vaticinan para Podemos buenos resultados electorales, por encima incluso de los dos grandes partidos, y ha señalado que los sondeos "reflejan una situación en un momento concreto".

Según ha subrayado Cospedal, "el PP ha hecho todo lo que podía hacer" ante los casos de corrupción que le han afectado, y "ha reaccionado como tenía que reaccionar". "Nosotros no podemos meter a un militante en la cárcel", ha señalado la secretaria general del PP, quien ha recordado que lo que sí ha hecho el partido en los últimos tiempos y ante los últimos casos que se han conocido ha sido dar de baja a los implicados.

Cospedal ha lamentado que haya voces "anónimas" en el PP que reclamen cambios internos y no lo hagan "a la cara". "Tiene mucho de cobardía" esta forma de actuar, ha dicho la secretaria general, para quien su partido es "abierto" y todo el mundo puede opinar sobre "lo que le parezca".

En cualquier caso, ha considerado que quienes piden cambios son personas con "poca representatividad" dentro del partido, y ha insistido en que no va a comentar las declaraciones que vayan haciendo unos u otros, "históricos o no históricos" dentro del PP.

Al ser preguntada por unas declaraciones del diputado autonómico y exdelegado del Gobierno en Madrid Pedro Núñez Morgades, en las que pide un congreso extraordinario del partido, ha insistido en que no piensa comentar las declaraciones que hagan unos u otros miembros del partido.

Por otra parte, Cospedal ha pedido distinguir entre unos casos y otros cuando ha señalado que no es lo mismo un ingreso en prisión que una imputación, al ser preguntada sobre por qué el partido no ha tomado las mismas medidas con la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo -imputada en dos casos de corrupción urbanística- que con los implicados en la Operación Púnica.

Eso sí, ha dejado claro que Castedo no repetirá al señalar que la intención del PP es que los imputados por determinados delitos graves relacionados con el cargo que desempeñan no puedan ser candidatos en la próxima legislatura.