El PP deja a Convergencia sin grupo parlamentario propio en el Senado

El presidente del Senado, Pío García-Escudero

nacional

| 01.08.2016 - 11:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Mesa del Senado ha decidido este lunes no permitir a Convergència contar con grupo parlamentario propio en la Cámara durante esta legislatura. La decisión ha sido adoptada con el voto en contra de los cuatro miembros del PP en la Mesa, la abstención de los dos del PSOE y el voto a favor del representante del PNV.

El vicepresidente del Senado, el 'popular' Pedro Sanz, ha recordado que el Reglamento fija un cupo de diez senadores para formar grupo parlamentario, aunque después pueden quedarse en seis durante el resto de la legislatura.

Esto ha hecho que tradicionalmente partidos que no llegaban a los diez senadores recurrieran al 'préstamo' de parlamentarios por parte de otras formaciones. Esta misma legislatura, el PP ha dejado al PNV cuatro de sus senadores para que pudiera constituirse como grupo parlamentario. Esos senadores vuelven después al Grupo Popular y los nacionalistas vascos siguen funcionando con sus seis representantes con normalidad.

El problema en el caso de CDC es que sólo cuenta con cuatro senadores propios y había recurrido a seis de otras formaciones (dos de ERC, dos de Coalición Canaria, uno de Bildu y un sexto de la Agrupación Socialista Gomera) para intentar formar grupo parlamentario. "Eso más bien parecía un grupo mixto", ha argumentado Sanz.

Sanz ha reconocido que existen dos precedentes en anteriores legislaturas en las que se permitió a partidos con cuatro senadores formar grupo. Fue el caso de Coalición Canaria en la VIII Legislatura y del PNV en la IX, pero ha reivindicado que esos precedentes "había que cambiarlos" porque vulneraban el Reglamento. "Me sentía utilizado, engañado o burlando. Estamos animando a que no haya grupo Mixto", ha denunciado.

Según ha apuntado, aceptar el grupo parlamentario de Convergència habría la puerta a hacer lo mismo a otras formaciones en situación similar. Por ejemplo, Ciudadanos cuenta con tres miembros en el Senado y podía también intentar recurrir a siete parlamentarios de otros partidos para salir del Mixto. "Había que poner coto a esta situación", ha insistido el vicepresidente de la Cámara.

Para la decisión, la Mesa del Senado ha contado con un informe de los servicios jurídicos que insistía en los precedentes de situaciones similares pero que reconocía que la decisión última estaba en manos del órgano de control de la Cámara, que debe guiarse por el Reglamento. "Era un fraude al Reglamento y la Mesa podía ser cómplice", ha insistido Sanz.

MOTIVOS POLITICOS

En este sentido, ha dejado claro que los argumentos jurídicos han sido los fundamentales para tomar esta decisión y ha garantizado que si Convergència hubiera contado con seis senadores, como el PNV, no hubiera habido ningún problema.

Sin embargo, el que fuera presidente de La Rioja ha reconocido que existen otros motivos políticos que "también están ahí", ya que no se trata del "mejor momento" para "saltarse las normas" en una Cámara territorial como es el Senado.